Sunday, November 27, 2011

La culpa no es de nadie

Esta idea me ha estado dando vueltas y vueltas en la cabeza durante toda la semana.

Las cosas que supuestamente queremos y necesitamos las personas para ser felices son tan diferentes de persona a persona que es muy difícil, por no decir imposible, encontrar a alguien que nos las pueda satisfacer a plenitud. La realidad es que nadie puede complacernos completamente, ni nosotros a nadie. A pesar de ello nos comportamos como si supiéramos y/o los demás supieran cómo poder hacerlo.

De lo anterior se desprende también que suponemos todo aquello que le hace daño a los otros y estos a su vez saben de antemano y por sentido común todo lo que a nosotros nos hace sentir mal. Lo real es que son incontables e inverosímiles la cantidad de cosas que pueden afectarnos a nosotros mismos y a otros seres humanos. Es difícil poder clasificarlas a todas porque los seres vivientes son un conjunto único de experiencias, a veces compartibles, pero no siempre.

He ahí el dilema y hasta la contradicción. Lo que el otro o la otra le hace falta es tan distinto de lo que a mí me hace falta. Y por eso vamos por la vida sintiéndonos todo insatisfechos e incompletos y demandando cosas que creemos y damos por sentado se nos pueden dar. Y si no ocurre así creemos que es culpa de los demás el no reconocer lo necesitados que estamos de ellas. Y viceversa.

Para colmo, mis deseos y mis carencias, cuando logro identificarlos no son constantes y si alguna permanencia existe es su variabilidad con el paso del  tiempo, mutando de una cosa a la otra y lo que un día fue ya no es y lo que hoy es no sé si será.

Parece no ser un fenómeno exclusivamente mío. Creo que lo mismo le ocurre a todos aquellos que están, estarán o estuvieron alguna vez a mi alrededor. Y también de los que nunca estuvieron ni nunca lo estarán...

De manera insospechada, llegar a entender todo eso abre las puertas a numerosas y esperanzadoras posibilidades, nuevas oportunidades que parecen ofrecerse al explorador ávido de adentrarse a mundos nuevos y desconocidos.

Wednesday, November 23, 2011

La fricción es inevitable

Reggie Love, asistente personal del Presidente Obama, dejará su puesto al finalizar el año para dedicarse a asistir a tiempo completo a la escuela de negocios Wharton de la Universidad de Pennsylvania.

Ser la mano derecha del presidente, permanecer a su lado hasta por 18 horas al día y asistirlo hasta en los más mínimos detalles es ciertamente más que un prestigio, una posición honorable.

Un grupo de investigadores en ABC ha calculado que como compañero de viaje de Obama ambos deben haber volado alrededor de 880,780 millas (multiplicar por 1.6 para obtener kilómetros).

Como estábamos hablando en el post anterior de lo complicadas que son las relaciones entre las personas me interesa resaltar una parte del artículo de donde tomé la información. Es el señalamiento de que cuando dos personas pasan tanto tiempo juntas es inevitable que se molesten, que se irriten (ocasionalmente?) la una con la otra ("they're bound to get on each's others nerves").

Entonces, si ello es así, si la fricción entre las personas es imposible evitarla, si no hay nada que podemos hacer para evadirla, pues mejor, acostumbrémonos.

Para los que quieran leer más del artículo en cuestión, pueden ir aquí

Sunday, November 20, 2011

Hasta la belleza cansa

Ahora que se ha hecho pública de manera oficial la separación de Demi Moore y Ashton Kutcher todo el mundo tiene una opinión que trata de explicar la razón del rompimiento. Igual como a Penelope Trunk, me encanta analizar las actuaciones y la vida de las celebridades porque me sirve para desmitificarlas y los análisis que obtengo me ofrecen una buena perspectiva sobre la naturaleza de sus problemas que no son tan diferentes de los que sufrimos los demás.

La principal causa o la gota que derramó el vaso en esa separación parece ser el descubrimiento de la infidelidad de Kutcher, sin embargo muchas personas no dejan de resaltar la diferencia de edad entre Ms Moore y Mr. Ashton como uno de los factores determinantes en el divorcio.

Mi opinión es que ciertamente hay una gran diferencia de edad entre ellos, con la agravante de que en este caso ella es la mayor y no él, lo que no es lo más común en parejas con diferencias significativas de edad.

No obstante yo pienso que otros factores pudieron haber influído en la separación, y no creo que la disparidad de edades debe haber sido necesariamente el elemento más relevante. Digamos que en todas las parejas siempre hay diferencias y éstas no siempre son pequeñas, las cuales deben salvarse si se quieren evitar las rupturas.

De manera anecdótica veamos algunos ejemplos de parejas con alto perfíl y el estado de cosas en que se encuentra o quedó la relación en un momento dado (hasta la fecha, porque nunca se sabe: no podemos predecir el futuro).

La pareja de Tiger Woods (35) y Elin Nordegren (31) terminó separándose luego que fueron descubiertas las infidelidades en serie de Tiger. Michael Douglas (67) y Catherine Zeta Jones (42) llevan una relación de muchos años. Igual se mantienen Antonio Banderas (52) con Melanie Griffith (54). Woody Allen (76) se divorció de Mia Farrow (66) para casarse con la que en ese entonces era su hija adoptiva Soon-Yi Previn (41) luego de descubrirse que llevaba una relación con ella. Brad Pitt (casi 48) se separó de Jenniffer Aniston (41) para involucrarse con Angelina Jolie (36). Y estoy observando lo que puede pasar con Scarlett Johansson (27 en unos días) y Sean Penn (51).

Todo parece indicar que no existen recetas en esto de las relaciones. Los inconvenientes y las desavenencias existen por doquier y el antídoto para lograr mantenerlas un largo tiempo debe estar en la manera como se manejen esas desavenencias sobretodo luego que pasa ese período crucial de efervescencia que existe los primeros días, los primeros meses y hasta los primeros años.

Luego de pasada la luna de miel, sólo queda la rutina, la vida llana y normal. Manejar ésta con el día a día, las pequeñas cosas de la existencia con otra persona es uno de los mayores retos para la convivencia armoniosa y feliz. ¿Existe algún antídoto contra el cansancio y el hastío? Esa podría ser una buena explicación para explicar el porqué algunas relaciones duran y otras no. No es por nada que pasado cierto tiempo, igual como dice la canción, "hasta la belleza cansa".

Wednesday, November 16, 2011

Ocupar la NBA

Existe una expresión en francés que dice, "plus ça change plus c'est la même chose", que quiere decir, más o menos: "mientras más cambian las cosas, más resultan ser las mismas".

Por más que el ser humano estudia y evoluciona, todavía sigue reaccionando en base a sus instintos más primitivos y elementales. ¿De qué otra manera podría explicarse el tranque, el empantanamiento en el que se encuentran las negociaciones entre los jugadores y los propietarios de los equipos de la NBA (National Basketball Asociation). 

La temporada debió iniciarse a finales del mes pasado y hasta la fecha de hoy no se vislumbra ningún tipo de acuerdo entre las partes que posibilite un retorno a las canchas de juego para finales de Diciembre. Se habla de que el calendario completo de juegos podría cancelarse si no se llega a tomar con tiempo una decisión que satisfaga las aspiraciones de los dos grupos en disputa.

No hay que ser mago para descubrir que la base de los desacuerdos que dividen los unos de los otros no es otra cosa más que dinero. Exactamente eso: ¡dinero y más dinero! No logran ponerse de acuerdo de cómo van a repartirse el botín...; es la avaricia y el orgullo de no dar su brazo a torcer lo que los mantiene separados y aislados, incapaces de construir un puente que los una.

Prefieren en cambio perderlo todo y son capaces en su ceguera de matar la gallina de los huevos de oro a tener que darle la razón al otro. Esta gente produce un espectáculo, pero quién en definitiva paga por él es el público que deja de vivir su vida para entregarse por entero a seguirlos. En última instancia, la huelga a quién afecta es a estas personas y a otros que se ganan la vida alrededor de estas actividades.

A mí me tiene sin cuidado lo que menos del 1% de estos individuos hace o deja de hacer, pues aunque yo disfruto el entretenimiento por un día y hasta dos, los deportes profesionales no me quitan el sueño y puedo verlos como lo que son y nada más. Ya lo he dicho en otra entrada, al fin y al cabo no soy yo quién juega ni quién se gana todos los millones del mundo practicando esa profesión.

Los que sí me preocupan son el 99% + restante, todas esas personas que siguen con entusiasmo los partidos de baloncesto. Esos que lo dejan todo para ir a verlos en vivo o en la TV y los siguen de manera ferviente a través de los medios. La huelga es a ellos que los afecta y si observamos claramente ellos son en definitiva la presa a disputar.

Ahora bien, ¿no sería justo que esos que pagan reclamaran sus verdaderos derechos?. El hecho de no estar organizados no le da voz ni voto pero moralmente ellos son los verdaderos dueños del negocio y deberían estar representados y en su defecto deberían declararle la guerra a todos estos avaros y angurriosos que lo quieren todo para ellos.

Si se fijan bien existe una similitud entre los movimientos que llaman a ocupar a Wall Street denunciando la desigualdad existente entre el 1% que lo tiene casi todo y el restante 99% que se reparte las miserias, de igual modo en la NBA menos del 1% que representan los jugadores y los propietarios de los equipos controlan si se juega o no en las canchas de baloncesto perjudicando con ello a la gran mayoría que viene a ser más del 99%.

Por eso y en nombre de ese 99% +, llamo a todos a unirse y de forma unánime reclamar sus derechos y Ocupar la NBA #ONBA. El poder es de todos (nosotros) ustedes, pues sin ustedes no hay presa, no hay botín para repartir. Sin la asistencia de los fieles fanáticos que pagan para ir a presenciar los partidos ....

Saturday, November 12, 2011

Agradecimiento

Debemos darle las gracias a todas las personas que escriben en blogs y en redes sociales por abrir su mente y su corazón y compartir lo que sienten con nosotros. En especial las que con palabras expresan su sufrimiento y desencanto del mundo.

Esa gente hace que nuestros problemas casi desaparezcan o parezcan ínfimos ante la realidad de ellos. Es tal la tristeza, la incertidumbre y la angustia que se escapan de sus escritos que en comparación hacen que las inconveniencias y vicisitudes que experimentamos palidezcan ante las suyas.

No todos poseemos esa habilidad de conectar con nuestro interior y en palabras dejar una huella casi perfecta del estado anímico que se apodera e instala en nosotros. Algunos y algunas son mejores que otros y otras, en especial merecen ser reconocidas en ese aspecto las mujeres escritoras que son más duchas en ese arte de expresar sus interioridades que los mismos hombres.

Me preguntaba si es malsana la contemplación de las tribulaciones ajenas cuando ellas de alguna manera restauran un sentido de bienestar en nosotros, cierto sentimiento de que nosotros no estamos tan mal porque los demás están peor...

No está demás preguntarse, si podríamos hacer algo para ayudar a nuestros semejantes a sobreponerse de los males que los aquejan? Para algo debe servir ser testigos y espectadores de las miserias que los abaten?

Sunday, November 6, 2011

¡Qué viva el cambio!

Con el tiempo se llega a detestar lo que se tiene y entonces podríamos añorar cosas que antes teníamos y las que en una nueva comparación no parecen tan malas como se creía o como las que se tienen ahora pero que en un principio no resultaban tan evidentes.

Todo ello aplica a mí en estos momentos y el trabajo que tengo. No lo quiero! Quiero otro y estoy pensando en volver a hacer lo que hacía antes: Marketing, Healthcare, Planes de salud.

Ya está decidido! Un día de estos me voy y comienzo de nuevo en otra compañía...

Los cambios son buenos. Tengo que cambiar! ¡Qué viva el cambio!