Friday, March 27, 2009

Ideas Inconclusas

La vida es una serie de conversaciones. Y algunas de ellas quedan inconclusas o las respuestas quedan truncadas sin un cierre adecuado porque sin proponérnoslo nuestra atención es dirigida en otras direcciones.

Me gustaría exponer una de esas ideas entrecortadas de las que se quedaron en el plato de la discusión el otro día en la tertulia con mis amigas.

A mí me gusta esa idea religiosa cristiana que no sé si viene de San Agustín: Hacerse bueno a los ojos de Dios. Con un ligero arreglo yo hice eso pero sustituí a Dios por una mujer. Me hice bueno a los ojos de una mujer, lo que en otras palabras significó el hacer cambios en mi vida para hacerme atractivo a los ojos de ella. Lo curioso del caso fue que en la medida en la que me acerqué a mi objetivo, el interés que despertaba la chica en cuestión se desvaneció hasta el punto que al final no me importó si se iba conmigo o con otro.

Una de las amigas me ripostó que eso no tenía mucha validez pues cuando a uno no le gusta alguien no importa los esfuerzos que esa persona haga, ellos van a ser en vano. Si a uno no le gusta, no le gusta y punto.
Hasta ahí estoy de acuerdo. A veces los esfuerzos que uno hace pueden ejercer un efecto contrario y volverse en contra de uno si la otra persona no está interesada. Es más, podría producirse un efecto de saturación en ese tercero-a, si la persona intenta de alguna manera "comprar" la atención de quien no quiere nada...

El punto mío, sin embargo, es que uno no debe hacer cosas por la otra persona a la que uno le anda detrás, sino que al contrario, debe hacerlo por uno mismo de tal manera que uno adquiera o pueda agenciarse las características que podrían ser compatibles con lo que la otra persona anda buscando.

Y en mi caso ahí vino el impasse. Hice algunos cambios en mi vida y en el proceso llegué a conocer tanto esa persona que me dí cuenta que eso no era lo que yo quería para mí....

Sunday, March 22, 2009

Insensible?

Al inicio de "The inmortal beloved", el narrador refiriéndose a Beethoven:

"The thorns of life have wounded him deeply".....

"Because he shut himself off the world, they call him hostile. They said he was unfeeling, and call him callous, but he was not hard of hearts. It is the finest blade that is easily blunted, bent or broken".

(Las espinas de la vida lo habían herido profundamente.....

Porque se aisló del mundo lo calificaron de hostil. Dijeron que era insensible y lo calificaron de cruel. Pero él no era duro de corazón. Son las mejores cuchillas las que más fácilmente se desafilan, doblan o rompen).

Tuesday, March 17, 2009

Descubrimientos

Hay gente que toma cuando está triste o tiene problemas. Si yo estoy triste o tengo problemas no puedo hacerlo. Aunque alguna que otra gente lo ponga en duda sólo tomo cuando estoy alegre y/o el cuerpo me lo pide que es una manera de decirme que estoy bien y no tengo problemas.

He descubierto tambien que la única manera de curarme de un mal de amor es estar en presencia de lo que podría ser otro amor, sobretodo cuando la candidata reúne condiciones físicas que sabotean mi capacidad de pensar y razonar... Funciona mientras esta persona está en el radio de mi visión. Darme cuenta de ello es un avance. Puedo explotar esta debilidad de mi cerebro y tenerlo bien a mano en casos de necesidad.

Hoy es Saint Patrick's day y en nombre de todos los irlandeses con los que me identifico por su música, su historia, sus bares y sus bailes me voy a tomar 2 tragos de Jameson. Lo cual quiere decir que me siento muy bien y es más que conveniente para dejar para otro día el abundar sobre el mal de amores y demás descubrimientos....

Monday, March 16, 2009

Punto Saliente

Este fue el punto saliente de la conversación que sostuve con una de mis entrañables amigas.

- Es mejor no complicarse la vida demasiado, digo yo.

Mi amiga no está de acuerdo:
- Fernando, la vida hay que complicársela.

- Ok, estoy de acuerdo, pero uno debe complicársela con alguien que esté dispuesto
a complicarse de igual manera.

- Me gustó esa, Fernando!

Y por ahí nos fuímos con nuestras elucubraciones...

El último eunuco de China

Esta noticia de la historia del último eunuco en china me conmovió.
Con el propósito de algún día poder vengarse de un terrateniente que le robó sus tierras y le quemó la casa, la familia de Sun Yaoting lo castró para ser ofrecido al emperador y con ello ganar el poder, el dinero y las influencias políticas necesarias para realizar tal venganza.

"Su desesperado padre realizó la castración en la cama de su casa de paredes de lodo, sin anestesia y únicamente utilizó papel empapado en aceite como vendaje. Una pluma de ganso fue insertada en la uretra de Sun para prevenir que la misma no se bloqueara mientras la herida sanaba"
El reporte continúa diciendo que estuvo inconsciente por 3 días y apenas pudo moverse en los siguientes 2 meses. Y cuando finalmente se levantó de la cama, la historia le jugó la primera de una serie de trampas crueles - descubrió que el emperador a quién él había esperado servir había abdicado varias semanas antes.
-Su turbulenta vida ha sido recogida en "The last eunuch of China" escrita por Jia Yinghua, historiador aficionado quién gracias a muchos años de amistad con Sun pudo extraerle esos secretos que eran demasiado dolorosos o íntimos para desparramarlos a periodistas entrometidos o a archivistas estatales.

Toda imagen o referencia de una castración duele. Recuerdo una historia similar contada por Mario Vargas Llosa (en este caso el responsable de la emasculación fue un perro) y el sufrimiento que conlleva la vida de ese personaje que tiene que ocultar amargamente las miserias de su situación.

Me pregunto ¿cuántos de nosotros cargamos secretos o sufrimos una realidad tan dolorosa que es inefable, incontable y por consecuencia se hace insufrible e insoportable?

Monday, March 9, 2009

Laissez-faire

Este fin de semana dedicado casi por entero a un puro goce existencialista desprovisto de todo utilitarismo en el que uno se deja llevar por lo que trae el momento y los giros que se dan entre una conversación y la otra y se olvida que el tiempo pasa, me hizo recordarme de mis tiempos universitarios y de mis visitas a la cinemateca en la plaza de la cultura con sus festivales de cine francés y las películas a un peso -lo cual no quiere decir que yo siempre lo tuviera- para ir a ver a Claude Lelouch, François Truffaut, Jean Renoir, etc...
Desde la isla todo se veía (y todavía se ve) tan lejos, tan inalcanzable, tan irreal, tan ...
Pero por suerte hoy las cosas han cambiado un poco y existe amazon, ebay, youtube y algunos de esos títulos inolvidables los estoy buscando y ordenando pero mientras tanto y me llegan, no me desespero pues uno de ellos es esta obra de François Truffaut de la que he encontrado dos cortes preciosos en youtube del hombre que amaba las mujeres (l'homme qui amait les femmes):

Saturday, March 7, 2009

Optimismo del Mercado

Ayer nos enteramos que el número de empleos que se perdieron para el mes de febrero del 2009 en USA nos colocaron en una tasa de desempleo del 8.1 por ciento.
A pesar de eso yo voy a declarar que hemos llegado al fondo del charco. No hay más fondo. Ya estamos en él y aunque nos mantengamos todavía más tiempo del que queramos, lo peor ya ha pasado y desde este momento no hay otro lugar para donde ir que no sea para arriba.
No va a ocurrir de la noche a la mañana y probablemente vamos a tener todavía unos cuantos meses más de desempleo altísimos pero ello es esperable.

Cuando los mecanismos que hacen que las empresas comiencen a despedir gente se activan, ellos no se detienen de la noche a la mañana: siguen activados hasta bien pasada la crisis. A eso se debe el hecho que reportes como el de desempleo los economistas los llaman "lagging indicators", o sea ellos nos dan una indicación de lo que ha sido el pasado, pero no necesariamente predicen la tendencia, el cambio de dirección, lo que está pasando en el momento actual o lo que ocurrirá en el futuro. Y generalmente el desempleo llega a su cúspide, a su mayor nivel, en el momento en que se produce la desaceleración de la tendencia hacia abajo, el freno de los mecanismos que empujan la economía hacia el piso o ya se iniciado una reversa hacia la otra dirección.

¿Qué me hace pensar que ya hemos llegado al fondo y que las cosas no se van a poner peor de aquí en adelante?
Fácil. La economía no se da en el vacío. Detrás de ella lo que hay son personas llenas de emociones y sentimientos. Personas con todos los defectos y virtudes. Gente llena de miedo y temor.
No somos tan racionales cuando estamos sobrecogidos por emociones y sentimientos acerca de lo que el futuro cercano nos deparará. Un solo problema puede desencadenar una reacción en cadena como si fuera una bomba de neutrón, o una hilera de dominós. Sin embargo una vez el daño está hecho o todos los dominós han caído ya no queda más remedio que reparar los daños y levantar las piezas de nuevo para colocarlas en su sitio. El temor de que se caigan ya se ha ido. Es como un campo de batalla cuando la guerra ya ha pasado. El miedo deja de existir y entonces la esperanza renace y el proceso de sanación y recuperación toma el lugar donde antes reinaba la desesperanza, el desasosiego y la desilución...

Porque en el fondo de todas las cosas, todo es psicología y si la aplicamos a la economía podemos poco a poco, una persona a la vez devolverle la confianza, el entusiasmo y el optimismo perdidos a un mundo que necesita de estos elementos para sobreponerse a sus desdichas y sufrimientos.

Lamentablemente todos estos males no vinieron desde otro planeta ni tampoco debido a fuerzas sobrenaturales sino que tambien fueron originados por la otra parte obscura del ser humano y sus pasiones desmedidas, fueras de control llámense ambición, lujuria, soberbia, vanidad y quién sabe cuántas más.

Una lección hay que aprender aquí de nuevo sobre el ser humano y es que aunque somos capaces de los más nobles y excelsos sentimientos, tambien estoy de acuerdo con R.D. Laing cuando dice que todos somos asesinos y prostitutas, sin importar a qué cultura, sociedad, clase o nación pertenezcamos, ni lo normal, moral o maduro que uno pueda considerarse (La política de la experiencia). Nietzche tiene una idea similar.

Por lo pronto y en esta crisis todos como colectivo somos culpables, unos más que otros, los que menos porque quizás no se les dió la oportunidad (perdón)y ojalá y como consecuencia de ello salgamos de esto más fuertes y mejor preparados para en lo que llega la próxima prueba tengamos las herramientas a mano que nos aseguren que no vamos a llegar hasta la autodestrucción incluyendo en eso el planeta que nos sirve de huésped.

Sunday, March 1, 2009

Capitales Emocionales

Las analogías económicas son excelentes para tratar de entender el porqué de algunos fenómenos mentales y conductuales. Por ejemplo: el capital emocional que se invierte en familiares, amigos, amigas y hasta en mascotas puede crear un vacío cuando el mismo puede ser retirado de improviso y no se ha tomado la provisión de diversificarlo con tiempo.
A veces el retiro ni siquiera se ha producido pero la anticipación provoca los mismos síntomas o estragos como si ya hubiera ocurrido.
Lo cual me lleva a preguntarme: ¿la amistad o el apego, para este caso, tiene un componente egoísta?
La respuesta podría ser ambigua. Puede ser sí y no al mismo tiempo.
Podría casi asegurar que si se realizase un fMRI (una imagen sonora magnética del cerebro en funcionamiento) al tiempo que se experimentan esos sentimientos se podrían observar varias áreas del cerebro activadas con la predominancia de algunas zonas más que otras dependiendo del tipo de respuesta que la persona sienta más.
Me atrevería a especular que la parte ejecutiva del cerebro, la neocorteza que es el área con la cual razonamos podría estar involucrada activamente pensando que esos cambios son buenos y convenientes y que esos recursos que se liberan se reproducirán y devengarán buenos dividendos en el futuro.
Tambien estoy casi seguro, si no me fallan mis especulaciones, que otra área del cerebro se activa y es su parte primitiva, la que compartimos con los reptiles y por tanto es una área que no razona, es instintiva y caprichosa y no siempre se puede poner a control de la voluntad. Y ahí se siente como si se estuviera perdiendo algo muy valioso, algo que nos pertenece y de lo cual no queremos deshacernos.

Bueno, dicen por ahí que uno sabe lo que tiene hasta que lo pierde..., pero tal vez y no se pierde nada y lo que se hace es ganar pues ¿cómo se hubiera uno enterado de que tenía algo?
Es paradójico pero ese capital liberado queda ahí para ser reinvertido de nuevo en nuevas oportunidades que podrían presentarse...

No obstante, dicen que si se eliminan las resistencias siempre es posible domar la parte salvaje de nuestros cerebros.
¿Sería posible que con un poco de esfuerzo se puedan alinear los objetivos de nuestras partes racional y emocional de tal manera que esa dualidad no exista y en vez de sentirnos tristes podamos hacer la conversión hacia divisas más alegres y optimistas de los resultados inevitables que los movimientos de capitales emocionales producen en nosotros?

Creo que debo prepararme para hacer unos movimientos de capital emocional con urgencia...