Thursday, January 17, 2008

Paréntesis

Voy a hacer un paréntesis en el desarrollo de la teoría que está consumiendo mis neuronas últimamente. Anoche no pude encontrar el descorchador para abrir una botella y tuve en cambio que conformarme con unas copitas de Captain Morgan, que al final surtieron el mismo efecto pero que distan mucho del sabor y el efecto du vin que te aduermen lentamente sin uno siquiera darse cuenta. Lástima que no pude en-Joy i-T como hubiera querido. Por suerte esta tarde no me olvidé de buscar uno y lo primero que he hecho al llegar a la casa ha sido descorchar esa jodida botella y al fin mi frustración de anoche se ha desplazado fuera del área de mi conciencia.
Pero no he podido olvidarme, sin embargo, de algunos acontecimientos del día y los pronósticos que los expertos de Wall Street están haciendo y la probabilidad de que the 'R' word (Recesión) se convierta en toda una realidad.
Esta mañana escuchaba en CNBC un comentarista que se refería a las grandes pérdidas that the subprime mess has brought to the whole economy and to the market in general and one of the people that was interviewed said something like: we are traders, we take the heat, we accept the risks, that's what all it's about.
Y no pude dejar de pensar que la vida no es diferente de eso. Todas las penas, el dolor, los temores y los miedos que padecemos a lo largo de nuestras vidas, that's what life is all about.
Pero afortunadamente, la vida al igual que una moneda tambien tiene otra cara. Y todas esas cosas malas por las que uno sin querer pasa, no significan otra cosa más que obstáculos necesarios que le permiten apreciar mucho mejor la otra cara que hemos ya conocido o que nos falta por descubrir.

6 comments:

Carolin said...

Así es, tus conclusiones explican el porque de tus frustraciones con la botella, de todo se aprende ¿no?

Saludos Fer,

Jolie: Desde la Barandilla said...

sin duda las malas o buenas experiencias te ayudan apreciar las cosas, lo bueno o lo malo se debe tomar siempre como un aprendizaje. Hay quienes agarran una botella para olvidarse de esas experiencias y nunca aprenden,jeje

que bueno que no sea el caso de muchos de aqui. yo amo el vino tinto nunca dejo que no haya en mi nevera, pero sin duda la mejor experiencia es un delicioso vino espumoso blanco... mmm!

yo pongo el vino y tu trae el descorchador vale?

Sonia T. said...

Yo sigo esperando.

chuchy said...

hay que aprender de las malas experiencias, al menos para tratar de que no nos pasen de nuevo. la vida es la mayor escuela que existe.

Fernando said...

Mis saludos para ti Carol, tambien para Jolie y chuchy.
En cuanto a ti Sonia, pues tratare de ponerme al dia...
Pues Jolie, yo acepto...Cuando digas y ahi lo llevo, estamos?

Umma1 said...

Momentos para crecer, Fernando.
Resistir una y otra dificultad, gozar de las pasiones, de los detalles, eso y no más es la vida.

Un abrazo