Tuesday, November 10, 2009

Simetría y algo más

Marcus du Sautoy es un matemático inglés que tuve la suerte de escuchar el fin de semana haciendo una presentación titulada "Symmetry: reality's riddle" (Simetría: el enigma de la realidad). Es una exposición interesantísima donde el expresa toda su admiración por las cosas simétricas, destacando entre ellas su total predilección por el palacio de Alhambra en granada, España. Hice un poco de investigación y encontré un artículo en el diario El País reseñando una presentación similar que hizo en Madrid en la residencia de estudiantes.

La simetría es algo que se estudia desde hace tiempo y con lo que venimos aparentemente programados pues sin hacer ningún esfuerzo podemos captarla desde edad muy temprana. Los bebés parecen preferir caras simétricas a las que no lo son. Simetría en la naturaleza es tambien sinónimo de perfección y está asociado a la idea de belleza. No por casualidad e independientemente de las culturas, los hombres y las mujeres de todas las épocas reaccionan de manera positiva cuando ven cuerpos simétricos (el famoso 90/60/90 de los concursos de belleza femeninos).

Como bien nos lo describe Deborah Tannen, las relaciones sociales son más armoniosas entre los sexos cuando hay simetría y Patricia de Souza es muy apreciativa de ella por la recurrencia con que la menciona en sus posts y siempre la resalta como algo positivo o negativo dependiendo de su presencia o no en los intercambios entre las personas.

Pero esta larga introducción sólo me sirve para señalar el contexto dónde casualmente me encontré de nuevo con la idea a que hemos estado haciendo referencia en los últimos días. Es esa idea de no decirlo todo, de dejar las cosas incompletas, de permitir cierta libertad en la interpretación de las cosas.
Al final de su exposición en youtube (minuto 18), Du Sautoy presenta una diapositiva con una cita extraída de "Japanese Essays in Idleness, 14th Century".

La cita dice lo siguiente:
"In everything...uniformity is undesirable. Leaving something incomplete makes it interesting, and gives one the feeling that there is room for growth... Even when building de imperial palace, they always leave one place unfinished".

(En todas las cosas... la uniformidad es indeseable. Dejar algo incompleto lo hace interesante, y nos da la sensación de que hay espacio para el crecimiento. Hasta los que estaban construyendo el palacio imperial, ellos siempre dejaron un lugar sin terminar")

8 comments:

Sheila said...

Hasta el cuerpo humano y de los animales es simétrico, salvo por la presencia de algunos órganos únicos.

La uniformidad siempre es indeseable, pues nos lleva a la monotonía. Dice una hermosa canción que en la geografía de toda relación siempre hay accidentes que lo hacen mejor, y creo que hace referencia justamente a eso, a la monotonía, a la uniformidad.

Ya a un nivel más general, la unifomidad está perdiendo espacio, dando lugar a la diversidad, a la diferencia, en muchos aspectos de la vida humana.

Besos.

Fernando said...

Excelentes puntos de vista los tuyos Sheila, que no sé si los daño al agregar algo.

Me gusta lo que dices sobre la diversidad y su atractivo en la sociedad podría estar en garantizar la individualidad, el que todos tengan el mismo derecho en expresarse; es lo que nos protegería de los carácteres autoritarios que intentar imponer sus ideas o creen que su manera de ver el mundo es la única y más apropiada.

En cuanto a la simetría, creo que la necesitamos como contrapeso, como un balance para movernos de manera equilibrada en el mundo. De lo contrario podríamos sentirnos cojos, con la impresión de que nos falta algo y en la búsqueda pues de eso que completa la visión, nuestra sensación y percepción de las cosas...

Maribel said...

En inglés y sin subtítulos, yo no tengo ese nivel.

Lo que tu has traducido sobre dejar algo incompleto para que sea interesante a mí no me gusta, es como dejar un vacío y el vacío nunca puede ser súblime.

Sobre la simetría y la asimetría, a mí me gusta más todo lo que es asimetrico, sobretodo en lo que es arte prima lo asimetrico, cuanto más asimetrico más calidad de artista posee la obra en cuestión.
A mí también se me ha contagiado el concepto y me gustan mucho las cosas asimetricas.

Fernando said...

A mí en cambio me gusta que me dejen pensando, que me dejen con una duda, que no me armen el rompecabezas por completo. Una pista, okey pero todo no señor!!!

En cuanto a las simetrías/asimetrías prefiero las primeras a las segundas. En la naturaleza, en la música, en las relaciones: que sea igual para ambas partes... Los descuadres y las cosas que desentonan no me atraen demasiado. Necesito cierto orden y la simetría es eso en cierto modo..

Maribel said...

Es que a mí no me gusta pensar, me gusta experimentar. Vuelvo a decir que me gusta la asimetría. Las cosas que desentonan son las más miradas y en cierto modo "admiradas".

Yo soy desordenada, me gusta el orden que puede encontrarse en el desorden. Yo siempre digo que en mi desorden hay un orden que sólo yo conozco y sólo yo puedo encontrar lo que se pueda estar buscando porque yo soy la creadora del desorden y dentro de ese caos yo tengo un orden. Así que yo no necesito ese cierto orden que tu necesitas.

Creo que desvelar nuestras diferencias nos unen cada vez más, ¿no te parece?

Daniel said...

En la naturaleza lo simétrico parece ser un asunto de eficiencia; tal y como dices Fernando, un sinónimo de perfección. No es algo del momento, de la moda. El mundo se mueve bajo patrones simétricos y normalmente no nos damos cuenta. Pero no necesariamente son sencillos.

Destaco que lo bello puede parecernos más, aun, cuando combina elementos asimétricos sobre una base simétrica. Por ej. recuerdo ahora el rostro de la modelo esa que tiene un lunar sobre el borde izquierdo de su labio.

Maribel, lo que usted ha dicho es bien interesante. Usted cree ser desordenada pero sigue un patrón. Quizás solo lo conozca o lo intuya usted, pero existe. Declaraciones así dieron lugar a lo que se ha llamado Teoría del Caos que al parecer conoce muy bien.

Por último, los árabes inventaron el Algebra y también construyeron La Alhambra. (No es dando clases, que eso todos lo sabemos, sino, pensando en el asombro de Marcus du Sautoy).


Pd.: Espero no haber sido sexista hoy.

Nena.

Maribel said...

La PD de Daniel no sé si es por mí.

No tengo ningún reparo en decir que cuando yo me disfrazo de Elvira también soy sexista y soy consciente de serlo.

Daniel, la teoría del caos es una de mis favoritas y es uno de los textos que más me gustan, gracias por recordarme esa teoría que ya tenía olvidada y gracias a tí vuelve a mí.

No sé si también Daniel es un estudioso de la psicología pero me ha interpretado completamente haciendo referencia a la "teoria del caos" en la que no pensé al escribir sobre mi desorden.

Y si Daniel es psicólogo vuelvo a decir, malditos psicólogos que lo descubren todo!

Otro día, con el permiso de Fernando, publicaré aquí el texto de la citada teoría.

Maribel said...

"Si agita hoy, con su aleteo, el aire de Pekín, una mariposa puede modificar los sistemas climáticos de Nueva York el mes que viene"

J. Gleick


Se trata de la influencia que la más mínima perturbación en el estado inicial del sistema puede tener sobre el resultado final o, como recoge el escritor James Gleick, "si agita hoy, con su aleteo, el aire de Pekín, una mariposa puede modificar los sistemas climáticos de Nueva York el mes que viene". Cualquier variación, ya sea en una milésima o una millonésima, constituye una pequeña muesca que modificará el sistema hasta el punto de hacerlo imprevisible. La iteración ofrece resultados estables hasta cierto punto, pero cuando éste se supera el sistema se derrumba en el caos. Los científicos J. Briggs y F. D. Peat aplican esta idea al ciclo vital humano: "Nuestro envejecimiento se puede abordar como un proceso donde la iteración constante de nuestras células al fin introduce un plegamiento y una divergencia que altera nuestras condiciones iniciales y lentamente nos desintegra".