Saturday, June 6, 2009

Entendimiento

Por momentos y quizás sea algo recurrente, me asalta la idea tentadora de pensar que el objetivo principal al que uno debería dedicar su vida debería ser el tratar de entenderlo todo, explicarlo todo, comprenderlo todo. 
Aunque ello no siempre sea posible, sí sé que todo tiene una explicación razonable y que si analizamos profundamente los fenómenos que ocurren a nuestro alrededor vamos a encontrarle lógica y sentido a todas las cosas.  
Y aquí viene mi tranque.  De alguna manera si puedo entender el porqué de la ocurrencia de las cosas, entonces debería no tener sentimientos o reacciones hacia esas cosas.  Ya lo dice el dicho: entenderlo todo es perdonarlo todo.  ¿Y qué tal si yo no quiero perdonar? ¿Qué tal si pudiendo entender las causas de la existencia de todas los cosas buenas y malas del mundo no me da la gana de reprimir los sentimientos resultantes?
Una contraparte a esta situación que puede darse es si el fenómeno de entender puede darse en todas direcciones.  Es frustrante cuando yo sí puedo entender o al menos hago el esfuerzo de entender y eso no es compartido.  ¿Porqué tengo que ser yo el que lleve la carga más pesada de tratar de entender lo que pasa a mi alrededor y trate de darle una explicación racional y lógica y lo mismo no ocurra de todos los lados?  Es una disyuntiva que se presenta:  yo podría entender el mundo pero y a mí ¿quién hace el esfuerzo de entenderme?
¿O acaso debo pretender que entiendo el porqué los terceros sufren de esa incapacidad de no entender o no querer entender?
Un fenómeno similar ocurre con la empatía.  Está muy bueno eso de sentir lo que los demás sienten, ponerse en el lugar de los otros pero, ¿quién se pone en el lugar de ése que se pone en el lugar del otro? ¿Está ese fenómeno condenado a darse sólo en una sola de las direcciones?

6 comments:

Sheila said...

Ser capaz de entender el por qué de muchas cosas, incluyendo las acciones y sentimientos de los demás, y lo que es mejor, el por qué de tus sentimientos, acciones y reacciones, es en sí mismo un gran privilegio que no muchos tienen.

Fernando said...

Y es tambien un proceso muy doloroso que deja exhausto a su poseedor, que le extrae sus reservas físicas y emocionales hasta el punto de que lo deja incapaz para enfrentar sus propias debilidades y con la desventaja de que muchas veces no tiene hacia donde coger...

Sheila said...

No necesariamente tiene que ser asi, Fernando. Trata de verlo como eso, como una gran virtud, como algo a lo que le puedes sacar provecho, con lo que puedes vivir.

Adelaida Martinez said...

Creo querido Fernando, que te estás complicando mucho, no veas LO QUE EL MUNDO U OTROS PUEDAN DARTE, porque si te manejas de esa forma, siempre vivirás en un conflicto interno con todo a tu al rededor...concentrate en dar sin esperar, en entender que todo tiene su razón de ser y algo muy importante...en perdonar aunque no lo creas justo...porque aquel que no perdona está condenado a llevar siempre amarguras y rabia en su corazón..espero que esto no lo hayas escrito por ti..y que no te esté pasando a ti...

Un abrazo

Daniel said...

Oh!! Oh!!

Encontraste tu "ALEPH" y reniegas de este?

Dejame asomarme, y divirtamonos un poco...

Fernando said...

Como dije antes este es un tema recurrente. Y ocurre que como soy muy influenciable, cualquier suceso puede desencadenar reflexiones de este tipo sin mucho esfuerzo. En este caso no tiene una conexión directa conmigo y sin embargo no deja de tenerla.
Para muestra de una situación que desencadena reflexiones de este tipo sólo piensen en un familiar querido (una tía) postrada en cama de muerte y que en Diciembre pasado me tomé una foto porque sufriendo de leucemia presentía que iba a ser la última que nos tomaríamos con ella cuando fue a visitarnos caminando con sus propios pies... Y tiene 2 hijos y el varón en días pasados quien vive en California le dijo a mi hermana que se atrevió a llamarlo, que no podía visitarla primero porque nadie se lo había dicho y segundo porque su situación económica era tan mala que él no sabía dónde y cómo iba a comer día tras día....