Thursday, March 27, 2008

El Búfalo

En una ocasión unas amigas y yo nos estábamos tomando unas cervezas en la discoteca cuando se nos acercó "El Búfalo" a la mesa para invitar a bailar a una de ellas. Ciertamente, como su nombre lo indicaba, El Búfalo era intimidante. No es que fuera muy grande, pero sí era bastante feo, musculoso y sobretodo muy tosco. Hoy en día con todos esos músculos se diría que el estaba en algo raro. Mientras se acercaba se podía apreciar que tenía en su haber unas cuantas copas de más. O quién sabe si una mezcla de copas y otras cosas. Por ese entonces era parte del tigueraje andar experimentando con 'de todo'. En unos pocos segundos reflexioné y me vino a la mente que había llegado uno de esos momentos de definición: era un momento de la verdad y me imaginé varios escenarios especialmente los peores.
Y tomé una decisión. No me puse a pensar en las consecuencias de lo que ocurriría después, pero sentí que si venía a joder con las muchachas y nos importunaba yo iba agarrar una de las botellas de cerveza "Presidente" de las que había en la mesa y se la partiría en la cabeza. Todo eso tenía lugar en mi cabeza al mismo tiempo que podía apreciar los gestos de desagrado y uno que otro comentario que reflejaba el disgusto de las chicas por la presencia del tipo.
Sin embargo cuánta preparación para nada. Las mujeres son una caja de sorpresas. Mientras me estaba preparando para defenderlas de un borracho impertinente y ellas me daban indicaciones del malestar que ello les provocaba, cuándo El búfalo le hizo señas y le habló a la que estaba más buena de mis amigas esta se rió y sin titubear aceptó la invitación y se fue a bailar a la pista.
Ahhhhh! respiré profundamente. Que tremendo lío estuve a punto de crear por haber leído incorrectamente una situación. Desde ese día miré con un poco más de respeto al búfalo. Si a mi amiga que era a quién más debía importarle no le importaba irse a bailar con él porqué debía yo tomarme la demanda.
Esa fue una muy buena lección. Pero parece que no la he aprendido del todo y probablemente no esté muy interesado en hacer muchos cambios. Sin hacer mucho esfuerzo yo me veo metido hasta el cuello dando counseling gratis a mis compañeros y compañeras de trabajo, a mis amigos y amigas y en más de una ocasión mi tendencia a hacer consultas y análisis, a veces sin la otra persona pedirlo, me ha ganado más de un boche. El caso llega hasta el extremo de que algunas de mis amigas consultan sus casos reales conmigo y yo me convierto entonces en el metapsicólogo de pacientes que nunca he conocido.
Como dice Carolin, Sonia se salvó en el post anterior, pero esta vez no, porque este post es una respuesta para ella.
He tratado muchas veces de ser menos metiche, de involucrarme menos con los problemas de los otros pero me cuesta mucho ser indiferente y si no puedo ayudar a resolver algunos por lo menos trato de no perder el sentido del humor.

Y no puedo evitar dedicarle (para que la disfrute) esta vieja canción de Mireille Mathieu al "Gran Baakanit". Joven o vieja me gusta toda la música. El tiempo en que se hizo no constituye una base para yo discriminarla (risas).

Sunday, March 23, 2008

Rosas en el Mar

¿Será más fácil encontrar rosas en el mar? No lo sé. Pero eso es lo que dice este video de Massiel y está dedicado a Jolie y a Carolin que parece andan de capas caídas en estos días. La idea no es desanimarlas, sino más bien incentivarlas a que lo cojan 'easy'. De esa manera le respondo a Carolin para que vea que no es cierto que utilizo mi cerebro para hacer maldades. Si mi madre la escuchara diría que eso se llama levantar falsos testimonios. Tambien le respondo a Jolie pues creo que a través de una canción me malinterpreta menos. Ella todavía no entiende que vivo todo el tiempo jugando a molestarla pero sin ninguna malintención más bien porque en alguna ocasión ella se identificó como amante del humor negro y el extrañamiento al que hace referencia es mutuo y en ningún momento lo pongo en duda. En cuanto a Baakanit, debo decir que creo ha sido por un acto inteligente el que he ido dejando más espacio entre posts. De esa manera aprovecho al máximo el tiempo para leer y comentar lo que otros bloggers están haciendo y escribiendo. No hay que olvidar que si nos la pasamos todo el tiempo posteando le estamos restando tiempo a la actividad no menos importante de recibir lo que otros nos están entregando.

Saturday, March 22, 2008

Inteligencia

La poca o mucha inteligencia que nos ha tocado no es inamovible. Y el estado en que se encuentre en cualquier momento depende de lo que hayamos hecho o no para incrementarla o mantenerla. No basta con que hayamos ido a la universidad y nos hayamos graduado de una carrera, si no utilizamos nuestras destrezas y creamos otras nuevas corremos el riesgo de embrutecernos. La expresión esa "if you don't use it you lose it" (si no lo usas lo pierdes), es totalmente cierta. Originalmente utilizada por los ortopedas para referirse a lo que pasa si no utilizamos los músculos, la frase es aplicable tambien al cerebro como el órgano base de dónde todo acto inteligente proviene.
Ahora se sabe con certeza que el cerebro es plástico queriendo decir con eso de que es maleable, flexible y adaptable a cualquier circunstancia y situación. Pero esa flexibilidad trabaja en más de una dirección. De la misma manera que nos permite adaptarnos y acomodarnos para aprender habilidades buenas y útiles, tambien sirve (muchas veces sin darnos cuenta) para la adquisición de otras habilidades no tan buenas y que interfieren con nuestro funcionamiento normal en la sociedad.
Y la plasticidad es sólo buena en la medida en la que uno trata nuevas cosas, en la medida en la que uno aprende nuevas técnicas y nuevas estrategias. Si ello no ocurre entonces la plasticidad se pierde y somos víctimas de la rigidez, el cerebro se pone en automático y la inteligencia sufre, se deteriora. Esto es más fácil de comprender si nos imaginamos el cerebro como una montaña de nieve sobre la cual nos deslizamos y donde todas las opciones son posibles y atractivas. Mas, cuando escogemos una y sólo una el deslizamiento contínuo va a provocar profundos surcos que a la larga determinan la dirección (rigidez) hacia donde el camino nos lleva en vez de ser uno quien dirija hacia donde quiere ir. Asímismo las razones por las que utilizamos ese camino en un primer momento pudieran haber desaparecido ya y sin embargo continuamos recorriéndolo de manera infinita perdiendo la oportunidad de conocer otras veredas.
Obviamente cuando aplicamos estos razonamientos a la sociedad, a la realidad, estas ideas no parecen encajar dentro del marco de lo que parece prudente y aconsejable.
Lo ideal basado en esto sería como en la universidad: 5 y 6 materias nuevas cada semestre. En la vida real para mantener todas nuestras aptitudes y facultades funcionando al nivel más óptimo posible deberíamos cambiar de trabajo cada dos o tres años. Sin embargo el sistema laboral está diseñado para premiar la longevidad y perderíamos muchos de los beneficios considerados en base al tiempo que permanecemos en un mismo trabajo.
Por suerte tambien hay otras alternativas y yo las estoy encontrando todas en el blogroll de Michael Merzenich y a su vez en los blogrolls de sus blogrolls....en una espiral que parece no tener fin.
Algunos de ellos me están quitando hasta la respiración!

Monday, March 17, 2008

Me Llamaron Puto

El tener una cara de fresco no ayuda algunas veces. El otro día en medio de unas cervezas sazonadas con Tabasco mi amiga me dijo que yo si estaba 'puto'. No tuve más remedio que preguntarle si eso era una buena o mala cosa. Me respondió que eso era bueno.
Bueno, parece que no tanto. Porque por estar de 'puto' como diría mi amiga he tenido que dejar de visitar el sitio aquél. Una de las jefas del lugar, una señora que debería tener biznietos, me tiene atemorizado. Cada vez que me aparezco por ahí se me sienta al lado, me restrega todos sus atributos personales (que por cierto son muy grandes) y se pone a tomar conmigo como una desgraciada. Me cuenta historias, me hace insinuaciones y he tenido que decirle a mi amiga que temo quedarme solo con ella pues me siento incómodo y no quiero hacerla sentir mal ni tampoco quiero parecer descortés...
Y la culpa de todo esto la tiene mi padre. De él heredamos esa tendencia a ser más sabrosos de la cuenta. Y quizás sea una buena cosa que a veces nos mete en problemas y como todo, tambien nos saca de líos en los momentos que uno menos lo espera.
Mientras tanto debo ensayar otra manera de ver a mi amiga sin estas indeseables interrupciones....

Tuesday, March 11, 2008

Escupir para Arriba

Desde hoy me declaro un seguidor de Nancy Pelosi. En este caso mi decisión no está de ningún modo basada en un prejuicio. La campaña que llevan a cabo Mr Obama y Ms Clinton en realidad a quien beneficia es a John McCain.
Y si uno escupe para arriba la saliva le puede caer en la cara. Exactamente eso fue lo que le pasó al gobernador del estado de New York Mr Eliot Spitzer. El ha sido alguien que ha perseguido como nadie lo que él consideraba como impropio e irregular. En el proceso destruyó reputaciones y se creó innumerables enemigos. Uno de ellos (K. Langone) le deseó que su infierno le sea un poco más duro que al resto de los demás.
Hace mucho que no ponemos música y se me ha ocurrido que no habría nada mejor que escuchar a Janis Joplin con este tema que más que una canción, es un ruego, una oración a las alturas por un Mercedes Benz. Hasta yo voy a rezar un poco, pues creo que necesito uno de ésos.

Tuesday, March 4, 2008

Retórica

Se puede hacer que las palabras digan cualquier cosa y se puede interpretar lo que se quiera sin tener en consideración la intención del hablante y es perfectamente válido. He leído a más de un escritor admitir que a través de sus palabras pudieran extraerse otros significados diferentes y alternos a aquéllos inicialmente esperados. Pero el valor más importante que se le da a las mismas, es el de la persuasión. En Gorgias, de Platón, que es un libro dedicado a la alabanza de la retórica, uno de los personajes (Gorgias) dice que "el orador está capacitado para hablar contra todos y acerca de todo, de tal modo que, en definitiva, es más apto que cualquiera para persuadir a las multitudes de lo que le venga en gana..." Y sólo hay que pensar en los abogados que independiente de si un cliente es culpable o no ellos podrían encontrar formas de absolverlo dependiendo de su habilidad en la oratoria y/o la inhabilidad del contrario. Y presidencias se han perdido y se han ganado a consecuencia de dominar el arte de la palabra.
Sin embargo ellas son engañosas y si se las cree at face value se corre el riesgo de sufrir decepciones porque no todo lo que una persona dice está en la intención de cumplirlo y hacerlo. Y ciertamente es más fácil el decir que el hacer, como en aquella ocasión final del semestre y a sabiendas de que todo el mundo se dispersaría, acordamos reunirnos en vacaciones en una fecha que nadie hubiera podido olvidar y donde supuestamente no había necesidad de confirmar y al final el único que se apareció fui yo.
De la misma manera me llama el otro día uno de mis tres amigos de despues de la secundaria y con los que aprendí a beber y andar detrás de mujeres y me dice: "Mayimbe (así me llama ese grupito por lo de Fernandito Villalona), usted va a decir que yo soy un sinvergüenza, pero estoy por llamarlo desde Diciembre y ahora es que vengo a hacerlo". Queriendo decir con ello que casi siempre era yo quién lo llamaba y sin embargo el no lo hacía en la misma proporción y sin embargo el disfrutaba tanto como yo que se le visitara o se le llamara.
Le respondí que él no tenía nada de qué preocuparse porque yo me había acostumbrado a no esperar que eso ocurriera y que si de hecho ocurría como en esa ocasión, yo lo consideraba como un bono, una agradable sorpresa que yo apreciaba enormemente (risas de ambas partes: el entendía la ironía).
Por eso me gusta llegar al fondo de las cosas con cierta rapidez. En los negocios hay mucha gente como dice Baakanit que habla muy bonito (sweet talkers) pero que al final sólo son eso. Nada de sustancia. Y uno tiene que tener frases a mano para escabullirse de las telarañas en que meten a uno, como esta: Para que tu no me hagas perder el tiempo ni yo hacértelo perder a ti...
Y de ahí la importancia de las apuestas. Si uno no tiene nada que perder es fácil hablar y decir cosas. No es lo mismo cuando hay que hacer algo como consecuencia para apoyar lo que se dice.
Hablar, decir, prometer es fácil. Corresponder con hechos o estar a la altura de esas cosas que se dicen, no tanto.