Thursday, August 26, 2010

Impasse

- ¡Oh!, tenemos que averiguar quién fue el responsable de esto, quién fue el que se equivocó, porque estoy cansado de que siempre que se presenta un problema nos echen la culpa de todo a nosotros.

Bla, bla, bla..., y así continuó el jefe hablando y haciendo llamada tras llamada luego de descubrirse que una orden que debió haberle llegado al cliente un Lunes pues nunca llegó ese dia y ya era el Mediodía del Martes y probablemente nunca llegaría pues la misma no se hubo enviado todavía.

Mientras tanto el problema del cliente seguía igual, sin resolverse porque el jefe estaba dedicando todas sus energías en hallar un culpable más que en buscar una solución que podía encontrársele a la situación que se había presentado.

Las emociones se contagian. Molesta mucho ver a alguien que está molesto. Esos tonos de voz altos, esas expresiones en el rostro reflejando desagrado y malestar son muy inquietantes y desestabilizadoras.

Unos minutos bastan para hartar y se me ocurrió una idea pero no quiero tampoco ser irrespetuoso (a los jefes no les gusta que los subordinados sean los que dicten el paso de cómo deben de hacerse las cosas) y con pretendido tacto y no menos sutileza me atreví a sugerir que nos concentráramos mejor en buscarle una solución a la situación creada y luego que fuera resuelta pues nos dedicáramos a averiguar quién fue el que cometió el error.

En unos cuantos segundos ya teníamos un plan a ejecutar con más de una opción para escoger. Incluímos hacerle una visita al nombrado para con ello darle gusto y tratar así de resarcir un poco parte de los inconvenientes creados al no recibir la orden a tiempo. Nos pusimos en acción, ejecutamos y como por arte de magia durante el resto de la tarde no se volvió a hablar más del asunto. Cuál fue la razón o quién fue la causa de que se originara el impasse quedaron en un muy lejano segundo plano.

¡Uff, qué cambio y qué alivio!

Thursday, August 19, 2010

¿Será la rutina?

La muerte del amor o la muerte del deseo hacia sus parejas -con el pasar de los años, era el tema de conversación entre los dos.

¿Cómo se originó ese diálogo? No lo sé con exactitud. Creo que fue una hermosa joven caminando por la acera con la gracia y la frescura características de su edad, y que nos dejó a todos boquiabiertos, lo que los hizo abrir su corazón y revelar parte de sus intimidades.

Uno de ellos dijo que no podía mirar esas cosas porque el era un hombre casado.

El otro resignadamente dijo que iba a cumplir 20 años con su esposa y que ya no podía mirarla como su mujer. Con cierta amargura y resentimiento declaró que ya no la soportaba y que hasta le pedía que se volteara para el otro lado de la cama. El ya no sentía nada por ella.

Y José que abrió los ojos con gestos de sorpresa y casi se puso las manos en la cabeza sólo se limitó a decir que el apenas iba a cumplir 10 años de matrimonio. De seguro se quedó pensando, si sería eso lo que a él también le esperaba.

¿Serán la rutina y el hastío los responsables de matar el deseo, los que le ponen fin al interés y al amor de sus parejas? Si así fuera, ¿podrían esos factores liberar a las personas de toda culpabilidad?

¿Cómo podría la gente protegerse de eso?

Sunday, August 15, 2010

Here comes The Bridge!

Y esta es la presentación oficial de nuestro nuevo blog. Porque si no lo sabían pues ahora se enteran de que hemos estado trabajando en la construcción de otro blog. En un puente para ser más precisos. Y ese es el nombre con el cual lo hemos bautizado: The Bridge. A diferencia de El Café de Fernando, en aquél tengo compañía.

Bueno, debo aclarar que aquí también tengo compañía: la de todas las personas que vienen a visitarme y sobretodo las asiduas que me regalan con sus comentarios o las que se han hecho miembros de este espacio. Pero aquí a diferencia de en aquél los posts los hago sólo yo. En El Puente no. Mejor dicho en The Bridge tengo una co-participante o una co-blogger si así prefieren. Somos mi amiga Sophie y yo. Dos polos opuestos en muchos sentidos pero a la vez con muchísimas cosas en común. Ella vive en París y yo en New york. Establecer una conexión entre los dos mundos, entre las dos ciudades a la manera como nosotros las vemos es la idea que está detrás de nuestro proyecto.

Hasta ahora la colaboración mutua, trabajar en conjunto con Sophie ha sido un encanto y por demás los resultados no menos excelentes y la respuesta que le han dado algunas personas a la iniciativa además de ser muy positiva ha sido también muy motivadora.

El hecho de que vivamos en ciudades distintas y con un gran charco de por medio no ha sido un obstáculo para que podamos encontrar una manera de comunicarnos efectivamente y llegar a acuerdos. A pesar de las diferencias hemos coincidido en buscarle una salida negociada a todos los obstáculos que se nos han presentado hasta la fecha comenzando por la designación del nombre hasta la resolución de otros detalles no menos importantes.

Algo curioso es que el blog es en Inglés. No en español que es mi primer idioma. Tampoco en Francés que es su primer idioma. Decidimos que nos interesa comunicarnos en la lengua de Shakespeare y expresar nuestra manera de sentir y pensar en ese idioma y que es algo que a la vez y por igual ambos compartimos.

El contar el uno con la otra y viceversa es el antídoto que hace más improbable la posibilidad de abandonarlo todo en mitad del camino. Compartir las responsabilidades de manera equitativa es nuestra manera de apoyarnos mutuamente sin importar las divergencias que nos separan. Ellas, por el contrario, se constituyen en los estímulos que necesitamos para encontrar el camino del entendimiento mutuo. Y nuestra actitud hasta puede servir de ejemplo a otros-as.
¿Quién sabe?

Saturday, August 7, 2010

Penelope Trunk encore

Anteriormente ya había expresado en otra entrega el porqué de mi devoción por Penelope Trunk. Tenía pensado abundar más sobre ella en otro post y estaba preparando una entrada sustanciosa. El tiempo pasó y no busqué toda la información que requería para documentar bien lo que quería expresar. Sin embargo no quise desaprovechar del todo el borrón que había ya comenzado y por eso decido poner lo que ya tenía preparado.

Además, voy a agregar la cita que utilicé el otro día en Facebook y que extraje de uno de sus últimos posts. En ella nos hablaba de que "el mundo no es una carrera hacia una gran mansión, el mundo es una disputa sobre quién tiene el corazón más noble y tolerante. Eso es lo que hace una buena vida - a cambio tu recibes bondad. Por lo tanto sé cortés y agradecido".

A Penelope la hacen interesante sus teorías y saca una de la manga como por arte de magia. En especial si se trata de sexo. Aquí ella es realmente prolífica. Como ésta en la que especula que las mujeres de más altos ingresos podrían tener también más sexo oral. Y no sólo lo dice sino que intenta justificarlo con muchísimos estudios y referencias. Sus argumentaciones se inician diciendo que es bien conocido en la investigación sobre el sexo que mientras más educada es una mujer, de manera más frecuente ella recibe sexo oral.

¿No les parece  interesante? A mí me parece genial.

Thursday, August 5, 2010

Ser uno mismo

Se recomienda que las personas sean auténticas o que seamos nosotros mismos. La hipocresía y la falsedad no son atributos agradables de encontrar y mucho menos queremos transmitir esa impresión de nosotros a otros. Pero es algo muy delicado y no es tan fácil serlo si se trata de salir bien parado de la experiencia. Al ser muy auténticos se corre el riesgo de chocar de frente con otras personas que a su vez son muy genuinas y originales en su forma de ver y reaccionar al mundo que les rodea.

Lo extraño y asombroso es el cómo se hace posible la convivencia entre las personas aún manteniendo ellas valores y posiciones totalmente contrarias que van desde simples preferencias hasta planteamientos muy profundos que afectan las actitudes, los gustos y las aficiones, las creencias religiosas e ideales políticos entre otras. No ocurre ningún problema mayor porque las personas saben eso y no andan predicando a viva voz cuáles son sus inclinaciones y se intuye que las nuestras aunque diferentes tampoco tienen que ser expuestas o clarificadas de la manera como hacemos un listado de cosas para aplicar para un empleo o ir de compras al supermercado.

¿Ocurren transgresiones? Todo el tiempo. Pero las personas aprenden a soportarlas y tolerarlas sobretodo si usan el tacto y algunas pequeñas estrategias sociales que como el pasar por alto e ignorar pequeños detalles discordantes, evitan los escalamientos hacia mayores conflictos.

Muchas personas les encanta vivir dentro de las limitaciones que les imponen su forma de pensar o sus creencias (para ellas no son limitaciones), y se sienten cómodas dentro de un territorio o demarcación y nunca sienten la necesidad de ver la realidad desde otra perspectiva u otro punto de vista.

Pero no todos los individuos florecen dentro de ese estado de cosas.. En estos últimos la existencia de límites es una mayor desventaja y se resienten ante la mínima presencia de ellos. En especial aquellos que no poseen ningún territorio ni les interesa defender alguno. Sus fronteras son vagas y difusas: si las hay serían muy permeables o prácticamente inexistentes y aunque traten les sería sumamente difícil aceptar vivir dentro de las mismas. A ellos les cuesta mucho trabajo someterse y por eso prefieren vivir a campo abierto, con el máximo de libertades permisibles bajo las circunstancias (madre de todas las cosas) y muy alejados de lo que parezca tener muchas reglas y limitaciones pues en extremo podrían parecerse a algunos lugares  donde se recluyen aquellos que no actúan según las normas.

Yo creo parecerme mucho a esa segunda clase de individuos aunque me resisto mucho a estar encasillado en algún tipo de clasificación.