Sunday, August 15, 2010

Here comes The Bridge!

Y esta es la presentación oficial de nuestro nuevo blog. Porque si no lo sabían pues ahora se enteran de que hemos estado trabajando en la construcción de otro blog. En un puente para ser más precisos. Y ese es el nombre con el cual lo hemos bautizado: The Bridge. A diferencia de El Café de Fernando, en aquél tengo compañía.

Bueno, debo aclarar que aquí también tengo compañía: la de todas las personas que vienen a visitarme y sobretodo las asiduas que me regalan con sus comentarios o las que se han hecho miembros de este espacio. Pero aquí a diferencia de en aquél los posts los hago sólo yo. En El Puente no. Mejor dicho en The Bridge tengo una co-participante o una co-blogger si así prefieren. Somos mi amiga Sophie y yo. Dos polos opuestos en muchos sentidos pero a la vez con muchísimas cosas en común. Ella vive en París y yo en New york. Establecer una conexión entre los dos mundos, entre las dos ciudades a la manera como nosotros las vemos es la idea que está detrás de nuestro proyecto.

Hasta ahora la colaboración mutua, trabajar en conjunto con Sophie ha sido un encanto y por demás los resultados no menos excelentes y la respuesta que le han dado algunas personas a la iniciativa además de ser muy positiva ha sido también muy motivadora.

El hecho de que vivamos en ciudades distintas y con un gran charco de por medio no ha sido un obstáculo para que podamos encontrar una manera de comunicarnos efectivamente y llegar a acuerdos. A pesar de las diferencias hemos coincidido en buscarle una salida negociada a todos los obstáculos que se nos han presentado hasta la fecha comenzando por la designación del nombre hasta la resolución de otros detalles no menos importantes.

Algo curioso es que el blog es en Inglés. No en español que es mi primer idioma. Tampoco en Francés que es su primer idioma. Decidimos que nos interesa comunicarnos en la lengua de Shakespeare y expresar nuestra manera de sentir y pensar en ese idioma y que es algo que a la vez y por igual ambos compartimos.

El contar el uno con la otra y viceversa es el antídoto que hace más improbable la posibilidad de abandonarlo todo en mitad del camino. Compartir las responsabilidades de manera equitativa es nuestra manera de apoyarnos mutuamente sin importar las divergencias que nos separan. Ellas, por el contrario, se constituyen en los estímulos que necesitamos para encontrar el camino del entendimiento mutuo. Y nuestra actitud hasta puede servir de ejemplo a otros-as.
¿Quién sabe?

4 comments:

Maribel said...

Suerte con tu nuevo proyecto.

http://www.youtube.com/watch?v=Np1bn6P747o&feature=player_embedded

http://www.youtube.com/watch?v=NVO64Lq1wuw&feature=related

Fernando said...

Muchas gracias Maribel...

Luego veo los videos que agregas pues voy a trabajar.

Raymunde said...

Una idea estupenda. Os iré leyendo. Espero que vaya por lo menos tan bien como tu "Café".

Fernando said...

Nos encantará Ray verte por allá. Aprendemos sobre la marcha y el proyecto es inclusivo. Hemos pensado que hasta podríamos tener uno que otro invitado. Ya veremos! Por lo pronto me halaga que pienses así del Café. :)