Tuesday, January 31, 2017

Ménage à Trois

Y de esta manera se inicia mi primera entrega del 2017... Jajá! Nada que ver ...

Sin muchas pretensiones. Buscando una copa en la cocina y escanciando en ella lo que queda de una botella de vino. "Ménage à Trois" dice la etiqueta y a pesar del nombre es un Malbec que no viene de Francia sino de Mendoza, Argentina.

Curiosos los nombres que le ponen a estas botellas con el propósito de atraer a los incautos que en este caso no fui yo sino alguien que la trajo este fin de semana a la fiesta en la que yo fui el anfitrión.



Además del vino, estoy degustando de los quesos y el salami que quedaron de la fiesta que fue bautizada como "un día de caché" y ahora mismo voy a poner un poco de música para recrear mejor el ambiente y animar un poco la creación de este post... Pandora me resuelve ese problema y sin pensarlo dos veces escojo la emisora que tengo creada basada en el extinto grupo The Civil Wars que haciendo honor a su nombre se desintegró debido a una verdadera guerra civil que se armó no hace mucho tiempo entre sus dos integrantes principales.

Debo mencionar que cuando sintonicé la emisora por un momento el otro día, buscando temas para animar el jolgorio, mi sobrina inmediatamente exclamó "boring" y agregó algo parecido a que esa música la ponía a dormir... Me extrañó porque a mí me ocurre todo lo contrario: música como esa llena de significado, me despierta, me eleva, me ayuda a pensar mejor.

Esa fiesta de la que hablo fue creada sin ton ni son, porque nos dio la gana a una parte del grupito que siempre se junta alrededor de la familia en días de fiesta y otras fechas memorables. Ofrecí mi casa porque técnicamente hablando estoy en el medio de todos y tengo menos complicaciones de vida hasta cierto punto. Digo hasta cierto punto porque ser el anfitrión me obligaba a crear las condiciones para recibir a los invitados: arreglar la casa, limpiarla, los refrigerios, etc., etc.

Esa parte no me contraria mucho. Asumo los compromisos. Ellos me obligan a hacer cosas que de otro modo pospondría de manera indefinida. Dicho y hecho; puse orden en la casa y a la hora que comenzaron a llegar los comensales ni yo mismo podía creer cómo había podido reinar en el desorden de papeles y polvo que había regados por todas partes y que llevaban ya meses ...

Eso sí, no sentí el cansancio ese día sino al siguiente que fue Domingo. Casi no me paré del sofá donde me lo pasé dormitando. Me costaba trabajo pararme. Me dolía el cuerpo, la espalda y me acordé que no era sólo por el trabajo de limpieza que había realizado sino por la agitada semana que había tenido y que acababa de transcurrir cuando quise hacer más de la cuenta en muy poco tiempo y que coincidió con la maravillosa experiencia que tuve de visitar por 3 días la revolucionaria ciudad de Boston.

Ah y ya fue declarado de manera oficial "otro día de caché" para el 15 de Abril (si es que todavía existimos para esa fecha, porque uno nunca sabe ... Esperemos que sí)...