Sunday, October 26, 2008

La Vida

¿Qué tal si la vida es un teatro en el que siempre estamos actuando sin saberlo?
¿Y qué tal si no lo es y pretendemos que todo es una actuación?
En todo caso, ¿quién sería el director, el escritor del guión? ¿Acaso el guión se estaría escribiendo, editando y reeditando constantemente sin saber que lo estamos haciendo?
Igual como el soñador de Borges que no sabía que estaba siendo soñado, ¿somos nosotros actores y actrices desempeñando un papel sin saber que cada acto que hacemos y hasta el acto de pensar ya estaba preescrito, prepensado en la imaginación de un director desconocido e invisible?
Ahhhh, qué consuelo! Todo esto me hace pensar que todo, inclusive el dolor y la maldad, las guerras, el sufrimiento humano, el calentamiento del planeta y hasta la caída de Wall Street, todo, absolutamente todo tiene un fin, utilitario o no, en esta vida y del cual no somos de ningún modo responsables....
¿Porqué no?

Saturday, October 18, 2008

Porque la quería

Dicen que el amor lo puede todo. Amor vincit omnia (love conquers all).
En su nombre sé es capaz de realizar los mayores sacrificios. Algunos podrían parecer extraños como ése de abandonar al ser amado porque no se es capaz de hacerle o hacerla feliz.
Nadie sin embargo lo dice mejor que Joan Manuel Serrat en la canción "Porque la quería".

The call of the day

De que el Mercado o la bolsa de valores es irracional y actúa la mayor parte de las veces sobre bases emocionales e ilógicas (como toda actividad humana) no me cabe la menor duda. Pero si me quedaba alguna, Warren Buffett me las despejó este viernes pasado.

Desde muy temprano en la mañana de ayer CNBC y luego todos los medios de comunicación durante el día se hicieron eco del llamado que hizo "el gurú" a través del NYtimes con una de las famosas reglas que el usa para invertir en el mercado: Be fearful when others are greedy, be greedy when others are fearful (Hay que tener miedo cuando los demás son avariciosos y hay que ser codiciosos cuando los demás tienen miedo).
Lo cual quiere decir en otras palabras que Buffett está comprando y que este es el mejor momento para hacerlo porque todo el mundo tiene miedo.
El problema es como dijo una amiga mía que no hay dinero para comprar...

Hay que decir que el llamado produjo sus efectos positivos pero los mismos fueron efímeros y el mercado lo reflejó yendo de abajo para arriba y de arriba para abajo para terminar el día con números rojos en los tres índices principales.
Acostumbrados a resultados dramáticos estos últimos días, ayer fue una repetición de la montaña rusa pero los números finales no fueron tan malos a pesar de todo y para la semana hemos quedado muy por encima con relación a la anterior.

Quizás y los ánimos se están calmando un poco para la próxima semana y la "irracional exhuberancia" que hemos disfrutado últimamente dé paso a un poco de tranquilidad y optimismo en los mercados, todavía a la espera de cómo se va a implementar en los hechos el plan de rescate recientemente aprobado...

Thursday, October 16, 2008

Mercado Bipolar

Hey, parece que estamos más empantanados de lo que creíamos. No todo está tan claro o por lo menos todo parece indicar que estamos en medio de una recesión y salir de ella no parece tan fácil a corto plazo. Por lo menos la caída de más de 700 puntos en el Dow ayer (15 de Octubre) eso es lo que indica.

De una cosa sí estamos seguros y es de que una vez se despeje la incógnita de las elecciones eso le dará mayor claridad al Mercado y como consecuencia gane quien gane se espera un cambio en la política de irresponsabilidad fiscal que nos ha marcado los últimos años.

Obviamente que la difícil situación económica en las que nos encontramos favorece de manera decisiva a Obama quien, méritos a un lado, sólo por pertenecer al partido contrario tiene todas las de ganar en la contienda porque no se le puede atribuir responsabilidad del tollo en el que nos hemos metido.

Se esperan, eso si, días tumultuosos porque en medio de la crisis no todo es malo. El consumo de petróleo ha bajado estrepitosamente y los inventarios de gasolina han subido al doble de lo que los analistas hubieron pronosticado y la inflación a la que la reserva federal le tiene un miedo como el diablo a la cruz (como diría mi mamá) parece que está bajo control.

Todo este cúmulo de información vuelve loco al mercado y durante el día de hoy se pudieron ver las características bipolares del mismo: cambios de estados de ánimo de un extremo al otro. En un punto del día el marcador más popular del mercado, el Dow, estuvo por debajo más de 300 puntos y al finalizar la sesión se puso por encima exactamente 401 puntos.
Estos movimientos tan bruscos no son recomendables para personas supersensibles o que sufren del corazón. ¿Verdad Marinín?
Si alguien se ha montado en una montaña rusa sabe de lo que estoy hablando...

Monday, October 13, 2008

Confianza y Claridad

Uaooo! El de hoy (Lunes 13 de Octubre) fue un rally sin precedentes en Wall Street. El índice Dow Jones subió más de 936 puntos. Lo nunca visto.
No quiere decir que las cosas estén bien por estos lados. La intervención coordinada de los gobiernos para sacar a flote las instituciones financieras a como dé lugar, le ha inyectado un poco de optimismo a los mercados de valores en todo el mundo.
¿Y porqué no?
Dicen por ahí que cuando se pierde la confianza se pierde todo. Sino pregúntenle a un marido o a una esposa celoso-a.

Con el temor de no saber cuál es el próximo banco que se va a ir a la quiebra, las instituciones financieras en todo el mundo se han negado a prestarse dinero y han restringido el acceso al capital a casi todo el mundo. La dinámica de la economía capitalista, las empresas, funcionan sobre la base de la disponibilidad del crédito a corto plazo con el que se paga la nómina de los empleados, se reemplazan inventarios y se adelanta el dinero para la ejecución de proyectos de inversión.
Una vez se garantiza el dinero que las instituciones bancarias se prestan entre sí y los estados pasan a formar parte de ellas a manera de inversionistas de las mismas, entonces la confianza se restaura entre los depositantes por un lado y los entidades financieras por el otro pues se elimina esa nube negra de la desconfianza entre todos los sectores involucrados.

Los mercados en general y Wall Street en particular no les gusta la incertidumbre. Aunque las cosas no se vean bien para los próximos 6 meses, si por lo menos tenemos algo de claridad de lo que va a ocurrir y sabemos hasta qué punto estamos enlodados, entonces y sólo entonces el mercado y las bolsas de valores seguirán respondiendo de manera muy parecida a lo ocurrido en el día de hoy.

Friday, October 3, 2008

Welfare Nation

Damned if you do, damned if you don't.
Mejor dicho: palos si bogas y palos si no bogas.

¿Quién diablos entiende a Wall Street?

Los índices de la bolsa de valores de NY el Lunes pasado bajaron un récord de puntos en términos absolutos (777 en el Dow Jones), porque la cámara de representantes (equivalente a la cámara de diputados en otros países) rechazó la propuesta de rescate de 700 billones de dólares con la que se pretende desempantanar el sistema financiero paralizado por la enorme cantidad de hipotecas cuyos dueños no poseen los recursos para pagarlas o las propiedades que representan han sido incautadas o abandonadas a su suerte.
Se estima que el bajón en la bolsa representó una cantidad no menor de 1.2 trillones de dólares. Ni me imagino lo que eso significa pero sé que va acompañada de muchísimos ceros.

Hoy, sin embargo, la misma cámara aprobó el dichoso rescate y la bolsa de valores que antes de aprobarse la ley había subido alrededor de un 3% con relación al día anterior, terminó la sesión con muchos puntos por debajo.

La razón según los expertos es que ya estamos metidos de lleno en la recesión y aún con la ayuda estatal, los motores que engrasan la economía no se calentarán lo suficiente hasta bien entrada la mitad del 2009 o quién sabe si llevará más tiempo.
Muchas personas han estado opuestas al rescate de los bancos. Dicen que ese es un problema creado por la avaricia de Wall Street y que ellos son quiénes tienen que resolverlo.

La realidad es que mucha gente no ve la conexión que las bolsas de valores tienen con el público y la gente común.

Los mercados de valores son mecanismos de descuentos que reflejan de manera fiel y por adelantado el estado de la economía de un país o una región determinada.
Que no quepa la menor duda que si los bancos no tienen dinero y desconfian de los otros bancos para prestarse el poco que tienen mucho más desconfian de la gente que ellos no conocen y de las empresas que dependen del crédito para solventar sus necesidades más elementales.

Un cliente me lo dijo de manera muy clara: Si ni los bancos tienen dinero cómo puede esperarse que la gente si tenga para gastar. Y desde ya se puede ver el constreñimiento en el consumo.

La anticipación de una reducción en la demanda de bienes y servicios es lo que hace que todas las compañías comiencen a revisar sus pronósticos y aun éllas no lo hagan los analistas lo hacen por su cuenta y ay cuando estas revisiones están por debajo o son negativas. El resultado es una caída en el valor de las acciones a consecuencia de que todo el mundo las vende al mismo tiempo.

Y ese es el panorama que presenta ahora la economía americana.

El humor negro nos describe como una nación de asistencia pública (welfare nation), una nación que necesita ser rescatada (bailout nation) o la llegada del socialismo por las contínuas intervenciones del estado tratando de apaciguar la crisis que se ha creado.

Wednesday, October 1, 2008

Levantarse

De lo que se trata tambien en la vida es de levantarse. Aplicable tanto a nivel personal como social y la economía. Ya se trate de caídas emocionales y de otros tipos. No es hora de lamentarse sino de ver de qué manera volvemos al lugar donde nos encontrábamos cuando nos caímos y esta vez tratar de subir un poco más alto.
Aunque hay un tiempo para todo y todo debe ser masticado, digerido y procesado, la hora para las quejas debe ceder su paso para lo que debemos hacer ahora y movernos hacia adelante, sin remordimientos, aprendiendo de nuestros errores y dirigiéndonos hacia nuevos y más promisorios horizontes.
Wall Street nos ha dado a todos en la madre (parafraseando a Daniel) y lo que nos queda ahora es aprender las invaluables experiencias que esta crisis, como todas las crisis, nos han enseñado y de ahí salir fortalecidos y más resistentes a los embates del azar.
Una cosa sin embargo está bien clara. Vivir siempre es un riesgo y aceptarlo como parte del proceso de la existencia no está ni estará fuera de las cartas. Ahora y más que nunca se reafirma nuestro compromiso con esa parte de nosotros que nos invita a aventurarnos, a arriesgarnos, sabiendo de antemano que si nos volvemos a caer otra vez nos volveremos a levantar.

Entregarse

De que uno debe entregarse 100% y sin reservas no me cabe la menor duda. Claro, siempre y cuando ello sea posible. ¿Y por qué no? ¿Qué ventajas tendría el hecho de guardarse algo?
En la vida todo es acerca de hacer o establecer una diferencia.
Lo común y lo usual es ser promedio, no darse por entero a las cosas que hacemos y a las personas a las que nos debemos. Lo que recibimos como consecuencia es exactamente eso. Entregas a medias y resultados mediocres. Amores y amistades condicionadas y así sucesivamente...
Se me ocurre que uno podría o debería tratar de tirarlo todo en las relaciones que uno encuenta a su paso sin importar el tipo, de manera incondicional, sin esperar recompensas ni nada a cambio, sólo por el placer intrínseco que ellas representan.
Es una manera tambien de inocularse para cuándo no recibimos de los demás ningún tipo de reconocimiento por nuestras acciones. Si hacemos las cosas esperando algún tipo de beneficio que no venga de nosotros mismos, de nuestro interior, les estamos quitando el mérito que las mismas pudieran tener.
De otro lado, actuar de manera semejante nos permite tambien descubrir o diferenciar el árbol entre el follaje que lo cubre. No somos los únicos. Hay mucha gente igual que nosotros allá fuera esperando que alguien más dé el primer paso para seguir nuestro ejemplo.
O para unirse a nosotros.
¿Y quién sabe las innumerables y tantas otras cosas que podrían hacerse?