Thursday, June 30, 2016

Lo que pasa en el café

Esta entrega es una actualización de lo que está pasando y lo que está por pasar en el café en el transcurso de las últimas semanas y las por venir.

Primeramente ya casi está resuelto el problema aquel de las libras de más que cogí en el invierno. Confieso que me ha costado más trabajo de lo previsto. El ejercicio físico, correr solamente (que es lo único que hago realmente), no ha sido suficiente. Finalmente lo he logrado a medias, a fuerza de implementar un programa de restricción calórica que traducido al español significa comer menos y espaciar más las comidas: dejar pasar más horas entre ellas.

Al mismo tiempo he estado incorporando la preparación de más comida saludable en la casa (ensaladas y vegetales) y comiendo con menos regularidad en la calle. Es asombroso lo fácil que es dejarse llevar por nuestros instintos y lo difícil que es resistirse a la tentación de abandonarse a los placeres del paladar.

Por otro lado debo decir que no cumplí de manera cabal mi promesa de leer "Los detectives salvajes" de Bolaño en Mayo. Comencé tarde, el 13, no el primero de ese mes y aunque leí con buen ritmo los primeros días, no lo terminé como era mi intención antes de acabar Mayo. De repente (no intento justificarme), los negocios de los que vivo que estaban lentos empezaron a florecer y desde ese momento hasta el día de hoy he tenido un mes excepcional. Para estas fechas, en el verano, usualmente no hay mucha actividad en el área de trabajo en la que yo me desenvuelvo.

El libro de referencia lo llevo por más de la mitad y un día de estos cuando baje la actividad comercial, lo retomo y lo acabo como los dioses mandan.

Aunque es probable que haga un post reseñando mi experiencia con el libro (una vez lo termine), voy a adelantar que me ha encantado Los detectives y por ende Bolaño y como resultado de ello ya me estoy preparando para una empresa mayor que es la de leer la continuación de su obra que si no es la culminación de ella por lo menos lo son la cantidad de páginas que tiene. Acabo de comprar su libro 2666 que cuenta con 1125 páginas (para hacerlo más fácil son 4 libritos de 281 páginas).

Vale destacar que estoy redescubriendo el placer de la lectura por la lectura, sin mayores pretensiones y en estos tiempos de aventuras y nuevas experiencias que estoy incorporando a mi vida, leer cobra entonces una dimensión y una importancia especial que me permite complementar el goce del conocimiento y el disfrute de la realidad bajo otras formas y manifestaciones que aumentan su significado.

Y hablando de aventuras, por este medio se hace oficial el proyecto que tengo de conocer muy pronto la ciudad de Montreal. Coincidirá con el Festival internacional de Jazz y no he tenido todavía mucho tiempo de crear las expectativas... No sé realmente con lo que me voy a encontrar. Me gusta así, descubrir allá qué es lo que hay...

Además, pero un poco más lejos, ya a finales de Agosto e inicios de Septiembre ya está decidido que conoceré Paris. Allá también veremos lo que nos deparará la ciudad de las luces. Ella se impondrá y dirigirá mis pasos; será allí que descubriré lo que tiene y ha tenido siempre guardado para mí.

No comments: