Sunday, December 21, 2014

Coyuntura especial

Se acerca el 2015 de manera vertiginosa y ello significa mucho para mí. A diferencia de años anteriores, este que se avecina y que ya está a la vuelta de la esquina representa una coyuntura especial en el recorrido de mi vida. Me encuentro en lo que sería en Inglés un "turning point", exactamente en una intersección o encrucijada de mi existencia.

Debo tomar decisiones importantes al estilo de si deseo seguir siempre viviendo solo o si quiero tener una compañía a largo plazo y algunas consecuencias que podrían derivarse de ello, etc., etc.. La verdad es que siempre he querido compartir mi vida con otra persona. Pero hasta ahora los pocos casos en que me he sentido a gusto y dispuesto a dar el salto, no me han correspondido. ¿Qué se le va a hacer?

Ahora que todavía gozo de una salud casi perfecta y que mi cuerpo aún no comienza a deteriorarse pienso que es el momento de no postergarlo más. El futuro es impredecible y por lo mismo debo aprovechar las circunstancias actuales para poder ejecutar lo que podría venirse a continuación. Creo que soy mercadeable y al tratar en mis relaciones de dar más que lo que de ellas recibo, tengo esperanzas de hacer un buen intercambio.

Parece que a todo el mundo le llega su momento. En mi caso, creo que estoy ahí. Tengo la edad suficiente para saber lo que quiero y el juicio para saber que la perfección no existe y que todo no es más que un juego de adaptarse en este mundo de cambios constantes. Estoy más que dispuesto a hacer los ajustes necesarios.

Espero desde el inicio del nuevo año comenzar a eliminar todos los obstáculos que se interpondrían en el alcance de mis metas y uno de los más importantes es tratar de poner mis finanzas en orden o por lo menos bajo control y con ello abrirme las puertas para emprender y hacer las cosas que he dejado de hacer en los últimos años.

En síntesis quiero hacer estas tres cosas: quiero viajar mucho, quiero aprovechar mejor mi tiempo y quiero conocer de manera directa más gente con la que pueda compartir ideas y experiencias!

Wednesday, December 17, 2014

Calentando los motores

Es 17 de Diciembre. Con el de hoy habrán pasado ya diez días desde el 7 de este mismo mes que marcan la culminación de un período de trabajo intenso y frenético como no me veía enfrascado en mucho tiempo.

Los resultados en matería económica todavía no se materializan pero creo de manera preliminar que han sido satisfactorios. No estuvieron en el tope más alto de mis expectativas pero tampoco en el más bajo y por tanto para ser una primera vez me considero satisfecho del trabajo logrado.

Ahora queda la resaca de toda esta actividad y de estar ocupado todo el día ya sólo manejo las secuelas de todo lo que quedó y uno que otro problema relacionado con el manejo de los clientes.

En estos últimos días me queda la sensación de tener mucho tiempo libre y a la vez me he sentido un poco desorientado y hasta culpable por no estar sacando el mejor provecho del mismo.

Y no es que no haya nada que hacer. Si observamos bien, siempre hay algo que hacer. Los deseos, sin embargo no están ahí.

Mas poco a poco, quiero volver a retomar las cosas que forman parte de la rutina que quiero llevar y que en realidad no son costosas. Me interesa leer más libros, quiero escribir más en este blog, quiero mantener mi salud física corriendo por lo menos una vez por semana y más si es posible y el tiempo así lo permite.

Son compromisos que quiero mantener conmigo mismo y el exponerlo aquí es una forma para mí de comprometerme con ello.

En tiempos pasados me hice el propósito firme de retomar el hábito de la lectura al margen de lo que leía online, que ahí no tengo problemas. Escogí para esa tarea y me lo leí a Orlando de Virgina Wolf, un libro que me había regalado Daniel hace más de 3 años.

Lo terminé a finales de Septiembre y me prometí hacer una reseña de las impresiones que me provocó ese libro. 

Considero esta entrada el preámbulo (un calentando los motores) para esa próxima entrega ...., que vendrá en breve. Ta-da!!!