Tuesday, June 26, 2012

Todos podemos aprender de Lebron

Finalmente Lebrón James tiene un anillo de campeón. Por varios años se le había bautizado como el mejor jugador de basketball de la NBA (que es casi como decir el mejor jugador del mundo) pero hasta esta temporada el equipo (que sólo han sido dos) con el que había jugado no se había coronado campeón.

Y eso se le cuestionaba... En los juegos de equipo es costumbre restarle méritos a un jugador excepcional si la franquicia a la que pertenece no gana un título mientras ese jugador está con ella.

Hoy leo un titular que dice "lo que los negros pueden aprender de los logros de Lebron James". Y no sé porqué, pero este titular no me gustó. Eso de categorizar a las personas por el color, por su procedencia, por su estatus social, nada de eso me gusta. Leí el artículo y lo que dice de Lebron es generalizable a cualquier persona en sus mismas condiciones ya sea blanca, negra, roja, amarilla y hasta verde.

Creo que lo que el ha logrado es fruto de su asombrosa herencia genética y el esfuerzo personal que ha dedicado para desarrollar esas aptitudes físicas innatas y es aplicable no sólo a él sino a todo ser humano sin importar el color de la piel, la nacionalidad o el estrato social en el que se nace.

En lo particular, vengo de una familia de muy escasos recursos económicos, pero nunca me he visto como una persona pobre... Nací en la República Dominicana y por ende soy de procedencia latina, más sin embargo, me siento igual que los de cualquier otra raza o como si hubiera nacido en un país del primer, segundo o tercer mundo. Nunca me he visto a menos..., aunque no voy a negar el que otras personas pudieran haberme percibido a menos. Lo cual no deja de tener su ventaja si nos ponemos a observar.

El punto es que creo que discursos como ese dividen en vez de multiplicar, restan en vez de sumar... Lebron James es una persona extraordinaria, grandiosa, meritoria y punto. Todos podemos aprender de él ... todos.

Monday, June 25, 2012

La felicidad

Es difícil de definir pues cuando la tenemos no tenemos conciencia de que la tenemos, de que la estamos viviendo, de que forma parte de nosotros.

Sí sabemos que la felicidad es una meta cambiante y elusiva. Lo que nos hizo feliz en el pasado difícilmente nos haría feliz ahora y lo que nos hace feliz hoy es casi seguro que no nos hará felices en el futuro.

Como dijimos al principio, es también algo difícil de reconocer. Luego que ha pasado es cuando podemos dar fe y testimonio de que hemos sido felices. En el momento en que está ocurriendo no nos damos cuenta suficiente de que la hemos estado viviendo.

Tampoco es muy duradera. Una vez alcanzado eso que creemos nos va a hacer muy felices, descubrimos que ese efecto sólo dura un período de tiempo muy corto. Luego que pasa ese período, ese espejismo, no nos sentimos para nada satisfechos y es cuando tratamos de empezar todo de nuevo.

Y a pesar de ello no nos resistimos a su embrujo y seguimos andando como locos tratando de cortejarla y seducirla.

Saturday, June 23, 2012

Ciudadano del mundo

Le dije que me consideraba un ciudadano del mundo y me contestó que entonces mi escenario era más grande que el suyo.

Me quedé pensando que en realidad todos somos ciudadanos del mundo. Sólo basta que quitásemos unas cuantas barreras psicológicas aquí, otras geográficas allá, algunas ideológicas que nos han impuesto y nosotros mismos nos las imponemos y ya somos no sólo ciudadanos del mundo sino parte del mismo universo.

¿Porqué limitarnos y desde ya empezar a reclamar todo lo que es nuestro, reivindicar todo lo que nos pertenece?

Sunday, June 10, 2012

Sexo y libre mercado

Me ha estado dando vueltas por la cabeza el uso que se le da al sexo como mercancía, como instrumento de compra y venta, una transacción que dependiendo de las circunstancias sigue las reglas del mercado en cuanto al suministro y satisfacción de una necesidad básica y fundamental del ser humano.

Seríamos ingenuos si creyésemos que esto es sólo un asunto de oferta y demanda. Hay mucho de juego sucio, economía, injusticias y desigualdades sociales entremezclados en todo ello. Sin cuestionar la legalidad o no de la operación, me encuentro difícil participar activamente en el libre comercio del sexo.

Puedo concebir el sexo sin amor pero no puedo concebir el sexo sin besos, sin un poco de romance. No puedo concebir este acto de la unión de dos cuerpos con premura, con prisa, sin no estar apurados, sin que los amantes se toquen de manera prolongada y sin tiempo, sin esas rutinas de exploración y descubrimiento necesarias para conocerse y disfrutarse mutuamente, plenamente ...

Sencillamente no puedo!

Monday, June 4, 2012

El nuevo trabajo

Es una espada de dos filos mi nuevo trabajo. Es marketing, es seguro médico, es hablar con mucha gente y es también estar en la calle, en el medio, ver todo lo que ocurre, ser parte del discurrir del diario vivir: todo lo que me gusta.

Es asimismo la posibilidad de hacer mucho dinero aunque todavía no he tenido el tiempo suficiente para hacerlo.

Y también es tratar con una población frágil, envejeciente, agobiada de problemas y cuando no enferma, discapacitada, llena de dolencias.

Es tratar con la decadencia del ser humano, el lugar hacia donde todos vamos si no morimos antes en un accidente, de un cáncer fulminante o cualquier ataque al corazón. Sin hablar de los que deciden terminar todo antes por ser incapaces de soportar el suplicio de la existencia.

Observar eso me aterra, me deprime, me produce sufrimiento. No sé si tomarlo todo con humor o acabar en llantos... bueno, tampoco es para tanto!

Friday, June 1, 2012

Si supiéramos ...

¿Qué haríamos hoy, qué haríamos esta noche, si supiéramos que mañana es nuestro último día?

El enano de Game of Thrones parece saber lo qué tendría que hacer cuando le pide a su amante que le haga el amor como si el día siguiente fuera el último de su vida... Claro que para decir eso no usó el lenguaje llano e inofensivo que acabo de usar. ¿Se imaginan?

Últimamente me he hecho la pregunta también. No dejo de pensar qué haría si supiera que voy a morir mañana. Y como uno nunca sabe, salen a relucir muchas cosas. Hay tantas cosas irrelevantes o relevantes que se hacen o dejan de hacer o deberían hacerse.... si supiéramos.