Tuesday, November 16, 2010

Downtown

Digamóslo de esta manera: New York City o si lo prefieren La Ciudad de Nueva York tiene cinco condados que son Manhattan, El Bronx, Brooklyn, Queens y Staten Island. Pero hay que hacer una aclaración, olvídense de todo lo demás y piensen que New York es en realidad Manhattan y específicamente El Downtown (dentro de los dos ríos que forman la isla de Manhattan, el Downtown es la parte más baja).

Es verdad que es a través de Queens por donde llega casi todo el mundo utilizando sus 2 aeropuertos, La Guardia y el J. F. Kennedy (JFK); en el Bronx está el Yankee Stadium y los parques Zoológico y el Botánico y también es donde yo vivo (algo sumamente importante); Brooklyn quiere competir con Manhattan en cuanto a tradición, bares y cultura pero se queda muy corto, y Staten Island, pues la verdad no sé que hay de interés ahí en ese condado excepto que está cerca de la Estatua de la libertad y se llega a través del ferry en la parte baja de Manhattan o por el Verrazano Bridge que la une con Brooklyn.

Y continuando pues decía que en realidad, New York, la ciudad, para diferenciarla del estado, es Manhattan y no todo Manhattan sino específicamente el Downtown. Ahí está todo: lo atractivo, lo bello, lo interesante del mundo con toda su energía y entusiasmo, el misticismo de sus iglesias, el liberalismo, los bares, restaurantes, teatros, las luces y los Night Clubs con su actitud abierta ante la vida. Si en algún lugar existe la libertad es ahí: se refleja en las caras, en las expresiones, en la forma de moverse la gente.

Sí señor y es tan fácil aprender a manejarse dentro de sus límites y la diversidad que te arropa tan grande; cinco minutos son más que suficientes para sentirse que no eres extranjero y que perteneces o eres de ahí y le puedes dar rienda suelta a la imaginación y nada que hagas ya es extraño pues todo tiene cabida en ese lugar.

Nadie se pierde en esta parte del mundo y aún si no sabes donde estás ya has llegado a donde ibas o hubieras querido ir. ¿Para qué estar en alguna otra parte? Pero si lo deseas y estás interesado en los detalles, sólo hay que saber que la quinta avenida (5th Avenue) divide el este del oeste y con las calles numeradas sólo tienes que saber el número hacia la que te diriges y la Avenida que la corta y ya está. Para todo lo demás y para saber que las cosas no han cambiado mucho a través de los años y que el espíritu se mantiene intacto, sólo hay que oir esta canción de Petula Clark que lo dice mejor que nadie a pesar del tiempo que hace desde la primera vez que la cantó, lo que significa estar en Downtown.

2 comments:

Lur, Carol, Bruhi,Carolinda, Ayawé the wolf, cola de ciervo, y se inventan más... said...

Muchas gracias por tu "pequeño recorrido" y referencias para movernos por N. Y y Manhattan y sentirnos más como en casa; este sorbo de café sabe muy rico, señor tabernero. Cuando te leía sobre Downtown me venía justo la canción que has puesto preguntándome si tendría algo que ver (recordaba nada más que la palabra y la melodía) y e aquí que ¡es la misma! qué bueno. Los Killers barbies tienen una versión en rock.

Hace no mucho que ví una película -comedia negra- que creo que está ambientanda en N.Y pero no estoy segura si en Downtown "Jó qué noche! (o After Hours)"; es muy alocada y entretenida, si bien da una imagen nocturna de la ciudad algo inquietante (pero claro eso formaba parte de la atmosfera necesaria que necesitaba el autor). ¿La has visto?. Te la recomiendo Fernando, es de Scorsese.
http://www.filmaffinity.com/es/film345042.html

Un aluvión de besos y un abrazote.

Carol

Fernando said...

Buena imagen: un aluvión de besos. Me encanta!
No sé señorita sobre la película si la he visto. Ya te diré cuando regrese de trabajar y pueda mirar el clip: probablemente no pero quizás pueda ordenarla por DVD.

Sobre la canción, esta es la original y cómo ves ella es encantadora. Es interesante la historia de Petula Clark. Busca su historia, rastréala y ya verás.

Tengo planeado más sorbos de la misma bebida y para compartir.

Te envío besos de vuelta. No soy muy avaro en eso. Hasta más tarde!