Thursday, June 12, 2008

Los libros

Hay personas que leen libros sólo para decir que los han leído, con el propósito de presumir e impresionar a sus interlocutores. Para exhibirlos en una biblioteca o para alardear que se poseen ciertos conocimientos. Sin embargo el objetivo que los libros deberían perseguir no se consigue y la enseñanza que ellos encierran le pasa por encima a estas almas descarriadas que simplemente han sustituido el BMW, el Mercedes Benz o la ropa de marca por otros marcadores un poco más sofisticados pero que en el fondo contribuyen al mismo propósito.
Y se entiende. La naturaleza siempre encuentra formas sutiles de como camuflajearse, hacer la metamorfosis pero en el fondo son los mismos motivos y los mismos resultados. Formas ilusorias y espejismos para lograr el reconocimiento y la fama que nos eluden.
No se puede pedir donde no hay. Como dice Sonia, hay gente que carece de los filtros sociales adecuados para entender ciertas cosas. Hasta que uno no vea los libros como fuentes transformadoras, como fuentes de cambio en nosotros mismos o
entes de iluminacion que enriquecen nuestras vidas, entonces ellos pueden provocar un efecto contrario de aquel que los mismos estaban supuestos a realizar.

3 comments:

Baakanit said...

En el diario que Bioy Casares escribió sobre su amistad con Borges, Jorge Luis hablaba de una nueva moda que había aparecido en esos tiempo, de esos libros que contenían resúmenes de obras literarias, la gente que quería aparentar, se leía el resumen y en la reuniones de sociedad decían que lo habían leído.

Curioso el salto, de parrandas, rumbas y asilos, pasamos a los libros.

Te cuidas, me voy, tengo que estacionar mi BMW convertible. Quiero que la vecina del frente me vea conduciéndolo.

Sonia T. said...

Hola Fer,
Wow! Yo me voy unos dias y vuelvo y encuentro el racho revuelto, jajajaj. solo puedo decirles: Paz.

Ay los libros llaves maravillosas a otros posibles mundos!

Y si conozco mucho que les gusta alardearse ya sea con el carro o el libro. A esos los quiero lejos de mí porque te quieren robar la luz de la que carecen. Ojos con esos malvados seres.

Abrazo Fer.

Carolin said...

Si todos apreciáramos la riqueza que tienen los libros y como pueden ayudar a nuestra formación personal y profesional estoy segura que en lugar de ser el perro nuestro mejor amigo, lo seria el libro.