Wednesday, December 23, 2009

Un Aguinaldo Especial

Este video que introduzco es muy personal. Es de un aguinaldo que tuvo como punto final el patio de la casa de "mi casa", la misma donde Daniel y yo y muchísimos otros hermanos y hermanas nos criamos en la República Dominicana antes de irnos a aventurar por el mundo.

Lo filmó Rafael Peña, uno de mis hermanos, el año pasado para estas fechas pero conserva toda la frescura de como si fuera hoy que se estuviera celebrando y es muy parecido a los que en mi memoria todavía persisten como recuerdos de infancia.

Me gustaban y creo que todavía me gustan mucho esas celebraciones que comenzaban no sé con precisión si 9 días antes del 24 de diciembre y así cada día de manera consecutiva, recorriendo calles y que siempre tenían/tienen como destino final una casa distinta donde se brindaba/brinda gengibre picante y caliente y creo que tambien café.

Era una sensación extraña esa de levantarse a las 4 o las 5 de la mañana a escuchar música religiosa navideña (cantada y tocada en vivo) con un ritmo contagioso que invitaba y todavía invita a hacer lo mismo: cantar, bailar y disfrutar esa temporada especial que marca el fin de un año y el comienzo de otro (me mojé un poquito lady Carolina, ¿verdad que sí?).

Saturday, December 19, 2009

Si yo fuera Tiger Woods

Si yo fuera Tiger Woods dejaría de disculparme ante el mundo, no pediría perdón por mis pecados (qué ironía que en algunos países que conozco no sería nada pecaminoso lo que el ha hecho), pararía de rogar para que me dejaran tranquilo y en su lugar me declararía culpable y me echaría encima toda la responsabilidad de lo que habría estado haciendo.

En vez de esconderme como parece ser la estrategia que ha decidido seguir, trataría de darle el frente a lo que ha estado ocurriendo y de alguna manera en vez de estar a la defensiva pasaría a estar a la ofensiva.

¿No es ese su estilo de jugar al golf, siempre llevando la delantera, la ofensiva?

Pero una cosa es el golf y otra la dura realidad. Su padre lo preparó desde pequeño para ser bueno en golf pero no lo preparó tan bien para ser bueno en el juego de la vida. Porque la razón por la que Tiger y muchas personas son buenas en su campo de ejercicio no es debido tanto al talento -o alguna que otra capacidad innata- que nadie niega ellos podrían poseer sino a la práctica a la que religiosamente se han sometido, pues al igual como Michael Jordan, Kobe Bryant, etc.,  la razón de su excelencia ha residido quizás más en haber encontrado la motivación para practicar en mayor medida que el promedio de los mortales. Por eso una entrada  basada en un artículo del New York Times en The Situationist unos meses atrás trataba de explicar el porqué la idea del talento como explicación del éxito estaba sobrevalorada.

Prestar atención de vez en cuando a lo que le ocurre a las celebridades no es como pudiera parecer un tiempo perdido pues tal y como nos lo señala Penelope Trunk, ellas nos proporcionan un marco para observar nuestra propia realidad. Los problemas a las que estas personas se enfrentan no son tan diferentes a los que nosotros, las personas comunes, nos enfrentamos. Por eso es de utilidad estudiar las biografías y de vez en cuando entrar en contacto con una que otra persona que se sale fuera del montón. La reflexión que emana de esas personas son el espejo que necesitamos para reflejarnos a nosotros mismos, nuestras fallas y toda nuestra humanidad.

Y volviendo sobre Tiger Woods yo creo que tratar de salvar lo insalvable es una estrategia que no da buenos resultados. Por el contrario, asumir que todo está perdido y que no hay nada que hacer excepto rehacer todo podría ayudarlo a encontrar el perdón que lograría sin estar en su búsqueda, a diferencia del perdón que  se le estaría negando por andar buscándolo.

Wednesday, December 16, 2009

Sobre el deseo

Qué bueno que Patricia de Souza acaba de escribir una entrega sobre el deseo. Ella me redime cuando en un relato/post anterior uno de los personajes sale huyendo porque se sintíó muy vulnerable. Aprecien por ustedes mismos lo que ella dice:

Leyendo un dossier sobre el Deseo, en el Magazine Littéraire, encuentro una idea que me parece interesante: el gran reto ahora con el deseo no es transgredir ninguna regla (quedan muy pocas, y la transgresión, como la comprendía Bataille, o antes, Sade, es ahora un mito) sino mantenerse a la altura de su deseo. La mayoría de personas manifiestan un sentimiento de culpabilidad por no haber respetado su deseo. Y creo que es cierto que ahora, nos cuesta, saber cómo llegar a estar en acuerdo con él. Hay relaciones que sabemos desaprovechadas porque el miedo, la impaciencia, han sido las peores consejeras. Así la mujer que conoce a una persona interesante, siente miedo y se aleja para no someterse a esa prueba y viceversa, el hombre. Es todo un reto seguir su deseo, y es agotador desalienarlo, cierto. Pero no valdría la pena? es decir, como cuando vamos a una fiesta y queremos ser espontáneoas y decidimos jugárnosla de alguna forma para estar más cerca de nosotroas... No creo que haya falla en esto, seguirse, es encontrarse con quien debemos encontrarnos. Son algunas ideas que me vienen espontáneamente leyendo este informe interesantísimo.

Tuesday, December 15, 2009

Antirelato

Este es un caso real. No hay nada de ficción. Aunque en todo caso la aclaración sea quizás innecesaria y no tenga tanta importancia pues puedo decir que es real siendo ficción o ser ficción diciendo que es real. Lo que sí importa y es real, pero me puedo equivocar, es que se trata de un relato.

Pero antes y a propósito de hablar de lo que es mentira o verdad, me parece que a veces hacemos demasiado énfasis en el valor de verdad de las cosas. Total, si lo que es verdad o no lo es, puede ser algo relativo: una ilusión temporal.

Puedo traer ejemplos que ayuden a digerir mejor las cosas. Hasta hace unos 2 meses Tiger Woods era una de las figuras públicas más admiradas en el mundo entero por tener una reputación y una imagen intachables. Basado en los hechos que han salido a relucir en el último mes resulta que él no se merecía tales distinciones.

Otro ejemplo. Por más de 15 años Bernard Madoff se vanagloriaba y mucha gente así lo creyó, que era uno de los mejores inversionistas del mundo hasta que la recesíón y la crisis económica mundial lo expuso como el estafador más grande de la historia. Y  qué decir de las ciencias en donde las verdades son parciales y tambien relativas. Todo es verdad hasta que descubrimos una mejor manera de explicar lo que conocemos, lo cual quiere decir que podemos pasarnos una vida entera creyendo cosas que no son ciertas. ¿Quién sabe la clase de mentiras en las que estamos viviendo sin siquiera cuestionarlas? Por eso hay que observar todo con muchísima atención y coger y aceptar las cosas con un granito de sal.

En fin, me he extendido demasiado tratando de presentar un relato y no se ha vuelto más que una introducción al mismo relato. Se ha ido solo sin que nadie lo guiase. Como esas conversaciones que uno comienza con un tema central y se van por los laterales pues otras ideas surgen tomando precedencia sobre el tema original.

Entonces talvez y sea una buena idea no decir nada y que esto pase a la posteridad como la historia de un relato que nunca fue contado... Para variar, ¿no?

Saturday, December 12, 2009

Patrones

Todavía estaba en la cama ayer cuando sonó el teléfono. Eran las 7:54 A.M., para ser exactos. Mi amiga A.B. andaba por las cercanías del Yankee Stadium y me preguntó si podía pasar por la casa. Que claro que sí, fue mi respuesta y le dije que en 15 minutos estaría listo para recibirla.

Nos conocemos desde hace casi diez años, cuando trabajábamos haciendo Marketing para la misma compañía. Todavía ella sigue allí y yo me fui pero siempre nos hemos mantenido en contacto excepto los últimos dos años cuando apenas nos hablamos en dos o tres ocasiones.

Y la razón se debió a que el 31 de diciembre del 2007 una conversación que estábamos sosteniendo por teléfono, de repente y sin previo aviso, terminó no siendo con ella sino con quien ahora es su compañero o esposo, alguien que ni antes ni después yo había tenido el gusto (o disgusto) de conocer.

Luego me enteré y así me repitió otra vez que él le había arrebatado el teléfono. Me contó que le borró mi número entre otros y que las cosas han llegado hasta el extremo de que escucha a escondidas los mensajes que le dejan, devuelve llamadas que le hacen a ella cuando inadvertidamente deja el celular del trabajo en la casa y no puede salir a ninguna parte sin que no ande detrás cuestionándola (entre otras barbaridades).

A final de cuentas mi amiga ya está harta de la situación y vino para mi casa a desahogarse. Lamentablemente en el tiempo que ella y yo nos tratamos, esta es la cuarta relación que le conozco y en todas ellas el patrón se repite de manera casi invariable... Por suerte ella sabe lo que tiene que hacer y para refrescarle un poco la memoria le recomendé una lectura que salió publicada recientemente del porqué permanecen las mujeres con hombres controladores. La misma explicación creo que es aplicable aún en el caso de que el rol de los sexos se revirtiera.

Wednesday, December 9, 2009

Diferenciar

Antes de mudarme para Los Estados Unidos se estaba poniendo muy de moda en Santo Domingo (República Dominicana) la palabra hermano, mi hermano y no tanto su contraparte femenina hermana o mi hermana. En los últimos años su uso se ha extendido tanto allá que es casi generalizado (¡tu eres mi hermano! // Al encontrarse dos individuos en los que no hay lazos de sangre de por medio: ¡Mi hermanooooo! // En la TV de los programas populares nunca se queda atrás).

Estas palabras utilizadas dentro de un contexto de amigos y amigas servirían como una manera de reafirmar los lazos de amistad/lealtad que unirían a dos personas. Elevar a alguien, a un amigo a la categoría de hermano en una situación de incertidumbre y/o desconfianza (aunque no necesariamente), es como ponerlo en un sitial muy alto y de ese modo eliminar posibles recelos; es como ponerlo dentro de la familia. ¡ Y qué mayor honor que ése!

Podría especular que la palabra y/o expresiones similares deben haber sido importaciones del Norte. En algunos grupos es totalmente prevalente, como por ejemplo en los afroamericanos y por extensión ciertos grupos hispanos (aquí se le llama hispanos a todos los que vienen de latinoamérica/hispanoamérica, sin hacer distinción de otras características) que entran en contacto con ellos. Entre todos ellos existe toda una hermandad, a brotherhood or sisterhood or brother here, brother there; sister and so and so.

La razón para traer esto aquí es que cuando el uso de algo se hace de manera muy extensiva e indiscriminada entonces, eso que antes podía significar una cosa, pierde el poder de distinguir y señalar las diferencias de matices que antes servían para separarlas. Este es uno de esos casos donde mantener y no contaminar la separación podría ser muy pero muy importante.

El análisis anterior permite hacer extrapolaciones hacia otras áreas de interés y las mismas podrían generar conclusiones muy parecidas a las expuestas anteriormente...

Monday, December 7, 2009

El hambre

El hambre es como el sexo. El sexo es como el hambre.
Ambas son pulsiones que una vez satisfechas nos quitan el apetito y nos hacen alejarnos de esos objetos que sacian nuestras necesidades.

Los escenarios son distintos. Los platos diferentes. Pero las respuestas son invariablemente las mismas.
Quizás haya que ir más allá del sexo o más allá de la comida para conservar el interés. O esperar a que pase el tiempo preciso para que volvamos a sentir el hambre de hacer una y con suerte hacer la otra también.

Hacerlo con la comida es fácil. Ella nunca se queja, excepto en aquellos casos en que tiene sus representantes.
Con el sexo es un poco más complicado. Siempre tiene a alguien detrás que va a sentirse herido y menospreciado por nuestra falta de interés. A menos que se reduzca a aquella versión solitaria y autocomplaciente que todos conocemos. Es también una salida fácil y simple. No tiene complicación pero le falta sofisticación.

Sunday, December 6, 2009

We are open

El café está abierto. Podemos quedarnos aquí pasándola divino y degustando uno que otro aperitivo que los visitantes tengan a bien traer.

De todos modos la casa invita y lo que nunca se queda, porque hay en abundancia es un rico café con un tostado al estilo francés que conserva toda el sabor del café sin ser muy amargo.

Los invitados tienen toda la libertad de sugerir otras opciones y mientras tanto podemos enfocarnos en uno que otro tema que podamos discutir. Ah, porque en este negocio nos encantan las discusiones..., al estilo de los clásicos: sin golpes ni empellones. Puras discusiones filosóficas, metafísicas, existenciales. Estas últimas son geniales.

Pero habando de clásicos acabo de descubrir esta señorita que es un producto local (NY) de 22 años que canta como un ángel: Rachel Smyth-Godinger. En lo que calentamos los motores y yo me voy a desayunar con mis amigas, pues se las dejo.

Saturday, December 5, 2009

No te preocupes

Con un "no te preocupes, él no regresa hasta la madrugada", ella pretendía calmar la mal disimulada ansiedad que se estaba apoderando de él.

De todos modos le costaba entender. ¿Cómo podía estar tan tranquila a sabiendas de que ése que estaba con ella no era su marido. Y peor aún, el estaba en su casa (la de ella) y acostado en su cama. No sabía con certeza cómo fue que llegaron a parar en la habitación.

Podía recordar que ella lo había invitado a visitarla. Y que estaban en la sala. No se imaginó que al poco rato de llegar se estarían besando. ¡Oh la maldición de los besos! Ese dulce refugio del entendimiento que los hacía fugitivos y cómplices de estar haciendo algo placentero y prohibido a la vez. Un beso trajo el otro y la reacción en cadena no se hizo esperar. No había nada que se lo impidiera o le pusiera frenos. Excepto ahora que sus pensamientos lo estaban traicionando. ¿Porqué tenía que estarse imaginando cosas?

Trató por todos los medios de quitarse todas esas ideas de la cabeza y como pudo se concentró en lograr lo que el sabía hacer muy bien. Sin embargo no pudo contener por mucho tiempo el torrente de imágenes en forma de torbellino que se formaba dentro de su cabeza.

¿Y si por alguna casualidad su marido regresaba y los descubría? Encontró miles de razones por las cuales siempre hay que regresar a por algo. Las escasas probabilidades se volvieron casi certezas alimentadas por el temor a ser descubiertos. Pero tampoco ayudaba el ponerse en el lugar de él. Eso si que lo desarmaba. ¿Cómo podría justificar lo injustificable: el hecho de estar en la cama con su mujer y con la ropa a medio quitar?

Era un sentimiento terrible pues era como si se lo estuvieran haciendo a él. Podía sentir su horror al descubrirse mirándose con los ojos del otro. Ya le estaba entrando cierta sensación de pánico. Y ella totalmente ajena a sus sufrimientos, al drama que se jugaba en su cabeza, se quejaba de placer al sentirse recorrida por la boca y las manos expertas de él que la tocaban inmisericordemente en esos lugares dónde el sabía invariablemente que la hacían estallar.

El quería terminar aquello que habían empezado de la mejor manera y un poco mecánico, más por experiencia que por convicción, logró sopreponerse un poco a sus conflictos internos. Apresuró la marcha hasta que sus esfuerzos comenzaron a rendir fruto y pudo notar con deleite como el ritmo acelerado de ella dio paso a una respiración más lenta, calmada y sosegada.

Y se sintió aliviado. Era como si se hubiera quitado una presión de encima. Rápidamente se levantó de la cama, se puso sus ropas y encontró las razones más estúpidas para decidir marcharse. Poco importaba ya que ella las creyera o no. De todos modos su conciencia lo acababa de juzgar y lo había encontrado culpable, aún cuando la víctima de la ofensa no estuviera allí para cobrarse el precio de la infracción.

Thursday, December 3, 2009

Una buena idea

Me parece una idea estupenda.

Más que eso, me parece una idea excelente y maravillosa, ésa que ha propuesto una amiga de introducir y establecer cláusulas en la relación que tiene con un amigo y cuyo propósito sería el de llevar a cabo y asistir de manera conjunta a actividades que habían sido programadas de antemano para realizarse en un futuro cercano o distante.

Todo surge a consecuencia del mutuo reconocimiento de la turbulenta relación que existe entre las partes la cual ha veces se interrumpe por períodos más o menos prolongados y en los cuales los actores principales apenas se visitan y se comunican entre sí.

Esa iniciativa aparentemente ayudaría a quitar la incertidumbre del estado en que se encontraría la relación, esté pasando ella o no por un ciclo de rompimiento ocasional y en el caso  por ejemplo de que se quieran comprar tickets para cualquier concierto, exista una invitación de por medio o se planee un evento futuro...