Friday, February 29, 2008

Locura

Ya se sabía que la línea que separaba al genio de la locura era muy fina. Lo que no se sabía era que el mismo gen que hace a uno más inteligente es el que con mayor probabilidad vuelve a uno loco. Es la reseña que hace Jonah Lehrer (un bloguero favorito) de un estudio publicado por científicos del Instituto Nacional de la Salud (NIH) y del Instituto Nacional de la Salud Mental (NIMH).
Ahora entiendo el porqué gente que es muy inteligente, a veces me parece que está un poco loca, y gente que está totalmente loca por momentos a mi me parece muy cuerda. Por eso tambien a veces no entiendo si el inteligente soy yo y los demás están locos o yo soy el loco y por eso los demás no me entienden....¿Qué sé yo?
Pero la culpa no es mía ni de nadie. Como puede verse, la culpa es del jodido gene!

Wednesday, February 27, 2008

La Paradoja de la Poligamia

Supuestamente todos los hombres soñamos con tener muchas mujeres. Waooo! El sueño sería completo si pudiéramos tenerlas (más de una) bajo un mismo techo. Más uaooo! Pero al final de cuentas la poligamia, que es como se le llama a eso, no resulta práctica. Más bien sería contraproducente para la mayoría de los masculinos. Por el contrario, la monogamia es lo que nos conviene. Las mujeres, sin embargo se beneficiarían mas de la poligamia que los hombres y se perjudican con la monogamia.
Por lo menos es lo que explica este artículo de Psychology Today con el título de "La Paradoja de la Poligamia".
El análisis se basa en que "dada la proporción 50/50 de hombres y mujeres que existe, las sociedades monógamas virtualmente garantizan una esposa por cada hombre aun éste sea de tercera categoría. En las sociedades polígamas, algunos hombres de tercera podrían no encontrar una mujer en absoluto, o aún si tienen la suficiente suerte de encontrar una, su mujer no sería tan deseable como la que ellos podrían asegurarse en la monogamia, porque en la poligamia las mujeres más deseables se convertirían en la segunda, tercera o décima esposa de los hombres más atractivos".
"Cuando los hombres se imaginan lo que sería vivir en una sociedad polígama, ellos se imaginan a si mismos casados con varias esposas. Lo que ellos no se dan cuenta, sin embargo, es que, lo más probable es que pudieran ser dejados sin ninguna esposa en esa sociedad polígama. El matrimonio polígamo en una sociedad polígama está siempre limitado a una minoría de hombres. Si el 50% de los hombres tiene 2 esposas cada uno, entonces el otro 50% no puede tener ninguna esposa. Si el 25% de los hombres tiene 4 esposas cada uno, entonces el 75% no puede tener ninguna. Cuando las mujeres se imaginan lo que sería vivir en una sociedad polígama, ellas se imaginan teniendo que compartir el esposo actual, un mal perdedor, con otras mujeres. Lo que ellas no se dan cuenta es que ellas podrían estar compartiendo a Matt Damon o Bill Gates con otras mujeres".
Desde hoy soy un monogamo confeso! (hasta tanto y me parezco a Bill Gates)

Sunday, February 24, 2008

No Es Celosa

Ella ha dado un par de vueltas por ahí tratando de tomar mi orden y de hecho ha atendido otras personas mientras yo estoy hablando por teléfono. Hay otras personas en el restaurante pero se ha establecido que ella es la que yo prefiero porque parafraseando a Sonia, soy hombre de una sola mujer y en ese lugar no he tenido que hacer mucho esfuerzo para expresar que ella, si no es mucho inconveniente, es quién me gusta que me sirva.
Y es que he logrado entender lo que es la realeza. En ese sitio me siento como un miembro de ella. Me hacen sentir como tal.
Me da pena con la muchacha pues se me acerca otra vez y se me queda mirando y se ríe, entonces yo hago ademán de que voy a terminar la llamada y ella dice:

- A mí no me importa porque yo no soy celosa.
Le doy una mirada de incredulidad y sorpresa y ella agrega:
- Si no me dan motivos y yo no veo nada yo no jodo.

Interrumpí la llamada porque me dió la impresión de que ella se estaba marketeando y tambien porque no pude procesar bien eso que dijo.
Y es algo que he oído otras veces. Muchas mujeres tienen que ver para creer..., y aunque intento por todos los medios irme más allá del género para entender ciertas cosas, supongo que la testosterona (debe ser eso) está interfiriendo conmigo para la comprensión de algunos aspectos que como éste no logro del todo aprehender.
Desde mi punto de vista eso suena como "me puedes engañar siempre y cuando no me entere"; "mientras logres ocultar tus cosas, todo estará bien"; "la mejor manera de expresarle mi amor y protegerla es evitar a toda costa que ella sepa de mis otros amoríos".
No sé, pero me parece que mi amiga deja las puertas abiertas para muchas cosas.

Talvez ella quiso decir otra cosa. No sería nada raro que yo no entienda.....ni tampoco va a ser la última!

Saturday, February 23, 2008

La Frase del Día

Esta mañana en medio de la nieve que se derrite he escuchado una frase que para mí es la frase del día, aunque apenas este comienza.
Estamos en política y en los candidatos todo cuenta desde la apariencia, la forma de mirar, hasta el lenguaje no verbal, los tonos de voz, las inflexiones y las entonaciones.
Un invitado a uno de los programas de WNYC ha dicho más o menos esto: "Los ojos son las ventanas del alma; la voz, es la ventana del corazón".
Hay alguien que está llegando más a los corazones de los americanos por la manera de hablar. Guess Who?

Thursday, February 21, 2008

Adversidad

Dicen por ahí que la adversidad sirve para formar o construir el carácter. Otros dicen que por el contrario la adversidad lo que hace es revelarlo.
Sin entrar en contradicción con ninguna de estas dos afirmaciones yo agregaría que nada sirve más para formar, construir y revelar el carácter de una persona como el vender seguros o hacer marketing en las calles. En que otra profesión la proporción de éxito es menor de un 10 por ciento desde antes de comenzar el negocio. Ello parece sacado de la biblia. Sólo que en vez de decirle a uno que no tres veces, en los seguros te dan el No nueve veces antes que uno pueda ver un sí. En Marketing te rechazan todavía más y hay días que uno le habla a 200 personas y apenas 2 ó 3 te hacen un poquito de caso.
Y de la única manera que uno sobrevive es no tomando los rechazos de manera personal porque no hay tiempo que perder y hay que prepararse para lo que sigue. Pero aún así hasta los más fuertes un día se rompen y se caen como mi amiga A quién aún siendo la mejor vendedora de la compañía y alguien quien amaba lo que hacía, un día me llama pasada las 10 de la noche envuelta en llantos por los obstáculos encontrados durante ese día; o el caso de mi amigo, uno de los mejores, a quién un día cualquiera la gente no le hacía caso, no le prestaba atención y la imagen de la derrota se reflejaba en su cara, en toda su expresion, hasta llegar a afectar su forma de hablar (llorando?, no creo: los hombres no lloran) y tambien de caminar.
Es muy doloroso el ser partícipes de eso y ya sea que le toque a uno ir en auxilio del compañero con palabras de consuelo y aliento o cuando es uno mismo quien necesita de la medicina, no he encontrado mejor vacuna que acordarme que de la misma manera que nosotros rechazamos a los demás de esa misma manera los demás tienen todo el derecho a rechazarnos y es algo que no se lo podemos quitar, ni cuestionar sin de alguna manera quitarnos ese derecho a nosotros mismos.

Wednesday, February 20, 2008

Determinismos

Hay esos determinismos que nos marcan y por más que intentamos salir de ellos o de sus consecuencias no podemos. Y cuando podemos (o lo intentamos), nuestros interlocutores no pueden y el desbalance siempre se mantiene.
Recuerdo una revista de superhéroes en mi infancia en la que existía un lugar donde no existía el bien ni el mal. Y esa idea de alguna manera ha prevalecido en mí. En vez de ver al mundo como una dicotomía, trato de encontrar matices, verdades que van más allá de lo que a simple vista pudiera parecer una salida fácil.
Pienso en esas categorías que nos marcan y con las que se divide el mundo: blanco y negro; masculino y femenino; derecha e izquierda. Y no estoy conforme con ellas ni con sus subdivisiones pues a veces se constituyen en camisas de fuerza que nos impiden ver más allá de nuestras narices.
Tomemos como ejemplo esta dualidad: Masculino/femenino. Independientemente de lo cómodos o no que nos sentimos al pertenecer a uno de ellos, muchas veces no nos detenemos a pensar que nuestra pertenencia a un sexo u otro no ha sido nuestra escogencia y por lo tanto ni los otros son culpables por algunas cosas malas atribuíbles al otro género (según nuestro punto de vista) ni tienen mérito otras que encontramos en nosotros mismos y que nos hacen sentir a gusto.
El punto mío es: ¿Habría alguna manera diferente de ver las cosas más allá de lo masculino y lo femenino?
Las verdades no deberían ser parciales y tampoco deberían acomodarse a uno u otro campo sólo porque sí. Y si ello no fuera posible, ¿no existe la posibilidad, al menos, de atribuir las acciones nuestras y de los demás a determinismos que están fuera del alcance de nuestro control y de los que sólo parcialmente podemos controlar su expresión y que de hacerlo de manera total estaríamos atentando contra la naturaleza de las cosas? ¿Y no estaríamos ocasionando, quién sabe si mas problemas que los que estamos intentando resolver (y viceversa, al exigírselo a las partes "contrarias")?

Monday, February 18, 2008

Flirtear

El día dedicado oficialmente al amor ya pasó, pero las escaramuzas que en el nombre del amor ocurren a cada minuto, ésas duran todo el año. Y la ocasión ha sido propicia para revisar algo de la literatura que se ha escrito sobre el tema y casualmente me he encontrado algunas cosas muy interesantes en "The Situationist" (one of my new links), un blog asociado al "Proyecto sobre las ciencias de la ley y la mente" del departamento de leyes de la universidad de Harvard.
He traducido libremente algunos extractos sobre 'el flirteo' que me han llamado muchísimo la atención.
"El momento de la atracción, de hecho, reproduce una especie de daño cerebral....En la atracción, nosotros no paramos y pensamos, nosotros reaccionamos, operando en base a una sensación en el estómago, con mariposas, vértigo, palmas sudorosas y mejillas sonrosadas producidas por la reactividad del cerebro emocional. Suspendemos el intelecto por lo menos con la suficiente duración como para propulsarnos hacia el siguiente paso en el juego del apareamiento-flirteo".
"El flirteo ocurre aun entre aquellos que no están conscientemente o intencionalmente buscando un compañero".
"Y hay algunas escuelas de pensamiento que enseñan que no hay nada malo en ello. El flirteo es un juego que jugamos, una danza en la que cada cual se sabe los pasos. 'La gente puede flirtear de manera exagerada sin tratar de intentar nada' dice...Timothy Perper....'Flirtear captura el interés de la otra persona y quiere decir: Te gustaría jugar?'. Y una de las cosas más estimulantes del juego es que las reglas normales de las interacciones sociales están embotadas. La claridad no es el punto. 'Flirtear abre una ventana al potencial. No si, no no,' dice Perper. 'De esa manera nos involucramos nosotros mismos en ese juego del quizás' ".

"En resumen, nosotros flirteamos con la intención de evaluar potenciales compañero(a)s de por vida, flirteamos para tener sexo fácil, sin ataduras, y flirteamos cuando no andamos buscando ninguna de los anteriores. Flirteamos porque, puesto de la manera más simple, ello puede ser una forma de jugar liberadora, un juego con suspenso y ambigüedades que trae su propia forma de alegría...Como....Tim Perper dice: Algunos flirteadores parecen querer prolongar la interacción porque la misma es placentera y erótica en su propio derecho, independientemente de hacia dónde los vaya a llevar.

"Flirtear es tambien capital emocional que está ahí para ser gastado a cambio de algo más. No usualmente por dinero, sino por los intangibles: una mejor mesa, un corte de carne más jugoso, la habilidad de devolver una compra no deseada sin tener que responder demasiadas preguntas. Es un apropiado lubricante social, que reduce la fricción de las transacciones diarias y está más cerca a una propina estratégicamente dada en el momento preciso, que a una apertura romántica...

"Pero...flirtear de la manera equivocada con la persona equivocada y se corre el riesgo de cualquier cosa desde una bofetada hasta una demanda por acoso sexual. Y por supuesto, la virtud americana de hablar de manera clara no es una virtud en una actividad que esta diseñada para ser ambigua".

"Uno de las más fascinantes laboratorios para flirtear lo constituye el mundo digital. He aquí un punto de reunión que es todo palabras y nada de lenguaje corporal; ya sea de la manera online, o en mensajes de texto, los matices son casi imposibles. Y debido a que flirtear por e-mail o por mensaje de texto puede hacerse sin tener que mirar los ojos de la otra persona y puede hacerse rápidamente, es por consiguiente, más atrevido, arriesgado y desprovisto de momentos de reflexión en cuanto a si el mensaje puede tergiversarse o si sería sabio enviarlo de todas maneras: 'Flirtear a través de mensajes de texto, es un tópico que todo el mundo encuentra fascinante, aunque no mucha investigación se haya hecho hasta ahora', dice Abbey. Pero una cosa está clara: 'La gente está frecuentemente más dispuesta para revelar detalles íntimos a través del Internet, y por ese motivo el proceso puede avanzar de manera más rápida".

Sunday, February 17, 2008

Los Vellos son Bellos

Muchas mujeres piensan que todos los hombres son pederastas. O al menos que todos tienen obsesión con niñas a la hora de irse a la cama. Lo cual es falso. No todos.
Tambien es apropiado pensar que esa obsesión de eliminar todo vestigio del vello púbico es una manera de parecer más jóvenes o dicho de otro modo poder exhibir una menor edad de la que se tiene. No hay que olvidar que nadie es mas experto que una mujer en esas artes de aparentar...Claro! Todos los recursos son válidos.
Habría argumentos en pro y en contra, como ése de que una mujer luce más limpia e higiénica sin vellos que con éllos. Pero los extremos son siempre inaceptables.
La ausencia total de pelos es una imagen tambien de inmadurez e infantilismo.
A algunos hombres (como mi hermano Daniel y yo) un poco de pelos, bien cortaditos o una pequeña rayita es algo que encontramos sumamente erótico.
Creo que al igual que los hombres, algunas mujeres se beneficiarían un poco de ver los diferentes estilos de corte y afeitado de las sensuales modelos de Playboy.

Wednesday, February 13, 2008

Influencias

En el preludio a la celebración del día del amor y la amistad miro hacia atrás y veo historias y caminos que pude haber recorrido. Y de todos esos y a pesar del tiempo transcurrido, una historia sobresale entre todas las demás. La he contado por ahí y hasta yo mismo no he dejado de sorprenderme. ¿A quién se le ocurre rechazar la posibilidad de una relación en la que el único hecho que puede reportarse como desagradable sea el nombre de la otra persona? Ni más ni menos.
Y la explicación no deja de ser menos absurda.
Sólo yo me dejo influenciar por Gabriel García Márquez y sus supersticiones. No creo que exista mucha gente que se tome tan en serio la lectura de un libro hasta el punto de cerrarle las puertas a alguien sólo porque su nombre suene rudo y áspero. Tal vez me merezco más de un castigo!

Monday, February 11, 2008

Un Día Como Hoy

Un día como hoy, el 11 de febrero de 1999, vine por primera vez a la ciudad de New York. No hay nada como la primera impresión. Y ojalá todo se quedara ahí. La admiración, el atolondramiento y hasta la majestuosidad inicial que uno percibe y siente al llegar por primera vez se pierden con el tiempo. Pero tambien marcan a uno para no esperar menos en futuras aventuras. No hacía tanto frío como hoy, pero hacía muchísimo frío para mis estándares de entonces.
La nostalgia que Cecilia despierta en mí, a quién decidí conocer profundamente gracias a mi amiga Dora (gracias), puede mejor que nada expresar las emociones que siento al recordar esos días.

Sunday, February 10, 2008

Modestia y Aparte

En una de mis visitas a Santo Domingo y específicamente al Mercado Modelo (un mercado para turistas) trataba de escoger algunos regalos que traería de vuelta a NY cuando se me acercó un limpiabotas ofreciéndome sus servicios.
- Señor, ¿va a limpiar los zapatos?, me preguntó el jovencito.
- ¿Tu sabes limpiar zapatos? le pregunté yo a su vez de vuelta.
- Pregúntele al señor que está allá. Me respondió.
- Si tengo que ir a preguntarle a otra persona porque tu no sabes, entonces no vamos a hacer negocios.
Al final sí hicimos negocios porque lo mío era más ganas de joder que otra cosa y al mismo tiempo mi interlocutor al quedar expuesto a perder el negocio inmediatamente hizo los ajustes y dijo que claro que sí sabía muy bien limpiar zapatos.
Y esto es algo que denota un rasgo característico de la psicología dominicana y quizás se extienda un poco más lejos a toda latinoamérica, en contraste con la actitud práctica de los americanos.
En dominicana es un pecado hablar bien de uno mismo. Lo políticamente correcto es esperar que el reconocimiento venga siempre desde fuera y lo que ocurre entonces es que esa necesidad natural del ser humano de ser reconocido se cuela y se transforma en gritos de desesperación por llamar la atención a través de otros medios más indirectos y mejor aceptados. Y a veces con efectos secundarios bastante desastrosos.
Ese temor a parecer faltos de modestia trae como resultado nuestra despreocupación y miedo por conocer y exteriorizar las áreas en las que somos fuertes y que nos permitirían tambien trabajar y mejorar las áreas en las que somos débiles. El buscar el reconocimiento en los otros en vez de en nosotros mismos, nos impide desarrollar nuestra parte interior y nos hace presa fácil de las modas y las tendencias. El depender tanto de los otros para nuestro bienestar ejerce tremenda presión, pues no queremos perder ese sentimiento de pertenencia: todos queremos ser parte, encajar en la sociedad. Para no sentirnos excluídos tratamos de conformarnos y amoldarnos a un patrón que no siempre se ajusta a nuestras necesidades internas. Y se crea una ficción colectiva donde vivimos más para satisfacer de manera enfermiza lo que creemos son los deseos de los otros que a su vez nosotros alimentamos siendo los otros de los otros.
No por casualidad cuando he visitado el país los últimos años he notado que las mujeres (no he tenido tiempo de fijarme en los hombres) me parecen todas iguales: los mismos cortes, las mismas ropas, los mismos estilos....Tal vez estoy equivocado y necesite espejuelos. Mr Engels y Ms Sonia de seguro me pueden ayudar en esto con visiones más frescas.
La primera impresión que tuve de NY fue el despliegue de la diversidad, la celebración si se quiere de lo individual, de lo diferente y eso a mi me pareció y todavía me parece una cosa muy buena (no todo es bueno, que se sepa).
Estos recesos me vuelven muy teórico!

Thursday, February 7, 2008

Recess

Tanto vino no compartido ha despertado en mí uno de los pecados capitales: la envidia. (Dios mío perdóname because I'm a sinner!). Por suerte tengo esta botella que por el día de hoy servirá para calmar esas ansiedades despertadas desde el otro lado del río.

Tuesday, February 5, 2008

Regionalismos

La accidentada geografía de mi país de origen ha influído de manera decisiva en el carácter y la manera peculiar de hablar de sus habitantes. Para ser un país tan pequeño nosotros tenemos demasiadas diferencias en la manera de expresarnos oralmente. El aislamiento entre una región y la otra ha contribuído a formas de hablar únicas que en la medida en que se acentúan sirven como medidor (muchas veces falso) para identificar la educación y/o nivel cultural del hablante.
Como resultado de eso mucha gente perteneciente a algunas regiones ha tratado de ocultar y hasta suprimir la forma particular de hablar de su region que erróneamente puede ser identificada como un rasgo de poca educación y baja cultura.
Yo soy capitaleño por elección pero mi origen viene del norte: el cibao. Los cibaeños hablan con la i, lo cual significa sustituir la l y la r por una i (la palabra carta se pronunciaría en cibaeño como caita). Pero no es como mucha gente cree tratando de imitar la manera de hablar de los cibaeños. La i que sustituye la l y la r es un i muy suave, es una i como de diptongo o más suave, no una i fuerte. Con el tiempo y la acumulación de nueva información he descubierto que esa manera de hablar suena graciosa y tiene que ver con los habitantes de ciertas regiones de España (que tampoco pronuncian todas las eses) que pasaron a ocupar esta importante parte del país.
Mi cambio de actitud comenzó cuando en una de esas reuniones de Café, uno de mis compañeros relataba que un amigo de él tenía una novia que hablaba español antiguo. Todo el mundo, quiso saber con interés como hablaba esa señorita y el contestó diciendo que ella utilizaba las palabras agora (ahora), aguaita (mira, observa),etc., expresiones bastante comunes en el uso del campesino cibaeño y que están intactas, sin evolucionar desde que fueron introducidas por los españoles siglos atrás. Fue una risa colectiva.
De región a región uno encuentra frases y expresiones que dejan a uno boquiabierto. Como esta última que se la he oído ya a dos amigas. La primera vez a Josefina quien se quejaba de que su novio debia tener algo raro porque nunca le había propuesto nada y "ella que estaba faltosa"....y la volví a escuchar recientemente cuando otra amiga dijo en relación a una tercera que se estaba comportando de manera muy coqueta: ella parece que está faltosa.
No tengo la más p... idea de lo que ello significa!

Oh Emotions!

Y hablando de emociones, no es que ellas sean malas en si mismas. De hecho hay emociones muy buenas y hay sensaciones de bienestar que son incomparables. Pero hasta estar muy feliz a veces resulta sospechoso. Hay algo de tonto y de ingenuo en parecer demasiado feliz. Se necesita cierta mesura, cierto control en la expresión de las emociones. Y con razón. La localización física de las emociones corresponde a una de las partes mas primitivas del cerebro. Y sin un adecuado control a través de las partes superiores mejor conocidas con el nombre de 'la corteza', no nos diferenciaríamos mucho en nuestras respuestas a las de otros mamíferos, reptiles y animales inferiores. Ello no quiere decir que podemos suprimir las emociones y los sentimientos. Lo que sí quiere decir es que podemos educarlos de tal manera de que no nos controlen.
En mi infancia rodeada de bosques, grandes patios y colinas era la tarea de los más mayores asustarnos con historias de fantasmas, muertos y apariciones. Todas las noches desde que obscurecía hasta que llegaba la hora de acostarse todo se conjugaba para crear un ambiente de terror: escasa luz, ruídos tenebrosos, objetos que se movían, manchas blancas, de todo. Pero todo duró hasta un día en el que decidí confrontar mis miedos y mis temores. Y ese día y los que le sucedieron, en medio de las tinieblas y sintiendo las más horribles sensaciones decidí comprobar por mí mismo si todas y cada una de esas señales tenían una base real. Me decía, que aunque me muriera de la experiencia el sólo hecho de saber con certeza que había vida después de la muerte y que los muertos realmente existían y salían, valía la pena averiguarlo. El hecho de poder contarlo significa que aprendí a ver todo aquello como un producto de mi mente que distorsionaba la realidad y me enseñó tambien a pensar antes de actuar.
Un entrenamiento posterior me ha enseñado tambien a no descalificar las emociones y los sentimientos, ni a verlos como algo que no podemos sentir, mas, sin embargo a desconfiar en sus distintas manifestaciones, aun sean los más puros y nobles y a no actuar en base a ellos a primera impresión, a primera reacción pues mi parte primitiva del cerebro es engañosa y ciega y no siempre me aconseja en la mejor de las direcciones.

Saturday, February 2, 2008

Lo que me queda!

Pensé que la única compañía que era inmune a la desaceleración de la economía americana era Apple. Sin embargo me freí. Perdón, nos freímos. Su último reporte correspondiente al trimestre octubre-diciembre excedió los pronósticos que se habían hecho pero no superó las expectativas que los analistas habían proyectado para el actual. Y sólo ganaron aquéllos que apostaron a que sus acciones bajarían y yo no estaba precisamente en ese grupo. La única compensación que me ha quedado es escuchar esta hermosísima canción de Yael Naim (New Soul) con la que Apple introduce su nueva producción de computadoras: the Mac Air.

Prejuicios

Tener prejuicios siempre se ha visto como algo muy malo. Pero ¿quién no los tiene? Conscientes o no, ellos forman parte de las más importantes decisiones que tomamos día a día. Recuerdo que en el fondo ésa era la temática subyacente en uno de mis fallidos temas de tesis (demasiado complicado) en la universidad. Partiendo del hecho de que la psicología no era una ciencia uniforme (en realidad ninguna ciencia lo es) y que existían múltiples teorías para explicar los fenómenos psicológicos y ninguna interpretación era realmente concluyente, siempre vi con sospecha la elección que hacíamos de una teoría en detrimento de otras que tambien explicaban el mismo fenómeno.
En realidad todas las teorías psicológicas son deficientes desde un punto de vista formal y ninguna lo puede explicar todo y al final la decisión de identificarnos con una corriente es más una cuestión personal, emocional e irracional si se quiere en vez de cómo debería ser: estar basada en la razón y la lógica formal.
Jan Paul, un amigo de la universidad, influyó tambien en mi manera de ver los prejuicios desde otra perspectiva. En una discusión en la que estaba envuelta su novia y en la que él no estaba involucrado, cuando fue llamado a externar su opinión sobre el tema en cuestión él no quiso oír los argumentos e inmediatamente dijo que tomaba partido por su novia, pues independientemente de lo que se estaba diciendo él estaba prejuiciado e iba siempre a estar del lado de élla. Para él no era importante el debate sino la persona que estaba detrás de él. Mucho más importante era su relación que quién tenía la razón en una 'estúpida' discusión (en buenos términos).
No todo el mundo es tan cínico como J.P. La mayoría de nosotros ocultamos que tenemos estos prejuicios, pero hacemos creer que nuestras decisiones se basan en puros hechos.
Toda esta introducción la hago como respuesta a Sonia quien ha decidido a través de su planeta darle el apoyo a Barack Obama. En mi caso a mi me gustan los razonamientos de él y hasta puedo coincidir en algunos con McCain. Sin embargo todo mi apoyo va a favor de HILLARY CLINTON. Y es que no puedo evitarlo. Estoy prejuiciado con las mujeres. Y por lo tanto independientemente de si ella tiene la razón o no, si da o no da las mejores respuestas a los problemas, yo estoy prejuiciado con élla. Y por lo tanto desde ya la nombro mi candidata.

Friday, February 1, 2008

Los Regalos

Una prueba más de que la lluvia (como la que cae en estos momentos en la ciudad de NY), es estimulante, lo constituye la presentación de estas ideas que de repente puedo proyectarlas con cierta claridad en el papel. Tiene que ver con los regalos y cómo la actividad de regalar, que debería ser algo placentero desborda muchas veces sus límites y se convierte para muchas personas en una experiencia muy estresante.
Hacer regalos debería ser algo simple y básico, no una obligación. Por eso no debería asociarse con la temporada: que si estamos en navidad, en San Valentín, luna nueva, cuarto creciente.
El propósito debería ser pura y simplemente agradar a otra persona y ya. Pero no debería hacerse siempre y de manera rutinaria. ¿Dónde está el valor de la sorpresa y de lo inesperado?. Tampoco debería hacerse muy a menudo (no deberíamos hacer sentir a la persona que la estamos comprando (¿o si?), ni deberíamos esperar nada a cambio (sonaría como un intercambio). A lo sumo deberíamos adoptar la idea de Borges quién considera (Borges esta vivo en sus escritos), que todo regalo verdadero es recíproco (Baakanit: track it down!), en el sentido de que no se sabe quién es mas regalado si quién lo da que quién lo recibe. El regalar agrada no solo a la persona que es objeto del regalo, tambien es un regalo que uno se da a sí mismo, por la satisfacción que el hecho implica: el de dar.
De esa premisa yo saco la conclusión de que somos nosotros, entonces, quiénes deberíamos agradecer a las personas que nos permiten hacerles regalos a ellas. Tambien he pensado haciendo un análisis más profundo que al obtener una satisfacción indirecta y un beneficio del hecho de regalar, entran en juego otra vez las leyes de la reciprocidad y del intercambio. Todo se obscurece. No todo es tan inocente. Hay aquí una motivación egoísta disfrazada de un propósito altruísta.
Aunque no voy a entrar en desacuerdo con Borges (mi atrevimiento no llega a tanto), he llegado a la conclusión de que podríamos ir un poco más lejos. Para contrarestar esas propensiones humanas y esos motivos ocultos en estos actos que deberían ser de verdadero y puro desprendimiento, uno debe regalar cosas que uno quiere mucho, cosas que uno realmente le duele deshacerse de ellas y entonces sólo entonces estaremos regalando algo que vale la pena considerarse como tal.