Sunday, May 2, 2010

Otros riesgos

"No es lo que dices sino el cómo lo dices", escribe Karen. O dicho de otro modo lo que se dice puede revelar aspectos del lenguaje que van más allá del simple contenido de las palabras expresadas.

La entonación, la manera de hablar y hasta la expresión (los gestos) se convierten todos en fieles marcadores y moduladores del mensaje que se intenta transmitir. Porque el lenguaje, la comunicación no es sólo palabras. Hay mensajes ocultos en ellas, metamensajes y siempre se puede hablar de las claves no verbales como reveladoras más fidedignas del contenido real de lo que se dice.

Y las cosas pueden complicarse aún más. Porque el hablante muchas veces quiere decir una cosa y el recipiente puede interpretar otra y como resultado se podría provocar una crisis de consecuencias insospechables como me cuenta un amigo le pasó a él luego de una conversación telefónica con una persona con la que comenzaba una relación.

Ella lo llama en la noche porque quiere reunirse con él, mas él le responde que está muy cansado y se va a acostar. No bien han transcurrido unas pocas horas se despierta sobresaltado al escuchar que lo llaman a gritos desde la calle. Y no es otra voz que la de ella muy contrariada y en medio del llanto, quién no se sabe si sintiéndose abandonada , celosa e imaginándose que quizás estaba con otra, no le creyó lo que él le dijo y se le aparece allí todo confusa y hasta sangrando por querer entrar a la casa en medio de la obscuridad y tratando de sortear los alambres de púas que hacen más difícil el acceso a la propiedad...

2 comments:

Anonymous said...

Es muy cierto que el tono de voz o la expresion del rostro puede cambiar totalmente lo que se dice o el receptor puede interpretarlo de una manera totalmente diferente a lo que se quiso decir.

Fernando said...

Me alegro que compartamos el mismo punto de vista querido-a anónimo-a. Es bueno saber que las palabras de uno encuentran eco en alguien y así lo expresan.

Muy encantado de que hayas pasado por aquí.