Tuesday, April 29, 2008

Overwhelming Politeness

Iba en dirección a Valverde Mao, cuando de repente me entró la sensación de estar un poco extraviado. Había dejado la carretera principal y no sabía si iba en la dirección correcta. Me detuve y le pregunté a la primera alma que se me cruzó hacia dónde quedaba la ciudad de Mao. Esta alma resultó ser la de un haitiano, el cual parece que sí me entendió pero yo no le entendí ni un carajo en su mezcla de patois y español. Comprendí, eso sí, el gesto que hizo con el dedo señalándome que la ciudad que buscaba estaba en dirección contraria hacia dónde me dirigía. Un poco más adelante, un señor se asomó al frente de su casa y con él no tuve inconvenientes en entenderlo y hacerme entender. Me dijo, dobla aquí y cuando llegues allá dobla otra vez y estarás en la carretera para llegar a Mao.
Qué suerte tengo!, pensé para mis adentros. Si hubiera caminado un poco más me habría alejado mucho de esa encrucijada. Avisté una estación de gasolina y para estar más seguro decidí entrar y preguntar de nuevo. Tambien decidí echar un poco de gasolina pues aunque tenía suficiente no hay nada más tranquilizador en la vida como tener un tanque lleno de combustible. Antes de llegar a la bomba ya un señor me había pechao y al acercárseme y hacerle las preguntas de rigor, él con una amabilidad y cortesía extraordinarias me dijo con lujo de detalles hasta los minutos (8) que me faltaban para llegar a mi destino. Me echó la gasolina, le extendí cash y me dijo que si quería podía pagar con tarjeta de crédito, que si se me ofrecía otra cosa, etc..etc...,todo ello con una espontaneidad y naturalidad inigualables que no me hicieron dudar ni por un instante que esas cualidades fueran auténticas.
Salí de ahí un poco aturdido y desarmado. No me acordaba de haber visto tal despliegue de entusiasmo por ayudar y servir a otra persona con total desprendimiento, sin esperar nada a cambio.
El camino restante fue una reflexión intensa sobre esos atributos personales y el efecto devastador que causan en nosotros. La cortesía, la gentileza, la atención y la amabilidad son cualidades de las cuales dudo mucho que uno pueda cansarse o hacerse inmune pues su suministro anda escaso en estos tiempos y le confieren un verdadero poder a quiénes se hacen poseedores de ellas.

El Amor no lo es Todo

No sé a quien creerle.
El pasado día de la amistad una amiga quería que le regalaran flores o rosas, porque para ella no todo era material.
Una india mulata que me encontré en Puerto Plata sirviendo presidentes, brahmas y benedictas (estas últimas son malísimas: demasiado dulces para mi gusto) me dijo por el contrario que el amor no lo es todo. Ella con 32 años y a pesar de tener un hijo de 17 y otro de 7, tenía un cuerpo de la cintura para abajo que sería la envidia de cualquier modelo. Sin rubor me mostraba su vientre totalmente liso y unas nalgas perfectas complementaban su esbelta presencia. La ausencia de pechos y los estragos que las caries hacían en su dentadura deterioraban un poco el valor de sus atributos físicos.
Su argumento era simple: Debería hacerle caso a uno de estos muchachos que andaban por ahí sin nada que ofrecerle a ella o por el contrario debería prestarle atención a alguien que le permitiera mejorar su condición de vida. De todas maneras como resultado de la última relación que ella tuvo por dos años con un gringo 'maduro' ella le había puesto Zinc a la casa, comprado muebles y había sacado una lavadora.

Monday, April 28, 2008

Un Baño de Pueblo

Me dí un baño de pueblo como diría una amiga muy querida. Hice un recargo de baterías o un acercamiento con los orígenes como diría un irlandés que escuché recientemente en un programa de radio al referirse a los judíos dispersos por el mundo que visitan regularmente la tierra de sus antepasados y que exitosamente les sirve para mantener la unidad de su cultura no importa dónde se encuentren.
Yo lo veo tambien como una manera de "rewire the brain" y establecer o restablecer nuevas sinapsis y nuevas conexiones cerebrales.
Esas recargas son necesarias para unir lazos dispersos, para encontrarnos una vez más con nosotros mismos, nuestras costumbres y nuestras idiosincracias: para que no nos cuenten y para observar los cambios que se van operando en el medio.
Al regresar un poquito más quemados, sonnolientos y cansados relajarse ayuda bastante, sobretodo si se cuenta con la compañía apropiada.









Fotos: Matthew y Alicia se alternan para tirar las fotos. El baby (Diego) aunque quisiera no puede...

Saturday, April 19, 2008

Pequeños Placeres

Una buena conversación por teléfono desde la cama con una persona que en un tiempo fue muy apreciada (todavía lo es) y sin cepillarse uno los dientes es uno de esos placeres que no tienen precio. Al cabo de 2 horas y luego de cepillarme descubro que debo darme prisa y hacerme un café pues mi cuerpo además de gustarle el sabor tambien lo necesita y me castiga con un dolorcito de cabeza de ésos si no lo complazco a tiempo. Hago los preparativos pero me acuerdo que mi hermana abrió una latita de Starbucks y sólo la probó porque no le gustó y me la ofreció y está ahí esperando en la nevera. Es un doble expresso con crema. Oh my God!, esto está delicioso. ¿Cómo alguien puede rechazar algo así? De todas maneras tengo que hacer mi café. Un verdadero café. Negro y así sin más. Tengo un queso por ahí. Unos pequeños cortes acompañados con el café.
Qué combinación! Esto es excelente. No sé porqué no se me había ocurrido antes.
Los pequeños placeres de la vida!

Tuesday, April 15, 2008

Non Zero Sum Game

Hay un dicho en Wall Street que dice "one man's garbage is another man's treasure" que traducido diría algo así como "la basura de un hombre es el tesoro de otro". Y parece que así es la realidad, pues lo que no le sirve a una persona con frecuencia es lo que otra realmente necesita. En este caso ambas partes salen ganando. Pero hay otros tipos de transacciones en las cuales la ganancia de uno es la pérdida del otro. Los deportes y la política son un buen ejemplo de ello pues para alguien poder ganar tiene otro necesariamente que perder. Es lo que los expertos llaman una suma cero dentro de la teoría de los juegos (Game Theory). Mucho más interesantes que las sumas ceros son las sumas que no dan cero como el primer ejemplo de este post y que ilustra el resultado de las relaciones cooperativas entre personas. En otras interacciones, sin embargo, no todas las personas envueltas salen ganando. Es más, en algunas clases todo el mundo sale perdiendo. Algunos matrimonios o noviazgos que he observado caen dentro de esta categoría. Ambos participantes salen perdiendo de la relación. Los números salen rojos o negativos por todos los lados.
A veces no prestamos mucha atención a lo que nos pasa cuando estamos en compañía de algunas personas. La atracción que podemos sentir hacia ellas podría impedirnos hacer un fiel reconocimiento de todos los malestares que ellas nos provocan. ¿Será esto un ejemplo de una suma cero, donde lo malo cancela lo bueno que tiene el otro? En otras ocasiones no existe tal atracción y el comportamiento de esas personas de alguna manera no se complementa con el nuestro y los sentimientos negativos que experimentamos son más evidentes y fáciles de identificar. Este podría ser un ejemplo de una suma que no da ceros y que es negativa. Pero existen tambien esas personas con las cuales todos los números salen positivos, las sensaciones de bienestar se multiplican y se crea un ambiente de exuberancia en ambas direcciones, de cosas buenas y agradables donde el total es mucho mayor que la suma de las partes.
Esas personas son las imprescindibles y son las que debemos buscar o tener siempre a mano.
¿Estarán estas personas a mi alrededor? ¿Debería yo saberlo?...uhmmmm!

Monday, April 7, 2008

De los Amores no Correspondidos

Aparentemente todo el mundo quiere que lo quieran. Hay que aclarar que todo el mundo quiere que lo quiera la persona que se quiere.
¿Y qué pasa cuándo la persona que uno quiere no nos quiere de vuelta? ¿O cuándo quién nos quiere no es correspondido por nosotros?
Se me ocurre tambien que el temor al rechazo nos limita en nuestra capacidad de atrevernos a expresar abiertamente nuestros sentimientos. Ese miedo nos impide muchas veces averiguar si somos aceptados y queridos de la misma manera.
Todas estas interrogantes surgen como resultado de escuchar esta bachata del "Torito": Héctor Acosta.

Sunday, April 6, 2008

Entendimiento

Es casi imposible entender a los seres humanos si no entendemos lo que son las emociones y los sentimientos. A veces ni siquiera nos entendemos a nosotros mismos pues nuestras reacciones a las cosas se mueven en dirección opuesta a lo que los razonamientos a esas cosas nos dicen. Es decir, el sentir no se correlaciona con el pensar o al cómo deberíamos razonar con relación a algo. Podemos experimentar sentimientos que nos hacen actuar en determinadas direcciones de manera impulsiva e irreflexiva para luego al mirar hacia atrás determinar que pudimos haber actuado de manera diferente. Muchas personas no quieren sentir lo que sienten y sin embargo no pueden evitarlo. ¿Quién querría vivir agobiado por los celos, la ira, el rencor, la tristeza y la desolación? ¿Cuánta gente es víctima de sensaciones incontrolables de odio, temor, envidia, depresión? ¿Cuántos de nosotros quisiéramos evitar esos sentimientos de inferioridad, indefensión, intolerancia?
Si pudiéramos tener una varita mágica para deshacernos de ellos, de seguro que la hubiésemos utilizado no una sino mil veces. ¿Y si no podemos nosotros desembarazarnos de ellos tan fácilmente que nos hace pensar que los demás si pueden?
Con razón dijo Jesús (que puede ser un personaje real o ficticio y para el caso es lo mismo), ¿quién esté libre de pecado que lance la primera piedra?
Entender cómo nos programamos o nos han programado (nuestras experiencias con la familia y la sociedad) consciente o inconscientemente para sentir lo que sentimos podría ser el primer paso para si al menos no podemos evitar los sentimientos resultantes, evitar eso sí, las respuestas que les damos a ellos.
De esa manera quizás podríamos, a manera de ejemplo, no evitar sentir celos de mi compañero-a, pero si evitar cierto tipo de respuestas motivadas por ellos....
Y en todo caso no podemos suprimir las emociones y los sentimientos de manera radical. Ellos y ellas son la sal y pimienta de la vida.
Lo que tal vez sí podríamos hacer es encontrar mejores contextos en los cuales poderles dar cabida sin que la vida se nos vuelva un caos. Alguna gente dice que para eso es que contamos con un cerebro y una capacidad para pensar que está ahí a la espera de que le demos mejores usos, aunque no siempre sea fácil y necesitamos la ayuda de terceros para entendernos y entender a los demás.

PS: Hoy se celebra el día del Psicólogo en D.R. Felicitaciones a todos los picólogos dominicanos comenzando por...

Tuesday, April 1, 2008

No Rush

Me alegro bastante que los compañeros se hayan divertido mucho. No sé de qué se están quejando o para qué querían más público. Tal vez si hubiera habido más gente las cosas no se hubieran disfrutado tanto. Uno nunca sabe. Tampoco hay porqué desanimarse. Yo me pasé meses tratando de que una señorita me diera una cita. La invité al parque de pelota, a tomarnos un café, me dejó esperando en un bote y en Diciembre 24 la silla que habíamos guardado para ella se quedó toda la noche vacía porque ella no apareció ni dijo donde había. Sin embargo luego que los astros se re-alinearon las cosas han sido totalmente diferentes. Esa chica es chulísima y divertida; no es presumida como parecía en un principio, ni tampoco es intimidante como a simple vista uno podría juzgar. Si viviera por mi casa iría todas las noches a hablar de todo con ella e intercambiaría de manera más frecuente impresiones de las cosas que pasan en el mundo (eso sí, como a ella le gusta dormir bastante trataría de irme temprano para no estropearle el día siguiente).
Así que si quieren apresurarse a hacer juicios, allá ustedes, pero no se les recomiendo. Mientras tanto este personaje tiene que lidiar con cierta clase de problemas.
La semana pasada la bartender de un bar jamaiquino me puso contra la pared. Ella siempre flirtea conmigo y yo no me quedo atrás. Es interesante observar que ella tiene un cuerpo precioso, bien simétrico y muchas curvas, sin embargo para los estándares de los jamaiquinos ella se quejaba de que no tenía suficientes pechos, ni muchas nalgas. Lo cual a mí me conviene y me pone en una situación de ventaja pues presumo que de mí ella recibe más halagos y elogios que de todos los jamaiquinos juntos.
Pues bien, el otro día esta chica me dijo que si yo la amaba debería comprarle un carro. E insistía una y otra vez que le probara cuánto yo la amaba comprándole el carro. Ese día no me valió ningún argumento y todo revolvió alrededor de esa idea. Obviamente que este era un relajo entre nosotros pero la verdad es que en este tipo de razonamientos no hay maneras de que yo gane. Suponiendo que yo no le compraba el carro entonces ella podia decir (como de hecho lo dijo) que no la amaba lo suficiente, pero si yo se lo compraba entonces ella no me ama a mí sino al carro. O me ama por el carro. Lo cual me hace dudar de su verdadero amor...
Un verdadero rompecabezas...algo de verdad en todo eso y algo de mentira. Hacer pasar una verdad en medio de un juego inocente. Y pensar que la realidad no es muy distinta a todo esto!