Monday, January 14, 2008

In Defense of Food

Vale la pena citar unas cuantas frases de este libro que me acaba de llegar: In Defense of Food. An eater's manifesto de Michael Pollan y que fue reseñado el otro día en WNYC:
Los americanos han abrazado una "filosofía nutricional", cogiendo prestado el término de Jane Brody, que sin importar si esa filosofía hace algo por la salud, de seguro le quita mucho al placer que se debería experimentar al comer.
Y unos párrafos más adelante agrega: al igual que el sexo, la necesidad de comer se la asocia con los animales e históricamente una gran cantidad de la energía de los protestantes se ha dedicado a ayudarnos a mantener esos apetitos animales bajo un estricto control.
Y según Paul Rozin, un psicólogo de la universidad de Pennsylvania citado por el autor, la grasa (un nutriente esencial) parece haber asumido, aun a niveles bajos, el papel de una toxina en nuestra imaginación dietética. Preocuparse tanto por la comida no puede ser muy bueno para la salud. Ortorexia Nerviosa es un desorden que todavía no ha sido reconocido por el DSM-IV (Manual psiquiátrico para los trastrornos mentales), pero algunos psicólogos han sugerido recientemente de que es tiempo de que lo sea. Ellos están asistiendo a más y más pacientes que sufren de una obsesión enfermiza con el comer de manera saludable.
Como este librito tiene más de 200 páginas no se puede resumir así por así. No obstante, al inicio del libro, el autor nos da la clave para ahorrarse el tener que leerlas todas. El resto del libro está hecho para justificar esa frase al inicio de la introducción:
Eat food. Not too much. Mostly plants (Coma comida. No demasiada. En su mayoría plantas). Y aqui hay que aclarar que para el autor no todo lo que se come es comida.
And that's it for today...

4 comments:

Baakanit said...

Con todo y "filosofía nutricional" Este sigue siendo uno de los países con más obesos.

Creo que mientras uno se ejercite, y queme lo consumido puede abordar a los placeres de la comida libremente.

Yo ando controlandome la boca últimamente, y está dando resultado.

Saludos

Carolin said...

Estoy de acuerdo en que debemos de controlar aquellas comidas que por su alto nivel calórico podrían llevarnos inconscientemente a la obesidad. Sin embargo soy de las que piensan que para disfrutar de una comida no es justo tener que estar mirando cuantas calorías tiene o andar diciendo este plato en gorda o no? es una tremenda zozobra.

En lo particular, yo consumo todo tipo de comida, porque me encanta comer, pero lo hago en forma moderada, consciente que por cualquier paso en falso podría caer donde no quiero estar.
Es simple, moderación y conciencia.

Saludos Fer,

Jolie: Desde la Barandilla said...

todo es comestible hoy en dia, las neuvas tendencias y hasta el feng shui y los horroroscopoc te dicen que consumir; Sin embargo el comer es una necesidad y un placer, no creo que tenga que pasar uno suplicios. Existe una Pelicula mexicana de reciente creacdión que trata el problema "Malos Hábitos" creeme, refleja mucho de lo que desgraciaamente se vive no solo en Estados Unidos.

Por lo pronto me voy a desayunar.


besos canibales.

Fernando said...

Perdonenme, pero la nueva teoria economica que estoy creando me impide devolver estos comentarios como se debe.
Pero voy a hacer una excepcion con los besos canibales. Siento que me estan devorando y me lo merezco!