Thursday, January 12, 2012

Discrepancias

A mi interlocutora le parece inaudito que la hermana de su esposo tenga maneras de pensar tan diferentes a las suyas. Con una cara que parece más de espanto que de incredulidad, ella me confiesa que su cuñada se acuesta con los hombres por el gusto.

Y dentro de mí el que se espantó fui yo. ¿Acaso no se suponía que las mujeres todas, sin ninguna excepción, cuando se acuestan con un hombre es por placer, por amor y no por ningún otro elemento envuelto que no sea el mutuo interés, el interés común de disfrutar el intercambio, la relación?

Creo que tuve más éxito que ella en ocultar mi sorpresa y me contuve a duras penas de no decirle la verdad de lo que verdaderamente pensaba al respecto. Me sonreí y dejé que la conversación se fuera por otros rumbos.

No siempre el interlocutor con el que se está resulta apropiado para razonar algunas cosas.

6 comments:

Argénida Romero said...

Definitivo lo que dices. No te miento que sonríe al leer sobre la sorpresa de tu amiga. Pero bueno, somos hijos de nuestro medio, y el de ella parece bastante conservador y lejano a la realidad real.

Fernando said...

El de ella y el de muchos y muchas. Pero el aspecto que no se ve, que no está dicho claramente en la entrega y que pesa más que todo independientemente del factor placer, es ver el sexo como moneda de cambio, una forma de palanca, un medio para tratar de conseguir cosas, escalar peldaños en la sociedad.

Lur, Carol, Carolinda, Ayawé the wolf, y se inventan más... said...

Durante muchos siglos ha sido uno de los pocos recursos con las que muchas mujeres contaban (sin voz ni voto, ni los derechos con que disfrutaban los hombres) supongo que eso aún pesa....

Fernando said...

Es cierto Carol. Vivo a veces en un mundo irreal en el que creo que las diferencias entre la manera de pensar entre los sexos no deberían existir y que todos somos iguales y tenemos los mismos derechos.
Tienes toda la razón, nos olvidamos que muchas de estas cosas persisten y se cuelan a través del tiempo. Es una lástima que sea tan difícil deshacerse de ellas.

Señorita Demakrada said...

Triste pero cierto ambas cosas, ke se tengan todavía esos pensamientos y ke la gente siga siendo tan cerrada a la hora de mantener una "conversación"

Te sigo y... estás invitado a pasar por mis rincones, un abrazo! :)

Fernando said...

Gracias por seguirme Señorita Demakrada. Ya te he visitado y encuentro tus espacios muy sugerentes, interesantes y entretenidos. Otro abrazo y un beso!