Sunday, October 26, 2008

La Vida

¿Qué tal si la vida es un teatro en el que siempre estamos actuando sin saberlo?
¿Y qué tal si no lo es y pretendemos que todo es una actuación?
En todo caso, ¿quién sería el director, el escritor del guión? ¿Acaso el guión se estaría escribiendo, editando y reeditando constantemente sin saber que lo estamos haciendo?
Igual como el soñador de Borges que no sabía que estaba siendo soñado, ¿somos nosotros actores y actrices desempeñando un papel sin saber que cada acto que hacemos y hasta el acto de pensar ya estaba preescrito, prepensado en la imaginación de un director desconocido e invisible?
Ahhhh, qué consuelo! Todo esto me hace pensar que todo, inclusive el dolor y la maldad, las guerras, el sufrimiento humano, el calentamiento del planeta y hasta la caída de Wall Street, todo, absolutamente todo tiene un fin, utilitario o no, en esta vida y del cual no somos de ningún modo responsables....
¿Porqué no?

3 comments:

Patricia Báez said...

Planteas una disyuntiva existencial en la cual los seres humanos podemos tomar las riendas de nuestras vidas y cambiar aspectos de ella y de nuestro entorno o no hacer nada y/o hacer cosas que supuestamente están "escritas", "decididas", y que de la misma forma como están supuestas a ocurrir debe darse la solución. Suena divertido pensar que la vida es un teatro, que actuamos un guión preestablecido, pero hasta los mejores directores se encuentran con actores que se salen del esquema o guión y eso no quiere decir que el film es malo, incluso, esto lo puede enriquecer o salvar. Con todo y ser una ser humana un tanto pesimista prefiero pensar que podemos decidir nuestro destino total o parcialmente porque ser feliz o infeliz porque "otro" lo decidió es un absurdo.

Daniel said...

Cuando el peso de nuestras decisiones (o indecisiones) nos castigan, es agradable evocar un culpable supremo. Lo hice (o no) porque otro ya lo quiso asi. Uuuff! Que alivio!!!

La coartada es genial y no se por que no es usada mas a menudo, siendo que este concepto, la predeterminacion de los hechos, es de uso popular.

So, Descansa.

Carolin said...

Es un tanto paradójico decir que la vida está predeterminada en un guión cuando muchas veces nuestra actitud o pensamiento están tratando de darle un sentido a lo que somos. De todos modos, no deberíamos descartar la posibilidad, siempre se dice que las cosas pasan por algo, entonces, quizás no estés tan lejos al pensar que la vida puede ser un teatro.

Un abrazo, mi querido Fernando.