Friday, December 14, 2012

No podemos negar el futuro

Hay problemas técnicos si queremos eliminar el futuro así por así. Porque hasta ahora ese es el lugar dónde se resuelven las insatisfacciones del hoy en día. La existencia del futuro es lo que nos permite atacar todo aquello que nos agobia en el diario vivir y que nos da fuerzas para luchar y seguir hacia adelante.

Por eso no podemos negarlo así, sin más. Si lo eliminamos de golpe y porrazo, a dónde se irían todas las esperanzas, todos los sueños y todas esas expectativas de una vida mejor que son las que nos hacen la vida llevadera y alimentan nuestros desvelos y esfuerzos cotidianos.

El futuro puede ser un constructo, un lugar en nuestra mente. Talvez no exista como entidad pero es necesario para nuestra supervivencia.

Sin él nuestra vida deja de tener sentido y se vuelve vacía y miserable. Talvez sea esa la "fe" que hay que tener y sea parecida a aquella de la que hablan los creyentes. Esa creencia de que todo va a ser mejor y por eso nos movemos. Porque si creyéramos que todo va a ser peor entonces no nos queda de otra que tirar la toalla.

Y viene la pregunta entonces de qué sería el presente. El presente no es más que la conjugación de todos los futuros anteriores que ya  hemos vivido y que forman parte de nuestra experiencia y a la vez son parte de nuestro pasado.

Muy interesante el que tanto el pasado como el futuro tienen como hilo conductor el presente. Ninguno existe en su ausencia.