Wednesday, June 15, 2011

Filosofías de vida

Dice Olga María que se ha sentido como si estuviera en un verdadero café al pasar por aquí. Me alegro que haya sido así pues "creo" que esa ha sido la razón de existir de un lugar como éste desde el principio. Contar con un espacio en el que se puedan compartir cosas, intercambiar ideas, al estilo de como se hace en un café al aire libre o bien dentro del mismo, sin ser al aire libre porque podría hacer frío, estar nevando o quizás esté lloviendo y ¿porqué no?, porque ya no queden lugares disponibles en las aceras. Lo que no cambia es el bullicio de la gente, el tintineo de las cucharas y los cubiertos al sumergirse en los platos y las humeantes tazas o pozuelos llenos con los aromáticos brebajes que los caracterizan. Si no nos distrajéramos tanto podríamos notar sin mucho esfuerzo las figuras geométricas indescriptibles en las que el vapor se convierte de manera caprichosa al salir de las tazas y de los recipientes que se usan para llenarlas hasta el tope.

Mmmm, si se fijan hago uso con mucha frecuencia de la palabra 'creo' y debo entonces aclarar que esa palabra a veces transmite un mensaje diferente al que se desea transmitir. La gente no acostumbrada al lenguaje científico (parece un poco pretencioso y lo es) ve en ello inseguridad o indecisión. Pero nada podría estar más lejos de la realidad. Al igual que 'pienso' o expresiones similares como 'me parece' y otras del mismo estilo, ellas reflejan la forma como debe verse el mundo si se toma como válida una aproximación científica, dónde no existe certeza de nada y a lo más que se puede llegar es a cierto grado de veracidad en términos probabilísticos, nunca a una certeza absoluta, nunca a una verdad irrevocable.

Esos elementos de certeza absoluta y veracidad a toda prueba es la marca indiscutible de las religiones y todo lo que se le parezca. Fue lo que me hizo desencantarme del Psicoanálisis (y también sus paradojas como bien lo expresa una caricatura que leí hace un tiempo en dónde un personaje le dice al otro: si le dices al psiquiatra que odias a tu madre es malo pero si le dices que la amas es peor). Igual hizo que me alejara del Marxismo.

¿Alguien ha leído literatura de izquierda y descubierto la manera como sus seguidores citan al Capital de Marx? De la misma manera, casi, como lo hacen los que escriben textos religiosos, como la utilizan los que citan la Biblia en el caso de los que son cristianos (o cualquier otro texto 'sagrado' para los de otras religiones) y versículo por versículo. Pero lo mismo se ha hecho también con Freud (que me perdonen sus seguidores) y aunque es innegable su aportación al desarrollo de las ideas psicológicas, el sistema Freudiano (Freud rehizo o reformuló sus teorías varias veces) es casi una Biblia. Es un sistema cerrado y no admite refutaciones. Por lo tanto no encaja en una idea de la ciencia donde la duda y el escepticismo deben primar con tal de evitar convertirse en un dogma, una secta u otra forma de religión.

Y ya creo que me perdí pues este post no iba inicialmente de epistemología ni de filosofía de las ciencias ni nada parecido. La intención iba más bien para quejarme de la gente que se queja tanto del mundo y de sus imperfecciones sin darse cuenta que quizás son ellas las que deberían tratar de adaptarse a él, cambiar la forma de pensar para tratar de entender porqué las cosas son como son y no como quisiéramos que fuesen. Si realmente queremos cambiar al mundo debemos plantearnos seriamente qué nos hace pensar que debe ser de la manera como nosotros lo vemos y no de la manera como lo ven los otros, como lo ven los demás por más inconformidad que ello nos provoque. Vivir en un constante disgusto con la realidad que nos circunda y exteriorizarlo de la forma menos constructiva posible no por ello nos da la razón y aparte de eso (suponiendo que la tuviéramos), tampoco nos hace las personas más agradables de este mundo y eso al final de cuentas es quizás lo más importante para la convivencia armoniosa con esas personas que nos rodean y que de alguna forma nos aprecian y llenan los espacios vacíos de nuestras vidas.

2 comments:

Daniel said...

Sabes que? Vivir la vida bajo los preceptos de un sistema filosofico o religioso es tranquilizador. Es definitorio. Es un sistema que te da las respuestas para la vida. No importa si son logicas o no, solo importa que crees en ellas. Tambien parece ser el camino mas facil. Se requiere valor, o quizas ignorancia, para no creer en nada. (Ahí esta la duda).

Por otro lado, hay una reduccion al absurdo en tu queja de las quejas. Esta interesante. je je je.

Fernando said...

Hay que observar sin embargo que "creer" no es una elección como aparentemente puede parecer. Es fácil para quién "cree" el poder hacerlo, no lo tanto como bien observas para quién tiene dudas y cuestiona las cosas. Entonces nada es tan simple.

Jaja! Sí claro que puedes hacer una reducción al absurdo al decir que una queja de una queja es otra queja y por lo tanto debería descartarse por ser tal... Pero no necesariamente tenemos que llegar hasta ahí. Hay un valor en la observación inicial. De hecho, con casi todas las cosas podemos hacer reducciones al absurdo y ello no implica que no tenga validez las cosas que hacemos en el intermedio. Por ejemplo: Tarde o temprano todos vamos a morir... La muerte es el fin de todos. ¿Para qué existe la medicina, los médicos, para qué curar las enfermedades si el fin es siempre el mismo? Claramente tiene algo de sentido no morir de cáncer a los 20 si podemos posponerlo cuando tengamos 80.