Tuesday, January 29, 2008

Lo que me gusta!

Igual tambien me encanta manejar bajo la lluvia. Y mientras más fuerte mucho mejor y si estoy de suerte, acompañado por alguien que me atrae, ella eleva la experiencia y la emoción a grados superlativos. Hasta si uno no está muy atraído, el hecho de compartir el aguacero bajo el espacio limitado del vehículo hace el truco de provocar un acercamiento hasta entonces inexistente.
Sin embargo, nada es comparable como manejar en la nieve. Preferiblemente solo, porque se exige 100 por ciento de concentración y total grado de alerta que podrían ser interrumpidos por algunas señales no deseables de advertencia del acompañante que no ayudan a minimizar la sensación de peligro ni el riesgo real inherente en este tipo de aventuras. Sentir que el carro resbala, se desliza suavemente de un lado para otro y al mismo tiempo confundirse con la máquina y ser parte de ella, a sabiendas de que el más mínimo error te podría llevar a estrellarte contra el vehículo del lado o del frente o ir a parar a la cuneta...
Un pellizco por favor!

10 comments:

Baakanit said...

Ni cuando cae nieve, ni cuando llueve me gusta manejar. Se coge demasiada lucha. Mucho más si uno se encuentra en la calle con individuos que le gusta manejar en esas condiciones, y les encante el patinaje sobre hielo.

Saludos

soñadora said...

De forma general pienso que te gustan los riesgos,y pienso ¿no es la vida misma un riesgo? si no hago esto puede suceder aquello,si actúo así pueden pensar lo otro,en fin y los deseos dónde quedan? en el vacio y en lo que no pudo ser o no será jamás.Ultimamente estoy tratando de vivir y sentir lo real,lo que quiero hacer,porque a fin de cuentas qué nos resta más que vivir(sin cortarnos las venas)y seguir caminando por la vida a ver lo que nos topamos en los caminos de los sueños.

Fernando said...

Espero Mr Baakanit que sepas guardarme el secreto con las companias de seguro.

Y Shakespeare no hubiera podido decirlo mejor cuando dijo que estamos hechos del mismo material de que estan hechos los suenos. Siento que por el camino que vas esos suenos tienen la posibilidad de no serlo mas y si de convertirse en realidades. Creo que el primer paso es el mas dificil, luego los otros vienen solos.

Sonia T. said...

Fernando, esta vez estoy con Baakanit. Odio manejar en la nieve :(. Para pasarla bien con esa persona con la que sueñas estoy segura que habrá mejores lugares y muchísimo más románticos.

Saludos

Fernando said...

Error Sonia, el post aclara que solo bajo la lluvia manejar es divertido con un acompanante.

Para la nieve es preferible hacerlo solo...(tambien esta dicho en el post), pues una compania podria interrumpir la concentracion y las destrezas que los buenos drivers como yo necesitamos para lucirnos...

Carolin said...

O sea que no eres nada modesto: "que los buenos drivers como yo necesitamos para lucirnos" jajjajaja

¡Despierta!

Bueno mi querido amigo Fer hay cosas más románticas que ver la lluvia manejando, yo prefiero verla en otro lugar jajajaja

¡No me hagas caso que estoy por molestarte hoy!

Saluditos y sigue soñando.

Umma1 said...

A vos te gusta conducir, a mí me pasa lo mismo.
Cuando estoy nerviosa, preocupada, me subo al auto y a despejarme.
Y a más complicado el camino, más me concentro y más me relajo.

Un abrazo

Fernando said...

Es inmodestia bajo control. No es para joder a nadie (risas).
Y no sabes lo que te pierdes cuando la lluvia empana los cristales y la cercania del otro-a
crea ese ambiente especial con el auto en movimiento...De tarea para ti.

Fernando said...

Umma, interesante ese lado que describes. No lo habia pensado pero creo que tiene muchas posibilidades.
Si realmente me gusta conducir, porque no utilizarlo cuando estoy pasando por un mal momento? Podria ser una alternativa terapeutica tan valida o mejor que el divan o romper los platos (ja)
Gracias!

Jolie: Desde la Barandilla said...

yo amo caminar bajo la lluvia, mas que manejar y si voy en el auto
seguramente me bajare.. para caminar aunque volteen a verme con ojos de espanto por la lluvia acida que hay hoy en dia con tanta contaminación.

ya le quite lo romantico con lo ultimo del comentario