Tuesday, June 30, 2015

El sueño americano

La gente que viene a Estados Unidos dizque a buscar una mejor vida se puede llevar una sorpresa tremenda. El sueño americano con mucha frecuencia no pasa de ser eso: un sueño.

América o Estados Unidos de América, atrae por sus luces, su ostentación, su riqueza y creemos que podemos conseguir un poco de eso, que algo se nos va a pegar y no nos damos cuenta que podemos quedarnos sin nada, con las manos vacías.

Y todo ello porque no sabemos cómo funcionan las cosas en este país. Podríamos ser presa del sistema que actúa inmisericordemente para que no sepamos nada, para que no nos eduquemos y entendamos las fuerzas ocultas que gobiernan la sociedad.

Lo entiendo. Es toda una maquinaria que está presente todo el tiempo, las 24 horas al día, los 365 días del año para entretenernos y alienarnos con una cultura que fomenta valores materialistas y vacíos, que nos incitan a comprar cosas que no necesitamos y dónde sobresale el culto a los deportes profesionales (que no practicamos) y a las celebridades.

Qué otra cosa puedo decir de un sistema que funciona y se alimenta de encarcelar a las personas, en especial si pertenecen a las minorías, dónde lo importante no es prevenir el crimen sino encontrar la manera cómo culpabilizar a las personas, porque hay que producir presidiarios a como dé lugar, a manera de una factoría de presos, porque eso deja beneficios. Hay corporaciones que manejan y se lucran con las prisiones. Existe todo un engranaje montado a ese respecto que se beneficia desde arrestar a personas por ofensas mínimas y los encarcela hasta de por vida.

¿¡Qué decir de un sistema que condena a los pobres, los estigmatiza, les niega las oportunidades y los endeuda de por vida si quieren estudiar e ir a la universidad!? ¿O que seduce a los jóvenes, les lava el cerebro y los enrola en el ejército vendiéndole ideas de patriotismo, coraje y valor dentro de una envoltura de oportunidades que las precariedades económicas vuelven irresistibles?

Resulta tan chocante descubrir que en Estados Unidos la guerra es un negocio, una industria que hay que promover y justificar a toda costa valiéndose de todos los medios necesarios, incluídas la mentira y la explotación de nuestros miedos e instintos más primitivos e irracionales.

De igual manera descubrir el capitalismo desnudo donde todo es un negocio: todo se compra y se vende, el bienestar, la salud, el amor.

Es en estas condiciones del saber que entonces me da mucha pena ver gente a la que uno supone mejor informada, que se deja engatusar, que lo deja todo por venir a este país a comenzar una nueva vida, sin estar preparada, sin medir las consecuencias, sencillamente porque se dejan enceguecer por las luces, las fantasías y las quimeras de lo que es en realidad la pesadilla americana.

No comments: