Wednesday, May 19, 2010

Los caminos de la vida

Uno de estos próximos días se van a cumplir 3 años que se inició esta aventura de escribir un blog. Y ya no hay vuelta para atrás. Decidimos quemar las naves y adentrarnos en la espesura dentro de este terreno de exploración de la existencia en donde somos testigos de sus miserias y desventuras pero que incluyen también las bonanzas y alabanzas que encontramos en el recorrido y estamos en esto ya, repetimos, de manera definitiva.

La vida, sin avisarnos, nos lleva por caminos que nos son totalmente insospechados en sus inicios. El otro día Daniel se encontró con Jan Paul Olsen, uno de mis amigos de la universidad del que la distancia, los vientos contrarios y otras circunstancias me habían separado al igual que con el resto del grupo donde crecí de manera espiritual e intelectual.

La tecnología ayuda mucho en estos tiempos y hábilmente Daniel (mi hermano) hizo una llamada y el resultado ha sido varias conversaciones posteriores dónde nos hemos puesto al día de lo acontecido en los últimos años. Jan Paul ahora es profesor de la universidad y lo ha sido por más de 20 años. ¡Cómo pasa el tiempo! Y me decía que al igual que un amigo suyo que no anticipaba que en su caso el se dedicara al mundo académico y la docencia, tampoco él pudo imaginarse nunca que yo pudiera estar fuera de eso  y por el contrario dedicado más al mundo de las ventas y los negocios. El me veía con más inclinación hacia la academia y no voy a negar que en un tiempo yo también.

El viernes pasado cuando iba de camino a una fiesta "loca" organizada en cuestión de horas a través de facebook por una artista francesa (Soko) encontramos en la salida del Brooklyn-Queens Express Way (BQE) un señor con apariencia de estar entre sus treinta y cuarenta años todo desaliñado, vistiendo harapos, faltándole varios dientes y pidiendo dinero para comer a todos lo vehículos que se veían obligados a parar por la luz roja del semáforo.

En ese momento pensé que en un tiempo esa persona no era así; en un pasado no muy lejano el tenía todos sus dientes y probablemente la ropa que usaba era limpia. Imaginé las múltiples cosas que debieron haber pasado en su vida para haberlo llevado hasta donde el estado deplorable en que se encontraba ahora. Y quién sabe si talvez me equivoco y ahora está mejor que como estaba antes. Sí, ¿quién sabe?

Cuando se tiene un blog y se tiene la suerte de encontrarse con viejos amigos, uno los dirige hacia él para entre otras cosas ahorrarse palabras y mostrarle lo que se ha estado haciendo. Hice lo mismo con Jan Paul y parece que como resultado de lo que ha visto el no ha perdido las esperanzas de que yo todavía pudiera volver al mundo del que él me veía formando parte de manera estrecha e indisoluble.

Me parece que el tiempo es siempre quien tiene la última palabra pero ciertamente me veo más cerca de ese mundo del que creo nunca me he separado que de aquel representado por aquella persona sin hogar y desposeída de todo el orgullo y la dignidad que deberían ser inherentes en la vida de todos los seres humanos.

Sin exagerar y para eso los contrastes son buenos, creo que aún dedicado a otras actividades desligadas del trabajo intelectual, si se tiene la actitud y se crea la disciplina apropiada, esas otras actividades pueden muy bien servir y ayudar en proporcionar el material adecuado (y el dinero) para ver la vida en su justa perspectiva y bajo un ángulo más humilde, más real y desprovisto de todo los apasionamientos y engreimientos que pululan en algunos círculos académicos y de los que yo de ninguna manera he querido ni quiero formar parte.

6 comments:

Lur, Carol, Bruhi,Carolinda, Ayawé the wolf, cola de ciervo, y se inventan más... said...

¡Felicidades por el casianiversario de tu blog Fernando!

A ratos he echado hacia atrás para ir leyendo tus post que "me perdí", pues aunque te sigo en el día a día me "enganché" a tu café meses después de que fuera "inaugurado" :-)... y te encontré del modo más casual leyendo una entrada que me gustó mucho de Souza... qué cosas.

Un brindis, por este caminito vital que un día posibilitó que nos encontráramos. Y un beso claro!.

Fernando said...

Estás en el lugar perfecto para hacer el brindis y te sugiero que lo hagamos por todo el trayecto recorrido, por Patricia de Souza, por los que hoy nos acompañan o alguna vez nos acompañaron y por supuesto por ti y por mí y por los muchos recorridos que nos faltan todavía por hacer.

Lur, Carol, Bruhi,Carolinda, Ayawé the wolf, cola de ciervo, y se inventan más... said...

Eso, eso,¡¡pues ching-ching!! ((qué bueno que casi casi está siendo sincrónico Fernando!!!) ale, qué de exclamaciones jajajaj. Me hizo ilusión la coincidencia casi en el tiempo.

Fernando said...

Debes saber que existen también las coincidencias en la mente, dónde las personas piensan de manera cruzada la una de la otra sin que se produzca ninguna actvidad alterna que las confirme. Y realmente creo que no debería llamársele coincidencia a estos últimos casos, verdad?
Y te debo un beso que gustosamente comparto contigo

Lur, Carol, Bruhi,Carolinda, Ayawé the wolf, cola de ciervo, y se inventan más... said...

Verdad. Lo recojo y me lo pongo en la nariz. ;-)

Just Me said...

Feliz Cumple Blog :)

Gracias por las visitas