Saturday, June 20, 2009

Los Poderes Ocultos

La vida nos sorprende con su infinidad de cosas y fenómenos que resultan a veces difíciles de explicar y entender. ¿Caerá dentro de esta categoría lo que nos ocurrió el martes pasado cuando me dirigía a la funeraria para el velatorio de Alsacia Pujols?

Se me hizo un poco tarde pero por suerte pude hacer el recorrido desde Brooklyn hasta Castle Hill en el Bronx en alrededor de 20 minutos.

No sabía donde quedaba la funeraria pero tenía una idea y cuando estuve lo suficientemente cerca llamé a mi hermana Clara para que me diera la dirección exacta. Eso ocurrió a las 8:31 P.M. Mi hermana no contestó el teléfono y la llamada se fue hacia el correo de mensajes. No dejé ninguno pues como quiera la llamada se iba a registrar y en caso de que no lo viera de inmediato me devolvería enseguida o inmediatamente pudiera hacerlo.

Casi al instante, o sea, a las 8:32 P.M., como pudimos constatar más tarde, recibí una llamada y yo la tomé de manera automática asumiendo de manera correcta que Clara me estaba llamando. Como estaba conduciendo, ni cuenta me di que ella estaba llamando desde otro número de teléfono. Intercambiamos unas cuantas palabras y en unos pocos minutos llegué a mi destino.

Todo quedó ahí hasta mi regreso a la casa 3 horas después. Mi hermana no se había ido a acostar y me pareció que me estaba esperando para contarme que contrariamente a lo que yo había pensado antes -pero que yo tampoco le había dicho-, ella no me estaba devolviendo la llamada cuando hablamos hacía unas horas antes. Su teléfono se le había extraviado dentro de la casa y con tal de no perder tiempo buscándolo se había llevado el de su novio para la funeraria.

Mi hermana regresó a la casa mucho antes que yo y descubrió para su sorpresa al recuperar su teléfono que en el mismo instante que yo estaba tratando de hablarle, ella estaba llamando a la casa desde la funeraria para preguntar por el número mío (nadie ahora se sabe los números de memoria desde que podemos guardarlos con el nombre de sus dueños). Mi número de teléfono como todos los demás números importantes (ja ja) los tenemos puestos en un cartelito en la pared. Y de esa manera luego de averiguar mi cell ella me contactó, sin saber que yo estaba antes tratando de localizarla.

Al narrarme la historia que como dije antes pareció ansiosa por contarme hizo la siguiente observación: “eso da miedo”...

A mí por el contrario no me da ninguno. Mi preocupación ahora es averiguar quién tiene los poderes: si ella como captadora o receptora de mensajes o deseos sentidos a distancia o yo como emisor de los mismos....

Continuará...

8 comments:

Andresen said...

mmm ¿coincidencia?

Jose Santos Estrella said...

yo entiendo que las coincidencias no existen, todos tenemos este "poder" lo que pasa es que lo perdemos en el proceso "madurez"

miren el link que encontre que habla de lo mismo

http://www.espaciomix.com/curiosidades/3/investigada-la-telepatia-telefonica.html

Carolin said...

Pues entiendo que es como un poder mental de atracción. A mi me ha ocurrido que a veces me llega a la mente alguna persona que tengo mucho que no veo o que no se nada de ella, y al parecer como que la atraigo con la mente y de repente suena el teléfono y es justamente esa persona. Es impactante y es algo difícil de comprender...

Fernando said...

Muchas gracias a todos por opinar. Bienvenida Andresen a la esquina.
Muy interesante Chelo tu link. Creo que se confirman mis sospechas y además le agrega un poco más de credibilidad a la situación, sobretodo porque liga el afecto como parte de la ecuación que explicaría el fenómeno.
Y tienes razón Carolin, debe haber algún poder mental envuelto aquí.Las coincidencias no siempre explican esa relación temporal que existe entre pensar en una gente y casi al instante recibir esa llamada. Te invito a leer el link que nos manda Jose...
Un gusto tenerlos a todos por aquí. Brindo ahora mismo con una Coors light, celebrando que Daniel y familia están por aquí en NY....Mis invitados...

Sonia T. said...

Todo esto se explica con la palabra sincronía... existe tal cosa ...

Adelaida Martinez said...

Esas cosas pasan entre seres que se conocen bien y en los que hay una gran afinidad. Por ejemplo en las parejas... uno de ellos hace algo que ya el otro mentalmente deseaba pedirle....

Un abrazo

Lur, Carol, Carolur, Carolinda, Bruji, loba, cola de ciervo ;), y se inventan más... said...

Sincronicidad de Jung
Campos Mórficos de Sheldrake
Alma Colectiva de Hellinger
todas estos marcos tratan el tema.

BesoAsíncronoSincronizado (en cuanto lo recibas ;) )

Fernando said...

Es cierto Sonia. Es una suerte de sincronía. Pero cuándo ocurre y porqué es lo importante.

Parece Adelaida que la cosa anda por ahí. Lo ideal sería manejar las variables y sacarle provecho al máximo, ¿no crees?

Y parece que los poderes si funcionan porque precisamente estaba pensando en "la loba" mejor conocida como Carol o Carolur...que tenía mucho que no sabía de ella y lo bueno son las tareas que me deja..., ya veremos!
Creo que sí voy a necesitar ese beso!!!
Graaaacias!!!!!!!!!!!