Thursday, November 25, 2010

Subtextos, juegos, realidades

La chica estaba claramente jugando con el dependiente de la tienda cuando le propuso que si salían juntos ella le pagaría todos los gastos.

¡O talvez no estaba jugando!

Ella fue un poco más lejos y más específica cuando le abundó que no sólo le pagaría los gastos sino que le daría el dinero para que fuera él quién pagara la cuenta de ambos.

En medio del intercambio ella pausó y con la mirada se dirigió hacia mí que estaba a unos pocos pasos de ella en actitud expectante, se sonrió un poco y me hizo una especie de guiño con los ojos.

En el fondo me intrigaba el que quizás todo era cierto y el hecho de expresarlo en forma abierta y delante de todo el mundo a manera de una broma era una cortina de humo para distraer, un modo más fácil de expresar una verdad difícil de darle salida bajo otras circunstancias. Decir las cosas como si fuera un chiste, de manera graciosa es el vehículo perfecto para expresar verdades que nos resultarían difíciles de articular.

No lo sé. Lo que sí quedó claro para mí fueron los subtextos implicados, esas sutiles formas de comunicación que revelan las reglas sociales ocultas pero subyacentes en los intercambios sociales entre las personas. Me impresionó el conocimiento de ella de esas convenciones y su disposición a utilizarlas de manera indirecta en su favor.

Lo que para muchos podía ser una desventaja, no lo era para ella que tenía la astucia de hacer una oferta que lo protegería a él, le salvaría la cara y de ahí no sólo su sacrificio en querer pagar, sino el detalle de ante los demás hacerlo parecer como la persona responsable de hacerlo. Hasta de eso ella estaba consciente y dispuesta, de que había que cuidarle su ego con tal de eliminar cualquier obstáculo que le impidiera aceptar salir con ella.

Lástima que tuve que salir a destiempo de la tienda sin poder satisfacer mi curiosidad por descubrir las otras piezas del rompecabezas o el tipo de desenlace que se avecinaba.

2 comments:

Raymunde said...

Bueno, no es por nada, pero las mujeres solemos tener ese tipo de intuiciones, o los conocimientos necesarios para decir las cosas adecuadas de la manera adecuada.

Intenta volver a esa tienda a ver si te enteras de algo más de la historia :).

Abrazo

Fernando said...

Absolutamente de acuerdo contigo Ray, las mujeres son una clase de seres humanos realmente envidiables por su capacidad de colocarse en varias posiciones para ver los diferentes ángulos de una situación.

Estaré a la expectativa para hacer una continuación de la historia si me entero de algo nuevo. En todo caso trato de estar siempre a la expectativa para acordarme de todas las cosas que pasan en mis rutinas de visitar tiendas y observar los intercambios de la gente en la calle... :)

Take care!