Saturday, December 19, 2009

Si yo fuera Tiger Woods

Si yo fuera Tiger Woods dejaría de disculparme ante el mundo, no pediría perdón por mis pecados (qué ironía que en algunos países que conozco no sería nada pecaminoso lo que el ha hecho), pararía de rogar para que me dejaran tranquilo y en su lugar me declararía culpable y me echaría encima toda la responsabilidad de lo que habría estado haciendo.

En vez de esconderme como parece ser la estrategia que ha decidido seguir, trataría de darle el frente a lo que ha estado ocurriendo y de alguna manera en vez de estar a la defensiva pasaría a estar a la ofensiva.

¿No es ese su estilo de jugar al golf, siempre llevando la delantera, la ofensiva?

Pero una cosa es el golf y otra la dura realidad. Su padre lo preparó desde pequeño para ser bueno en golf pero no lo preparó tan bien para ser bueno en el juego de la vida. Porque la razón por la que Tiger y muchas personas son buenas en su campo de ejercicio no es debido tanto al talento -o alguna que otra capacidad innata- que nadie niega ellos podrían poseer sino a la práctica a la que religiosamente se han sometido, pues al igual como Michael Jordan, Kobe Bryant, etc.,  la razón de su excelencia ha residido quizás más en haber encontrado la motivación para practicar en mayor medida que el promedio de los mortales. Por eso una entrada  basada en un artículo del New York Times en The Situationist unos meses atrás trataba de explicar el porqué la idea del talento como explicación del éxito estaba sobrevalorada.

Prestar atención de vez en cuando a lo que le ocurre a las celebridades no es como pudiera parecer un tiempo perdido pues tal y como nos lo señala Penelope Trunk, ellas nos proporcionan un marco para observar nuestra propia realidad. Los problemas a las que estas personas se enfrentan no son tan diferentes a los que nosotros, las personas comunes, nos enfrentamos. Por eso es de utilidad estudiar las biografías y de vez en cuando entrar en contacto con una que otra persona que se sale fuera del montón. La reflexión que emana de esas personas son el espejo que necesitamos para reflejarnos a nosotros mismos, nuestras fallas y toda nuestra humanidad.

Y volviendo sobre Tiger Woods yo creo que tratar de salvar lo insalvable es una estrategia que no da buenos resultados. Por el contrario, asumir que todo está perdido y que no hay nada que hacer excepto rehacer todo podría ayudarlo a encontrar el perdón que lograría sin estar en su búsqueda, a diferencia del perdón que  se le estaría negando por andar buscándolo.

20 comments:

Maribel said...

¿ Y si fueras la esposa de Tiger Woods?

¿ Y si fueras una de sus amantes?

Entonces ¿Qué harías ante el mundo?

Fernando said...

No puedo escoger ser todo el mundo. Hay algunos papeles que me interesa hacer más que otros. Y en base a esa selección pienso y actúo. Lo siento si no puedo poner en el lugar de esa gente..

Maribel said...

Bueno, como hombre es más fácil escoger un papel que apoye la poligamia. Se te puede entender perfectamente.

Fernando said...

Te vas querida Maribel por donde no debes. La celebridad en este caso es Tiger Woods no ninguna de las otras personas que mencionas que si no fuera por la asociación con él no tendrían el renombre que ahora tienen. Aquí nadie está defendiendo la poligamia ni mucho menos. Traté de explicar el porqué es interesante seguir a las celebridades (en este caso poniéndome en el lugar de una) apoyándome tambien en lo que dice Penelope. Es una lástima que no la puedas leer...
No puedo entender el porqué quieras que me ponga en el lugar de las otras personas cuando ellas no generan el mismo interés que genera Tiger....

Maribel said...

No te confundas conmigo Fernando. ¿Tú crees que si Tiger no fuera una celebridad tendría amantes? ¿Crees que podría tener ni siquiera a una mujer por amante? Por favor...

Aprovecha su celebridad para tener amantes. Digo amantes y no mujeres, porque si tuviera mujeres no importaria tanto como en el caso de que sean amantes, ya que se está riendo de una institución como es el matrimonio además de reirse de su esposa. ¿Crees que si no fuera por ser una celebridad él podría reírse así del "matrimonio"?

No se puede ser una celebridad para practicar la poligamia en una cultura donde la poligamia está prohibida.

Sheila said...

El primer párrafo me hace pensar en un hombre machista, quien no tiene que darle expliciones a nadie de sus actos ni pedir disculpas, pues es un macho, y a lo hecho pecho, y porque yo soy un hombre, y lo que yo hago está bien, y si no, también.

Sobre lo que dices del talento, leí un libro llamado "El Talento Nunca es Suficiente", de John Maxwell, que plante en su núcleo algo como lo que afirmas.

Sobre las vulnerabilidades de las celebridades, si, es cierto. Son tan humanos como los seres comunes y corrientes, con los mismos o peores pecados, con las mismas o peores falencias.

Sobre pedir perdón, creo que siempre hay que pedirlo, como muestra de que amamos a ese ser a quien le pedimos perdón. Cuando lo das todo por perdido habiendo fallado, la parte ofendida puede interpretar que no te interesa su perdón, que no consideras que te has equivocado, que no merece tu amor.

Fernando said...

Conoces Sheila la expresión que dice "amar es nunca tener que pedir perdón". Esa no me la inventé yo y en esa línea es que veo las cosas. Es muy fácil arrepentirse luego de haberse cometido el pecado... y pienso yo, y para qué cuando muy bien pudo haberse evitado en primer lugar...

Creo que lo mejor sería como tu dijiste en alguna parte no arrepentirse de los errores cometidos sino en aceptarlos y tratar de no repetirlos y eso es más importante, más significativo.

Sheila said...

El perdón, o el hecho de pedir perdón, tiene muchos ángulos desde los cuales puede ser discutido. No te niego la razón en tu posición. Cuando se ama de veras, no se tiene la intención de lastimar, de ofender, de dañar. Pero una vez cometido el hecho, sentirse perdonado, arrepentirse, reivindicarse y no volver a fallar son cosas sumamente valiosas, desde mi punto de vista.

Fernando said...

Es todo un ejercicio mental ponerse en el lugar de Tiger Woods y no es como se pretende sugerir que sea más fácil el hacerlo por ser hombre o que con ello estoy justificando lo que el ha hecho.

Nada más lejos de la realidad. Sus posiciones son injustificables. Su situación es indefendible, mucho menos por el tiempo que tiene haciéndolo. Teniendo todo y más de lo que alguien puede aspirar en la vida, parece que ello no era suficiente... Es una realidad deprimente.

Sin embargo como abogado del diablo que soy en este caso, decido ponerme en su lugar y así puedo pensar y ver qué podría hacer para salirme del atolladero en que me he metido y ninguna solución me parece más fáctible que la de acusarme a mi mismo, incriminarme y culpabilizarme; pensar y decir que no soy digno de que nadie me perdone porque yo mismo me condeno me parece una salida genial...

Maribel said...

¿Pero a quién va a pedir perdón ese señor por practicar la poligamia?

¿A quién? Vamos a ver, ¿a su mujer?, problemente su mujer puede perdornarle, quizás él mismo puede perdonarse a si mismo por no respetar el matrimonio, pero Dios no le va a perdonar, ¿Sabes por qué? Porque para que perdone Dios tiene que existir verdadero arrepentimiento y creo que no es el caso.

Seguramente "pedir perdón" seria para salvar la cara ante la sociedad, ante la galería que lo admira como celebridad.

Sin entrar en creencias personales a mi me gusta el tipo de perdón de Dios, el que se da cuando existe verdadero arrepentimiento.

Maribel said...

Si yo fuera la mujer de Tiger no le perdonaría porque no existe verdadero arrepentimiento, Tiger sólo quiere seguir siendo una celebridad sin ser cuestionado aunque el asunto se le ha ido de las manos.

No le perdonaría, sólo intentaría negociar un buen divorcio con una buena idemnización por daños y perjuicios por vulneración del Derecho al Honor, al estar expuesta a la opinión de todos por ser su esposa.

Si fuera una de sus amantes, aprovecharía la oportunidad para ganar dinero y contaría a los medios de comunicación cosas de tal celebridad. Si el dinero no entra por estar con la celebridad tendrá que entrar por otro sitio...

A fin de cuentas a eso se exponía Tiger cuando decidió tener amantes.

Todo esto le ha pasado por no tener principios y valores y pensar que por ser una celebridad todo está permitido. Si no fuera una celebridad todo esto no le hubiera pasado... (seguramente seria un fiel esposo)

Sheila said...

Tiger Woods tiene algo a su favor, como todos los hombres, y es que las mujeres estamos hechas para perdonar, para soportarle a los hombres sus infidelidades una y otra, y otra, y otra vez. Es un aprendizaje difícil de cambiar. Es muy probable que ella le perdone, y si no lo hace, es porque talvez esté pensando en su conveniencia económica en caso de divorcio, y todo lo interesante que ella puede volverse si eso se da.

Sobre su arrepentimiento, como dice Maribel, no creo que eso sea genuino. El está arrepentido ahora, porque sabe que puede perder su hogar, y muchos billetes si se divorcia. Perdonado y pasado un tiempo, vuelve a sus andanzas. La infidelidad es algo que los hombres no sacan tan fácilmente de su vida.

Lur, Carol, Bruhi,Carolinda, Ayawé the wolf, cola de ciervo, y se inventan más... said...

... igual este comentario resulta una bomba, peero, ya que todos hablamos "de oidas", también dicen que las mujeres se lo suelen montan mejor -más discretamente entre otras cosas- a la hora de tener amantes... en los paises occidentalizados claro.

Yo me pregunto con todo esto, hasta dónde llegan las responsabilidades y el derecho a juzgarlo públicamente por su vida privada... y no más bien que cada ámbito tiene sus jueces y leyes.

La sociedad Norteamericana suele ser muy reaccionaria ante escándalos "sessuales" y pasar olímpicamente de asuntos mayores como la violencia en grado superlativo. Y eso me da mucho-pero-mucho que pensar.

Por otro lado tampoco me da mucha pena el hombre este; los millonísimos que sacan los deportistas de élite llega un momento que lo consiguen por prestar imagen a productos vendibles. Si ahora tratara de salvar su imagen a toda costa, pudiera ser por dinero y ni siquiera por su buen hacer deportivo. La pena es que todos sus logros deportivos queden eclipsados por el asunto del que tanta peña habla.

Para mí es cosa entre su mujer y él. Y si ahora ha optado por desaparecer del Circo de los Romanos público, pues miren, feten.

(Y que conste que no he entrado en qué me parece el matrimonio, la poligamia ni la infidelidad, y cómo lo llevaría estando en cada uno de los papeles implicados ,que eso puede dar para tres libros, con una página por cada año de vida que aún me quede por vivir y observar-nos-)

Salutte!!

Fernando said...

Bravo Carolina!... que no estamos tratando ninguno de esos temas de la infidelidad, poligamia ni nada que se le parezca.., sino pura y simplemente un ejercicio mental como cualquier otro como cuando en los films y de hecho en la vida real tu tienes que ponerte en los zapatos del otro para adivinar cuál sería su próximo paso, etc. Ya sea que quieras atrapar a un ladrón, un asesino en serie en una película de suspenso, detectives, etc.

Lur, Carol, Bruhi,Carolinda, Ayawé the wolf, cola de ciervo, y se inventan más... said...

Hombre... entiendo que "los personajes públicos" según sean "sus ejemplos" y cómo sean valorados, como que dan pie a que sean tomados como referencias buenas?, malas?, regulares? quién sabe pero al fin y al cabo modelos reproducibles/emulables/justificantes y "justificiosos" (creo que acabo de acuñar un nuevo término sorryss jijiji) para otros casos
hasta
cierto
punto

y...
... supongo que por eso a muchas personas les "encorajina" (de dar coraje) según sean sus valores y según crean que pueden influenciar a un nutrido número de personas, incluso mucho más allá del momento actual, cuando va en contra de sus valores -si bien clarito los tienen, cosa loable hasta cierto punto-.

Será por eso...

Ahora bien, tanto "puro y simple ejercicio mental" que dice usté que hace... a veces, ¿sabes lo que me parece? que no sé tu implicación y tus verdaderas vivencias, aunque las intuya, sino más bien opiniones de cosas que recoge usté que pasaba por allí y ni fú ni fás de algo tenía que hablar...

llevo ya diciendote varios post atrás que me gustaría -pero es sólo una petición, no una exigencia- que en vez de tantos ejercicios mentales, para compensar también un poquito nos regales vivencias, o cosas, pueden ser chiquitas o grandes, que te afecten y explicitaras un poquito más eso.

No te pido que te "desnudes" en público ni que te mojes más de la cuenta, porque eso es una cosa como que muy personal y no lo encuentro ni que se deba hacer per sé, ni siquiera que sea lo deseable... pero sí saber más de lo que siente Fernando, qué le afecta,... además de darle vueltas por raciocinio a argumentos hacia un lado o hacia otro sin más, de temas que parece que usté solo los recogiera
así
como
por
casualidad

No sé si me expliqué pero lo intenté.

Bechukito casi navideño sha!

Daniel said...

Ohhhh Tiger!... A mi siempre me ha parecido un infelicito muchachito de Papa. Hay algo en su cara que me recuerda a esos "niños mascota" que siempre andan detras de las piernas de sus padres quienes los señalan orgullosos diciendo: "Ese es mi muchacho!!".

La Hipocrecia de siempre. Algo fallo en el sistema porque eso es lo que hacen todos, sean celebridades o no. La queja de Tiger deberia ser esa: "Lo siento señores, se ha descubierto que yo tambien cojo mujeres a diestra y siniestra. Es decir, que soy tan humano como todos ustedes, que es imposible para mi mantener mi impulso sexual dentro de las paredes de mi casa. Pido perdon porque esto se ha hecho publico y las reglas del juego dicen que: Todos esperamos que lo hagas, pero no que se sepa."

Tantos años de evolucion y los hombres y las mujeres haciendo siempre lo mismo y la sociedad respondiendo igual y etc., etc. etc.

El mismo sainete. Diferente tonada.

Daniel said...

y sobre lo de la fidelidad yo opino: no se supone que al primero que uno deba serle fiel es a uno mismo?

Maribel said...

Sobre la fidelidad tiene razón Daniel, hay que ser fiel a uno/una mismo/misma. Pero si piensas así, entonces no te cases ¿no?. Entonces, no prometas algo que no puedes cumplir. Y si lo haces,arriesgate a las consecuencias...

Eso es lo que se le reprocha a Tiger, que si quería practicar la poligamía tenía que haberse casado y vivir en otro país donde la poligamía se puede practicar y es aceptada por su sociedad.

Maribel said...

"Es decir, que soy tan humano como todos ustedes"

No sé Daniel, pero 200 amantes dentro del matrimonio me parece poco comparable...con el resto de humanos.

Daniel said...

La realidad es que la gente fornica mas de lo que el resto de sus congeneres sospecha. Los humanos nos escondemos para tener sexo. Creo que somos los unicos seres vivientes que hacemos eso. Solo cuando un escandalo se destapa es que se sabe, o se sospecha, la magnitud de la actividad sexual de alguien.

Por lo menos aqui en Santo Domingo, yo conozco muuuchaaa gente a la cual Tiger le queda chiquito... (hombres y mujeres) y en Italia, en Francia, en Inglaterra, Brasil, Quien no pega cuernos? Nadie, hasta que no se sabe...

Y en Espana? Por Dios!!! (perdonen el teclado).