Thursday, August 19, 2010

¿Será la rutina?

La muerte del amor o la muerte del deseo hacia sus parejas -con el pasar de los años, era el tema de conversación entre los dos.

¿Cómo se originó ese diálogo? No lo sé con exactitud. Creo que fue una hermosa joven caminando por la acera con la gracia y la frescura características de su edad, y que nos dejó a todos boquiabiertos, lo que los hizo abrir su corazón y revelar parte de sus intimidades.

Uno de ellos dijo que no podía mirar esas cosas porque el era un hombre casado.

El otro resignadamente dijo que iba a cumplir 20 años con su esposa y que ya no podía mirarla como su mujer. Con cierta amargura y resentimiento declaró que ya no la soportaba y que hasta le pedía que se volteara para el otro lado de la cama. El ya no sentía nada por ella.

Y José que abrió los ojos con gestos de sorpresa y casi se puso las manos en la cabeza sólo se limitó a decir que el apenas iba a cumplir 10 años de matrimonio. De seguro se quedó pensando, si sería eso lo que a él también le esperaba.

¿Serán la rutina y el hastío los responsables de matar el deseo, los que le ponen fin al interés y al amor de sus parejas? Si así fuera, ¿podrían esos factores liberar a las personas de toda culpabilidad?

¿Cómo podría la gente protegerse de eso?

6 comments:

Akyaabil said...

creo que nadie puede protejerce de eso... no creo en la poseción en el matrimonio, ni en una relacion... creo que, las cosas pasan y nimodo... seamos felicez! me quedo.

Fernando said...

Seamos felices y que pase lo que tenga que pasar... Me gusta eso! :))

Sonia said...

Cada vez que paso por aquí El Café tiene un nuevo look :-), ¿será que es tu nueva rutina evitar la rutina? LOL.

Saludos Fer!

Fernando said...

El blog es un fiel reflejo de su amo y como tal cambiar es la única constante que se mantiene siempre constante (ambos son igualitos).

¡¡¡Saludos Sonia!!! :))

Raymunde said...

Yo pienso que es el día a día donde se trabaja en contra de lo negativo de la rutina. Hay que querer querer al otro todos los días, cada día. Y no me refiero a lo físico, sino a las razones por las cuales uno ha decidido pasar el resto de sus días al lado de otra persona.

Fernando said...

Ms Raymunde, debo decirte que ayer en la tarde cuando leí tu comentario, me hiciste el día con esa expresión: "hay que querer querer". Todavía la estoy disfrutando pues es algo que siempre he pensado pero no había encontrado una frase que condensara mejor el sentimiento. Es fácil salir huyendo ante los problemas, lo difícil es quedarse ahí para resolverlos y hay que querer, estar dispuesto a resolverlos, pero no puede ser una decisión unilateral: las partes involucradas deben querer hacer lo mismo. De lo contrario es un rotundo fracaso.