Wednesday, April 6, 2011

Viaje al futuro ...no exactamente!

¿Podrían ustedes creerlo? Me acaba de pasar la cosa más rara del mundo. Me acabo de levantar de la cama porque me pareció que tocaban el timbre de la puerta de la calle y saben qué, son las 6:06 de la tarde pero yo he creído que eran las 6:06 de la mañana. Pero hubiera podido jurar que sí era de mañana y en mi desconcierto no he podido entender porqué la alarma de mi teléfono no ha sonado o peor, que yo no la haya puesto al acostarme. Inmediatamente he ido a cepillarme los dientes pues sólo tengo unos pocos minutos para reportarme (por tel.) al trabajo. No satisfecho con todo he prendido la TV y la caja del cable (que no están sincronizadas y trabajan cada una por separado) y es la que me ha dado la hora aquélla.

Hay algo que no funciona bien. Está un poco nublado afuera y por la ventana miro hacia la calle y no puedo realmente decidir si es temprano o tarde del día. Para colmo el canal de TV está dando anuncios y de inmediato no me dice nada que me saque de las dudas. La pregunta que me hago es cómo pude haber dormido más de 12 horas. Recuerdo que regresé a la casa a las 2:37 PM. Traje comida de fuera y preparé una ensalada y después de comer y de reportar alrededor de las 3:30 los resultados del día, me acosté a dormir en el cuarto oscuro. Pues hay dos habitaciones y aunque una tiene el doble del tamaño de la otra, lo que las hace diferentes en realidad es el nivel de oscuridad que poseen cuando se cierran las puertas (que conste: no tengo problemas de dormir con las ellas abiertas).

En la habitación pequeña hay una cortina roja gruesa que absorbe toda la claridad que viene desde la ventana. Cuando se apaga la luz todo queda en las más espesas tinieblas (no importa que sea de día o de noche). Esa habitación es ideal para dormir y últimamente me he estado quedando ahí más a menudo. Lo que me resulta difícil de creer es que haya dormido tantas horas corridas sin haberme despertado. O que el sueño de unas dos horas en esa habitación haya sido tan profundo de hacerme creer que hayan pasado tantísimas horas...

              (Esa luz que se ve a ambos lados de la cortina es producto del flash de la cámara)

No saben cuán grande ha sido mi alegría cuando pasados los anuncios en la TV veo aparecer al tipo que da las noticias de las 6 de la tarde. A pesar de que con eso se despejan todas las dudas acerca de cuál es la hora real, no por ello deja de persistir en mi mente un poco la confusión y ahora necesito tiempo para poder procesar todo y reajustarme y así encontrar el equilibrio que por unos minutos he sentido perdido, fuera de lugar.

¿Será esto el preludio de la añorada locura? En todo caso se siente algo así como una especie de asombro y maravilla al mismo tiempo. Es como viajar hacia el futuro en la máquina del tiempo y de algún modo volver hacia atrás, pero esta vez hacia el presente.. Me parece una idea fantástica seguir haciendo experimentos en el cuarto oscuro. ¿Quién sabe si hay fuerzas ocultas en él que me transportan hacia mundos alternos (ahí te veré Pichiplayas) y dimensiones desconocidas? Yupi!!!!!

5 comments:

La desquiciada ente paciente de Mr. Obvious said...

Jajajajaaj! Bieeeeen! Eso sí, no te pases eh? Que una vez que sabes viajar al futuro lo mismo te pasas y acabas en Australia!

Yo la única vez, que me acuerde vaya, que me pasó algo así fue la noche del 3 al 4 de octubre del 2008 -la fecha me la sé por otras razones-. Pusieron una bomba muy cerca de mi casa a la una de la madrugada -tampoco me acuerdo de la fecha por esto jaja-. Así que yo, al detonar ésta, apagué el despertador, me levanté y me iba a la ducha cuando oí una voz masculina hablando desde un megáfono diciéndonos a todos que nos mantuviéramos en nuestras casas. Fue cuando lo asimilé y me puse a gritar como una loca que había que salir de casa inmediatamente, a pesar de haber oído lo que el hombre había dicho... Histeria. En cambio mi hermana ni se despertó.

Grace said...

a mí me pasa eso siempre que me meto pronto a la cama (tipo a las 10 de la noche), me despierto a la hora-hora y media pensando que me he dormido y voy a llegar tarde a la universidad

Maribel said...

Yo hubiera mirado mi teléfono móvil para saber la hora y el día en que estaba.

Qué cosas te pasan Fernando.

Fernando said...

Que cosas las de Maribel! Con lo desorientado que estaba ni ideas que me llegaban a la mente. Sólo se me ocurrió que debía prepararme rápido para salir a trabajar pues tenía la hora encima.

Pero lo bueno de decir estas cosas es que encuentro que no sólo a mí me ocurren: tengo compañía y los ejemplos de Grace y de la que no parece tan desquiciada pues no me dejan mentir..

O estamos los 3 locos o no lo está ninguno... Así me gusta!!

La desquiciada ente paciente de Mr. Obvious said...

Jajajajaja! Mutuo apoyo! :P