Saturday, April 4, 2009

Cosas de la Realeza

La realeza es obsesiva con la asepsia. Y es algo que los plebeyos no entienden.
Ellos no se conforman con mirar las cosas. Hay que recordarles a gritos que mirar es mirar; no equivale a tocar. Pero si se les permitiera tocar hay que decirle en sus caras, de manera directa e inconfundible que antes deben lavarse las manos. No importa si se las han lavado previamente tres o cuatro veces. Ese proceso debe ser verificado de manera minuciosa, pues los plebeyos no son de fiar y siempre están cargados y son portadores de gérmenes, virus, bacterias y agentes patógenos de todo tipo.

Un aspecto importante a destacar es que las mascotas de la aristocracia están en cuanto a limpieza en una categoría superior a la de los plebeyos. Y hay que observar tambien que la aristocracia no está como en otros tiempos contenida dentro de reinos, castillos o palacios imperiales. Ella ha aprendido a camuflajearse de manera subrepticia con la gente común. Si uno observa detenidamente podrá ver donde se ocultan.

Pero no nos vayamos a confundir. Los miembros de la realeza tienen su encanto aunque creo que si me dieran a escoger preferiría la burguesía en vez de la aristocracia pues la primera cuenta con tanta educación y clase como la segunda pero no está sujeta a los atavismos y rituales que comprometen a esta última.
Y parece que la burguesía tambien tiene su encanto pues no me acuerdo ya, pero sí recuerdo el título de una de las películas clásicas de Luis Buñuel: El discreto encanto de la burguesía.
Tendré que buscarla, pues al igual que con la realeza necesito ponerme al día en cuanto a la manera correcta de como comportarme ante la una y la otra...

Nota: Este post es pura ficción: un relajo.  Cualquier semejanza con hechos reales es sólo pura coincidencia.

2 comments:

Marinin said...

No se pertenece a la realeza cuando se actua sin clase y mesura. En la realeza, la clase, etiqueta y protocolo es practicada ante todo, de manera espontanea y en todo momento. Realmente, es parte de la vida de ese ser humano. Por lo que me parece que tu personaje ficticio es solo una aspiracion metamorfosica a la realeza. En esencia, cree que es, pero realmente no es.

Fernando said...

Muchas gracias Marinin por tu comentario. Tomare en cuenta lo que dices -sobre todo de que los miembros de ese grupo practican eso como una parte de su vida y en todo momento- para darle mas credibilidad a mi personaje...

Pero tambien creo que en todos los grupos hay excepciones y esta podria ser una de ellas...ja ja.