Monday, February 18, 2008

Flirtear

El día dedicado oficialmente al amor ya pasó, pero las escaramuzas que en el nombre del amor ocurren a cada minuto, ésas duran todo el año. Y la ocasión ha sido propicia para revisar algo de la literatura que se ha escrito sobre el tema y casualmente me he encontrado algunas cosas muy interesantes en "The Situationist" (one of my new links), un blog asociado al "Proyecto sobre las ciencias de la ley y la mente" del departamento de leyes de la universidad de Harvard.
He traducido libremente algunos extractos sobre 'el flirteo' que me han llamado muchísimo la atención.
"El momento de la atracción, de hecho, reproduce una especie de daño cerebral....En la atracción, nosotros no paramos y pensamos, nosotros reaccionamos, operando en base a una sensación en el estómago, con mariposas, vértigo, palmas sudorosas y mejillas sonrosadas producidas por la reactividad del cerebro emocional. Suspendemos el intelecto por lo menos con la suficiente duración como para propulsarnos hacia el siguiente paso en el juego del apareamiento-flirteo".
"El flirteo ocurre aun entre aquellos que no están conscientemente o intencionalmente buscando un compañero".
"Y hay algunas escuelas de pensamiento que enseñan que no hay nada malo en ello. El flirteo es un juego que jugamos, una danza en la que cada cual se sabe los pasos. 'La gente puede flirtear de manera exagerada sin tratar de intentar nada' dice...Timothy Perper....'Flirtear captura el interés de la otra persona y quiere decir: Te gustaría jugar?'. Y una de las cosas más estimulantes del juego es que las reglas normales de las interacciones sociales están embotadas. La claridad no es el punto. 'Flirtear abre una ventana al potencial. No si, no no,' dice Perper. 'De esa manera nos involucramos nosotros mismos en ese juego del quizás' ".

"En resumen, nosotros flirteamos con la intención de evaluar potenciales compañero(a)s de por vida, flirteamos para tener sexo fácil, sin ataduras, y flirteamos cuando no andamos buscando ninguna de los anteriores. Flirteamos porque, puesto de la manera más simple, ello puede ser una forma de jugar liberadora, un juego con suspenso y ambigüedades que trae su propia forma de alegría...Como....Tim Perper dice: Algunos flirteadores parecen querer prolongar la interacción porque la misma es placentera y erótica en su propio derecho, independientemente de hacia dónde los vaya a llevar.

"Flirtear es tambien capital emocional que está ahí para ser gastado a cambio de algo más. No usualmente por dinero, sino por los intangibles: una mejor mesa, un corte de carne más jugoso, la habilidad de devolver una compra no deseada sin tener que responder demasiadas preguntas. Es un apropiado lubricante social, que reduce la fricción de las transacciones diarias y está más cerca a una propina estratégicamente dada en el momento preciso, que a una apertura romántica...

"Pero...flirtear de la manera equivocada con la persona equivocada y se corre el riesgo de cualquier cosa desde una bofetada hasta una demanda por acoso sexual. Y por supuesto, la virtud americana de hablar de manera clara no es una virtud en una actividad que esta diseñada para ser ambigua".

"Uno de las más fascinantes laboratorios para flirtear lo constituye el mundo digital. He aquí un punto de reunión que es todo palabras y nada de lenguaje corporal; ya sea de la manera online, o en mensajes de texto, los matices son casi imposibles. Y debido a que flirtear por e-mail o por mensaje de texto puede hacerse sin tener que mirar los ojos de la otra persona y puede hacerse rápidamente, es por consiguiente, más atrevido, arriesgado y desprovisto de momentos de reflexión en cuanto a si el mensaje puede tergiversarse o si sería sabio enviarlo de todas maneras: 'Flirtear a través de mensajes de texto, es un tópico que todo el mundo encuentra fascinante, aunque no mucha investigación se haya hecho hasta ahora', dice Abbey. Pero una cosa está clara: 'La gente está frecuentemente más dispuesta para revelar detalles íntimos a través del Internet, y por ese motivo el proceso puede avanzar de manera más rápida".

3 comments:

Jolie: Desde la Barandilla said...

el juego del flirteo siempre trae una sorpresa... pero casi siempre es buena si eso da como resultado previo que te da la intuicion...

si no, es un mal tiro.

Baakanit said...

A mí me encanta el Flirteo. Estoy muy de acuerdo con Tim, quien lo califica como lubricante social. Meterse de lleno al juego, sentirse deseado, hacer que la imaginación vuele, que se despierten deseos y más deseos, hace que uno se sienta de cierta forma vivo, aunque uno esté Amarrado.

"Y hay algunas escuelas de pensamiento que enseñan que no hay nada malo en ello." En mi escuelita del pensamiento pensamos lo mismo.

Saludos, muy buena adquisición.

Anonymous said...

yo el café con copita de anís del mono xD