Thursday, August 26, 2010

Impasse

- ¡Oh!, tenemos que averiguar quién fue el responsable de esto, quién fue el que se equivocó, porque estoy cansado de que siempre que se presenta un problema nos echen la culpa de todo a nosotros.

Bla, bla, bla..., y así continuó el jefe hablando y haciendo llamada tras llamada luego de descubrirse que una orden que debió haberle llegado al cliente un Lunes pues nunca llegó ese dia y ya era el Mediodía del Martes y probablemente nunca llegaría pues la misma no se hubo enviado todavía.

Mientras tanto el problema del cliente seguía igual, sin resolverse porque el jefe estaba dedicando todas sus energías en hallar un culpable más que en buscar una solución que podía encontrársele a la situación que se había presentado.

Las emociones se contagian. Molesta mucho ver a alguien que está molesto. Esos tonos de voz altos, esas expresiones en el rostro reflejando desagrado y malestar son muy inquietantes y desestabilizadoras.

Unos minutos bastan para hartar y se me ocurrió una idea pero no quiero tampoco ser irrespetuoso (a los jefes no les gusta que los subordinados sean los que dicten el paso de cómo deben de hacerse las cosas) y con pretendido tacto y no menos sutileza me atreví a sugerir que nos concentráramos mejor en buscarle una solución a la situación creada y luego que fuera resuelta pues nos dedicáramos a averiguar quién fue el que cometió el error.

En unos cuantos segundos ya teníamos un plan a ejecutar con más de una opción para escoger. Incluímos hacerle una visita al nombrado para con ello darle gusto y tratar así de resarcir un poco parte de los inconvenientes creados al no recibir la orden a tiempo. Nos pusimos en acción, ejecutamos y como por arte de magia durante el resto de la tarde no se volvió a hablar más del asunto. Cuál fue la razón o quién fue la causa de que se originara el impasse quedaron en un muy lejano segundo plano.

¡Uff, qué cambio y qué alivio!

4 comments:

Lur, Carol, Bruhi,Carolinda, Ayawé the wolf, cola de ciervo, y se inventan más... said...

y..¡Qué inteligente! ;-)

Fernando said...

(Risas) Carol, cuando se trata de tu bienestar, tu sanidad mental y tu cordura (para no perderla) tu haces lo que sea...

Pichiplayas said...

Estos jefes de hoy en día... :P Fue una buena idea, la verdad :)

Fernando said...

Oh, Shh, los jefes siempre tienen la razón!