Thursday, January 10, 2008

Y el GPS?

¿Y qué decir de los GPS? Contrariamente a lo que una amiga pensaría, he sentido la tentación más de una vez por comprarme uno. He tenido la oportunidad de ver cómo trabajan y realmente son fabulosos, atractivos, fascinantes. En otras palabras, los aparatitos esos resuelven a quién no quiere perderse o a cualquiera que quiera llegar más rápido a cierto destino.
Y ahí reside precisamente mi problema.
Aunque generalmente sé hacia donde voy (from point A to point B), a mí no me desespera el perderme. Yo lo veo como una oportunidad (un tanto forzada, claro está) para conocer y explorar.
Pero tambien el GPS me da qué pensar: coño esta vaina es tan buena que a la larga me podría poner un poquito más bruto porque con esto no hay necesidad de usar el cerebro y al paso que vamos se podria hacer verdad el dicho aquél: if you don't use it, you lose it.
Por lo tanto y ya lo dije en un post anterior, como nunca ando demasiado apurado (uno hace lo que puede y nada más), y a pesar de que tengo esa amiga que parece exasperarse un poquito cuando se extravía, y a pesar tambien de Sonia que ve en perderse un rasgo exclusivamente masculino (y aparentemente no bueno), yo voy a decir que así como el cielo, el GPS puede esperar!....

6 comments:

Carolin said...

Debo confesar que no a toda la tecnología le hago fiesta. Hay cosas que tal como dices le quitan agilidad mental e incluso puede llegar a poner a uno "tonto" o mejor dicho dependiente, que si no es con eso no te sientes bien para hacer tal cosa. No digo que este aparato sea el caso... pero hay que tener mucho cuidado, ningún vicio es bueno, lo mejor es hacer uso de las cosas con moderación...

Saludos Fer,

Sonia T. said...

Hola Fernando, a mí tampoco me desespera perderme. Me encanta coger carretera -aunque claro con un plan, sin embargo, nunca está demás un desvío para ver lo que hay por ahí. Pero confieso que perderme no es precisamente mi forma ideal de explorar, imaginate que vas con prisa por llegar a algún lugar y te pierdes. Eso es como para sacarle canas verdes a uno.

Por razones ya expresada previamente, no creo que el te GPS ayude mucho, jajajaj. Estoy segura que igual te distraería. Así que ahórrate la plata, no hagas como el colibrí, pero si te pierdes pregunta -si hay a quien claro.

Un abrazo

chuchy said...

bueno, de que el aparato es bueno, es bueno, pero a mi no me importa perderme, ya no tenemos hijos que cuidar y no trabajamos. ahora, si tengo cita con un dr. buscamos la direccion en el internet y vamos unos dias antes de la cita a ver donde es. y asi paseamos.

Umma1 said...

Pero... qué va a ser cosa masculina el gusto por perderse?

A mí me encanta, Fernando.
Jamás voy en linea recta, ni por las avenidas. Si me llama la atención algo a la distancia, aunque esté en la dirección contraria, allá voy y sabe dios donde termino.

Es una actitud frente a la vida... Entender qaue no se trata de la meta, sino del recorrido.

Un abrazo

Fernando said...

wao! Hasta escalofrios me da! De una manera u otra todos (Carolin, Sonia, Chuchy, Umma1 y Yo) estamos mas o menos identificados con la misma idea...
Ya podemos buscar un candidato a presidente (no se para que, pero eso podemos decidirlo despues)!...Quien se lanza?

Saludos afectuosos a todas!

Baakanit said...

El cerebro se va desgastando con esos aparatos. He visto comerciales de un GPS, que te dice: "Ahora a la derecha, ahora a la izquierda, etc."

Uno a veces prefiere aprender a la antigua.

Saludos