Friday, May 13, 2016

Después del gustazo ...

Según leí en un artículo en Bigthink, se necesitan sólo 5 días para cambiarle a uno el metabolismo (se vuelve más lento), si uno se deja seducir y se entrega de manera desenfrenada a los placeres y la lujuria de la comida y la bebida .... ¡Ay el vino y las cervezas!

Ven la paradoja de la vida: la buena vida mata, la buena vida (a la larga) es mala... Talvez exagero pero bueno, con razón dicen que "un gustazo, un trancazo" y por ahí vamos...

Imagínense entonces si en vez de 5 días entregados al pecado de comer sin miramientos, habláramos de dos (o tres) meses. Ese sería el caso mío y en consecuencia el aumento de 10 libras que ha experimentado mi abdomen en las últimas semanas que ojalá fueran de músculos, pero no lo son.

Todo, sin embargo, supuestamente tiene remedio si uno sabe lo que tiene que hacer (el conocimiento, la conciencia es lo primero) ...y el vídeo de abajo es una muestra de las cosas que estoy haciendo (entre otras) para recuperar la forma perdida.



3 comments:

Sonia Tejada said...

El ejercicio lo resuelve. Es cuestión de seguir cómo vas.
No sabía que corrías decamisao :P Hasta en eso la naturelza les dio la ventaja, si se me ocurriera correr así, bueno, no podría lol

Saludos!

Fernando said...

Parece que me equivoqué: sí hay auditorio, si visitan a uno y la siento como una visita a mi propia casa (la física porque esta también es una casa para mí). Encantado de que hayas estado por aquí y te des la vuelta de vez en cuando Sonia... Hago lo mismo por la tuya cuando publican (debido a que por las circunstancias ya no ocurre tan a menudo como antes).

Debo decir que hasta llegar a Estados Unidos andar sin camisa era algo de lo más común y natural para mí. Aquí en USA, uno desarrolla ciertas aprensiones (que no deberían existir pero esta es una sociedad liberal y conservadora o "prudish" al mismo tiempo), algunas por observación y otras por el clima. Uno se desacostumbra. Pero por lo general, en la casa no tengo problemas en encuerarme, me siento cómodo andando así todo el tiempo. El problema es cuando tocan a la puerta y hay que salir corriendo a ponerse la ropa para abrir.

Seguiré con la rutina de correr en el treadmill. Un día de estos me vuelvo al estadio de campo y pista o quizás me entusiasme y me atreva a correr en las aceras a lo largo del río Hudson.

Sonia Tejada said...

El que escribe en Internet tiene audiencia aunque sea escasa y esporádica. Paso por aquí de vez en cuando, tengo poco tiempo, como ya sabes. Me gusto el reto de mayor, suerte con él. Leí el libro cuando salió y me gustó mucho.El que no me he atrevido a leer es 2666 por largo. Lo haré algún día cuando recobre mi libertad :)

Ando desnuda en casa, es una de las ventajas de vivir sola, pero por cuestiones de logísticas lol nunca podría correr sin camisa, todo andaría saltando, y además dolería (a eso me había referido antes) :P No soy purista, en absoluto, pero conociéndote me sorprendió mucho verte sin camisa. No es que esté mal, es que no sé se me hizo difícil reconciliar el descamisao con tu personalidad, bueno la que yo conozco. No era una crítica sino sorpresa.