Tuesday, December 16, 2008

Something to think about

Toda la experiencia de una vida se resume en Proust a la suma de sus decepciones. "Siempre decepcionado como yo lo he sido en presencia de los lugares y de los seres vivos, yo he percibido muy bien que la decepción del viaje, la decepción del amor no eran decepciones diferentes".

Lo anterior fue lo que encontré en una emisión de France Culture recomendada por Patricia de Souza sobre la publicación de un libro de Nicolas Grimaldi titulado "Proust, los horrores del amor".

¡Qué título ni más sugestivo!

Para poner las cosas un poco más dramáticas el presentador trae una cita del libro de Grimaldi que parece viene de Proust.
"Es necesario que lo real se vuelva tan real como si fuera imaginario para procurarnos la tensa sensación de la realidad a la que nosotros esperamos".

Y agrega: Parece tambien que el narrador (Proust) salvó su vida cuando la sentía (la vida), tan intensamente, en fin, como si una novela le hiciera imaginársela.

Esto da tanto en qué pensar que mejor me quedo aquí y me voy a dormir...

3 comments:

Umma1 said...

mmm...

Amarga lectura. Supongo que a grandes espectativas, desencantos postrantes.

Me voy a pensar ese juego ente la realidad, lo real y lo imaginario ;)

Un beso

Fernando said...

Gracias Umma1!

Estoy en lo mismo. Me tiene atrapado esa idea de que estoy limitado por la conciencia y que la realidad tal y como ocurre es aburrida y no posee las riquezas y los matices que solemos conferirle a recursos como la imaginacion, la novela, etc.

Umma1 said...

Es que satisfecho el deseo que nos motiva, cierta cuota de desencanto sobreviene.
Lo estimulante es el recorrido del camino. Porque la obtención de lo logrado, nunca se ajusta a los ilusiones depositadas.

La realidad es aburrida según como uno lleve su vida.

Pasé y paso por períodos aburridos, pero en general, apenas se abren los ojos, la mera observación del entorno es un carnaval.