Tuesday, June 15, 2010

El Arte del Himalaya

En días pasados visité el Rubin Museum of Art, un museo dedicado a resaltar el arte y las culturas alrededor del Himalaya, las cuales han sido influenciadas y son representativas del Budismo y sus variantes en todos esos países y ese gran territorio que circunda los alrededores de esa cadena de montañas, es decir la india, la china y Nepal entre otros.

Son cinco o seis pisos de exposiciones y me salté dos o tres.

Puedo recordar claramente algunas cosas que me impactaron de esa visita como por ejemplo la exposición en el último piso "Remember that you will die" (Recuerde que usted se va a morir) en la que a través de pinturas, cuadros y libros se nos habla de la eventualidad de nuestra muerte. Se nos recuerda de manera vívida que cargamos o llevamos nuestro propio cadáver a cuestas y por mucho que  presumamos y mayores sean las conquistas que alcancemos nada podrá evitar que nos vayamos a morir. Se exhiben varios cuadros al estilo de Vanitas que nos hablan de la falta de significado de la vida terrenal y la naturaleza transitoria de la vanidad (según la traducción de Wikipedia) bajo la perspectiva de dos grandes religiones: la budista y la cristiana.

La segunda cosa que me llamó la atención fue la observación de que una pintura del tipo que vemos en cualquier  museo tradicional está casi siempre firmada y eso le da un gran valor a la obra si la firma le corresponde a un gran maestro, llámese Van Gogh o Matisse o Monet, etc.. En el caso de los cuadros, esculturas y otras obras de arte que se enfocan a las culturas del Himalaya y que algunas se pueden ver en exhibición en el Rubin, ninguna tiene firma. Son hechas por artesanos a los que por encargo se les ha pedido una obra centrada en algún tema de la religión budista y ellos así lo reproducen en sus creaciones artísticas sin tratar de ganar fama ni conseguir crédito por la realización.

También pude observar en detalle varios cuadros y esculturas en las que se presentan a dioses o semidioses dentro de la mejor tradición del Budismo con cuerpos perfectos y simétricos adornados con joyas preciosas y vestiduras costosas lo cual contrasta con las enseñanzas budistas que hacen énfasis en la humildad y el desinterés por las posesiones materiales. Una explicación dada refiere que los artistas intentan con esta lujosa apariencia externa de los personajes tratar de corresponder y reflejar los estados de perfección e iluminación internos de que gozan y en el que se encuentran las deidades. Lo externo vendría a ser un reflejo de lo interno de tal modo que no debe confundirse nunca con el significado que le damos a la apariencia en nuestras culturas en donde a final de cuentas y debido al énfasis que se le da, ella se convierte en un fin en sí misma sin mayor conexión con nuestros estados de satisfacción o bienestar internos.

3 comments:

Maribel said...

"Remember that you will die" (Recuerde que usted se va a morir)

Cuando creas que te queda muy poquito por estar aquí, empezarás a preocuparte por lo que encontrarás allí, en eso consiste el “budismo”.


Sobre “las enseñanzas budistas que hacen énfasis en la humildad y el desinterés por las posesiones materiales”, eso no es del todo cierto, depende del tipo de Budismo porque aunque el budismo sólo es uno hay muchos tipos de budismo dependiendo del lugar, por ejemplo no es el mismo budismo el de china que el de japón, o el de Corea, o que el de la India, aunque todo se engloba dentro de uno sólo.
Los adornos con joyas preciosas y vestiduras costosas es un tipo de budismo que creo que corresponde a Corea, según esto vestir con ropas costosas y usar joyas preciosas atrae todo tipo de suerte, salud, trabajo, etc, dependiendo también del tipo de piedra preciosa que se use. Todo esto es un estudio muy profundo y muy interesante.

Fernando said...

Gracias Maribel por tus valiosas observaciones sobre el tema. Creo que tienes razón y si mal no recuerdo (porque de verdad no le presté tanta atención a los detalles), sí se trataban de algunas pinturas/esculturas coreanas en las que se hacía ese señalamiento que planteas.

Daniel said...

Creo, que el Budismo me espera.