Saturday, January 19, 2008

The Right Price

El hecho de que una ducha bien caliente me haga cambiar de estado físico y mental, de menos a más o de peor a mejor, me hace pensar que debería preparar mi propia versión (otra teoría) físico-química de la naturaleza humana. Pareciera que mi cerebro, a consecuencia de esta ducha, se ha inundado de endorfinas y ellas, no yo (¿quién soy yo?), son las responsables de que el paréntesis musical salpicado e influído por Bacchus, haya felizmente llegado a su término.
Y continuando con mi teoría económica de las relaciones debo decir que todo comenzó a esbozarse como fruto de la observación de MQ. Esta amiga, todos los que la conocemos estamos de acuerdo, está buenísima. Todos sus amigos e inclusive ella, reconocemos de lo bueno que se ve el producto (para parafrasear a Sonia). Pero por más vueltas que ha dado el mundo y la incontable cantidad de escaramuzas que se han desarrollado, el producto no se vende. Se han tejido toda clase de historias y especulaciones pero hasta ahora ninguna ha podido descifrar de manera concluyente el misterio. Pero yo creo poder analizarlo mejor con mi teoría.
Uno de los postulados dice que si el precio que le ponemos a una mercancía no es razonable, corremos el riesgo de que no se venda y entonces la probabilidad de que se quede en el escaparate sin vender aumenta considerablemente. Y yo creo que por ahí anda la cosa. MQ está buena, de eso no hay dudas, pero no tanto como ella cree, como lo que ella anda pidiendo en el mercado. No hay que olvidar que in relationships uno es su propia moneda y para pedir se tiene que dar y ella no tiene tanto para dar como lo que pide. Además ella se aumenta el precio de manera caprichosa y artificial pues sus costos de adquisición se elevan mucho cuando ella pide rendición total a su posible comprador, pruebas de amor que rayan en la denigración y hay que comprender que un buen soldado es bueno porque nunca pierde todo su orgullo, toda su dignidad y muchas veces prefiere la muerte antes que la anexión o la aniquilación. Y prefiere entonces luchar otras batallas...pelear otras guerras. Comprar en otra parte.
Y pienso que uno debería utilizar los mismos criterios que utiliza al comprar una compañía en el mercado para hacer la elección de un(a) buen(a) compañero(a). Por ejemplo las compañías buenas tienen estas cualidades: Low P/E (low price relative to earnings),Positive cash flow, Good balance sheet (low or no debt), Good assets allocation, Good pipeline (prospectus of future growth), Good R&D (research and development). Pero no se debe olvidar que uno debe tener el dinero para comprar(reunir las condiciones). Las buenas intenciones no son suficientes.
La única cosa que MQ tiene de todas ésas es: good assets allocation. Pero ella anda buscando un producto con todas las características de la compañía de arriba.

5 comments:

Baakanit said...

Es bien dañino tener una percepción de uno mismo tan distorsionada. Uno viene creyendo que merece más de lo que realmente uno vale.

El otro día estaba charlando con una amiga acerca de un hombre que tiene un hijito que canta bachata. El muchachito tiene unos 6 años y canta malísimo, todo destemplado y no tiene para nada stage presence. Algo que muchos niñitos talentosos tienen desde los 4 años. El chamaquito a cantado en conciertos con Anthony Santos y Aventura, y la gente goza muchísimo. Porque es una novedad, y no necesariamente porque canta algo que se le entienda. El problema que veo en esto es que, el padre quiere darle la proyección de estrella, le ha escrito canciones, le ha hecho video clips, lo pone a cantar dondequiera que lo lleva. Estoy casi seguro que el niñito ya se cree grande, se ha creado una percepción incorrecta gracias al papá que quiere subirlo a la mala, entonces en su mente tendra un right price como MQ que no será el que realmente se merece.

Cuando muchos admiramos demasiado a estas mujeres buenonas le elevamos el precio, y se nos hace más difícil conseguirlas, la mejor táctica es no idolatrarlas tanto para que el precio baje por sí solo.

MQ = Milly Quezada?

Saludos

P.D. Where are my two cents?

Jolie: Desde la Barandilla said...

Prefiero ser cono Ingrid Berman
(Casa blanca) una mujer low maintenance, estable y sin mirar a nadie sobre el hombro pretendiendo que ni el piso me merece.

Tal cual soy con defectos y manias no soy yo quien pueda ofrecer mas de lo que su justo valor merece, le diré a mi manager que negocie la clausula

Sonia T. said...

Fernando, debo admitir que tu teoría esta muy buena e entretenida; tal vez no dejes de tener razon... con las acciones y todo.... pero vamos a ser mas serios, jajajaja. A mi me parece que lo que tenemos aquí es una versión económica de las yo no quería las uvas porque "the grapes were sour anyways," o algo por el estilo. ¿No te parece?A veces, en la escritura surgen muchas cosas que llevamos en el subconsciente, sea el escritor/blogger consciente de ello o no. Creo que este es uno de esos casos, jajajajaja.

Lo que puede hacer una buena ducha, yo ya me he hablado con un "duchero" para que venga a hacer lo propio con la mía tal vez me invento alguna teoría. Es que la mía no anda muy bien, ha de ser por eso que ando escasa de teorías, me imagino, jajajaj

Abrazos,

Fernando said...

Algo bueno sale de mis teorias Sonia. Ves, te divierten y ademas estimulan la imaginacion, las sugerencias y las historias de nuestro cuentista por excelencia Mr.Baakanit.
Que mas puedo pedir? Pues me he ganado una visita a amazon para pedir Casablanca (gracias Jolie) y parece que la mujer de la barandilla tiene un precio bastante atractivo. Yo la compro!

Carolin said...

Waooo tremenda teoría. Sabes Fernando entiendo tu punto, pero muchas veces ciertas actitudes son parte del respaldo oficial o no oficial-hablando figurativamente- que tienen ciertas mujeres que están buena y piensan que son la última coca cola del desierto, quizás por eso su costo elevado. Lo que si sé, es que cada persona debe darse su lugar y estar consciente de que la vida es una tómbola unos ganan, otros pierden, entonces no hay porque presumir lo que no somos, ni de lo que no tenemos.

Saludos Fer.
Me reí bastante!