Wednesday, October 17, 2007

Need A Dollar?

La gente que pide dinero de manera profesional está en todas partes. De todos ellos me interesa destacar esos que son llamados mendigos o 'homeless' y las diferentes reacciones que los mismos me provocan. Hay algunos que tienen un territorio delimitado y siempre están en las mismas esquinas, las mismas salidas de las avenidas o los mismos cruces de calles. Independientemente de su aspecto, llama la atención los diferentes tipos de carteles con los que se venden o se anuncian: "I have aids", "I'm hungry, I'm homeless", "I use money wisely". Pero otros son un poco más cínicos como el tipo que siempre está en la salida sur del Deegan hacia el Yankee Stadium o en el puente Macombs que une al Bronx con el Alto Manhattan: "Why lie, I need a beer". Este último se hace acompañar de una sonrisa y yo he visto como mucha gente luego de leer el cartel le deja dinero sonriéndose aprobando en cierto modo su estrategia de Marketing.
Hasta ahora, yo me había negado a aportar, a colaborar con esta gente. Nunca he creído que se le resuelve el problema dándole un poco de dinero. He creído que de esa manera uno mitiga más sus complejos de culpa que los verdaderos problemas que ayudaría a resolver. Al dar la limosna uno amortiguaría el malestar que le provoca mirar estas personas. El gobierno es quien deberia ser el responsable de atender a estas personas. Otro elemento que ha pesado en mis consideraciones ha sido el hecho de que uno podría estar reforzando las conductas de estas personas. Uno podría estar incentivando este tipo de trabajos. Pues pensándolo bien esta actividad es tan dura como trabajar en un ambiente formal y la recompensa es menor, mucho menor.
Pues bien, luego de muchos años observando y observándome, todavía hoy siento el conflicto, pero he decidido tomar otra decisión. Es la de que no me importa si estoy ayudando a resolver el problema de estas personas o si estoy resolviendo mis propios problemas; en la medida que las circunstancias me lo permitan voy a sacar dinero de mi bolsillo o de mi cartera para dárselo a esta gente que ha estado ajena a todos estos conflictos existenciales míos.Cambiar el mundo es una tarea muy difícil. Cambiar mis actitudes hacia el mundo me parece algo en lo que puedo trabajar de manera más productiva. Y probablemente con menos parálisis. Con menos juicios.
No creo que voy a resolver los problemas del mundo, ni que me voy a sentir menos culpable, pero me voy a permitir trabajar mi sensibilidad hacia esas personas sin tener que evitar el contacto visual que los desanimaría a proseguir con sus esfuerzos de conseguir una pequeña recompensa...

4 comments:

Baakanit said...

Dostoyevsky tilda de corrupto a aquel que le da dinero a un vagabundo, ya que con ese acto incentiva a que el otro siga de corrupto pidiendo.

A mí personalmente no me gusta dar limosnas, en los trenes he descubierto a unos cuantos de estos vagabundos, que se la pasan cogiendo a muchos de pendejos, ciego que no son ciegos, padres que en realidad no han perdido a sus hijos, etc.

Esa es su profesión.
Además es peligroso estar sacando dinero delante de gente desconocida.

Yo prefiero ayudar a alguien que yo estoy completamente seguro que lo necesita, con un conocido me resulta más fácil.

Saludos

Fernando said...

Creo que Dostoyevsky ya se murio. Nada lo salvo. Ese es mi punto. El mundo no va ha ser ni mejor ni peor porque yo le de un dolar a alguien...lo que si me permite es mirar esta parte de la realidad que he estado tratando de ignorar.
Lo que ellos hagan con ese dolar, no me importa...no creo que se vayan a ser ricos y en todo caso
si ellos lo convierten en una profesion...bueno he ahi la propia maldicion...es un trabajo mucho mas duro que cualquier otro..

Baakanit said...

Borges, Dostoyevsky, Cortazar, siguen vivitos y coleando. Son inmortales.

"Lo que ellos hagan con ese dolar, no me importa...no creo que se vayan a ser ricos y en todo caso"

Yo veo tu punto, aunque algunos si se hacen rico con este tipo de profesión.

Para alguien impuesto a eso, alguien desvergonzado, ese trabajo te tomar de bobos a todos no le cuesta nada.

A ti a mi, nos daría verguenza pedir, no haríamos más de un dolar en un día, pero esta gente, apasionados del arte de darse lástima, cómodamente, en menos de una hora se pueden embolsillar fácilmente unos 20 o 30 dolares.

Te cuidas.

Fernando said...

Lo que los "inmortales" dicen muchas veces is overrated. En muchas cosas ellos saben igual o menos que nosotros los comunes mortales.
Sabias por ejemplo que Freud quien no solo es inmortal sino un "Dios" para muchos, en un tiempo fue un ardiente defensor del uso de la cocaina?
Admiro toda esa gente, y la leo pero siempre tengo a grain of salt, just in case...