Thursday, April 28, 2011

¿Para qué sirven los deportes?

Me he estado haciendo esta pregunta desde hace bastante tiempo. En serio ¿para qué sirven los deportes? No me refiero a aquéllos, los pocos en los que decidimos incursionar, los pocos en los que somos actores y parte del juego mismo, más bien estoy pensando en ésos que nos quedamos mirando embobados frente a la televisión o en algún estadio,.... un momento, en los estadios no, porque allí vamos a emborracharnos, vamos a tomar cerveza al aire libre y no precisamente a ver los equipos jugar y al final poco importa si el equipo nuestro gana o pierde.

Estamos hablando de los deportes profesionales donde nosotros sólo somos participantes de manera lejana y vicaria y ya sea en un bar o donde ocurre de manera más frecuente, en nuestras casas, seguimos a un equipo X pegados a la televisión o la radio en el caso en que vayamos en nuestros carros y vivimos cada momento, nos retorcemos al compás de las jugadas sobretodo cuando no se nos dan, maldecimos a los jugadores por no actuar conforme a nuestras expectaciones, fallan un tiro o cometen algún error.

Qué es eso cuando de manera enfermiza nos identificamos con un equipo y un deporte y en vez de entretenernos lo que hacemos es sufrir de estrés, como si fuéramos nosotros los que estuviéramos jugando, participando de manera directa o ganando la millonada que estos tipos se ganan por hacer sus peripecias y acrobacias. Hey, es sólo un juego, no es una cosa de vida o muerte y porqué hemos de vivirlo como si en ello hubiéramos invertido todos nuestros ahorros.

Son de las cosas que mientras más la analizo más me hacen cuestionar la racionalidad de este modo de vida, este estilo social, este apego sin sentido. Al final de cuentas quien hace las jugadas no soy yo, ni siquiera un amigo, un familiar o alguien que conozca de cerca que hiciera valedera mi identificación con un conjunto o deporte cualquiera. Lo mismo con la boda real esa. ¡Qué locura!

El saber que las neuronas espejos (mirror neurons) que todos llevamos en nuestros cerebros son las responsables de esa identificación que hacemos con las figuras deportivas y las celebridades en sentido general, no me ayuda mucho a justificar el que dejemos de vivir nuestras vidas y las sustituyamos con el contenido de lo que hacen todos esos pendejos dentro y fuera del terreno de juego.

(Hmmm, estoy pensando que no es precisamente para pensar que tenemos la cabeza cuando sin cuestionar aceptamos como buena y válida locuras colectivas como estas).

15 comments:

Andsha said...

Bueno... yo, por ejemplo, los deportes que sigo suele ser para aprender o analizar mientras los veo a parte de disfrutar -por supuesto-...otra razón, es como dices, tomarte unas cervezas y disfrutar con tus gente de una pasión común.

Generalmente no sigo algo de lo que no sepa porque precisamente al no saber de él no puedo disfrutar...

Me surge la curiosidad, ¿ha perdido tu equipo? es que lo parece XD. El equipo del que eres es como tu amigo: compartes tiempo con él, sufres, disfrutas y hasta discutes con él.

Saludos!

pd: hay unos que dicen que tal o tal deporte es de "tontos descerebrados" o "sin sentido"... no lo comparto ya que si no le ves sentido, no lo veas pero no lo descalifiques porque si no lo disfrutas es porque no conoces su estrategia ni lo que han tenido que ejercitar los deportistas para llegar a dónde han llegado.

La desquiciada ente paciente de Mr. Obvious said...

O puede que lo hayas experimentado y hables con conocimiento de causa. Al final, como en todos los ámbitos, habrá deportes que te gustan y deportes que te desagradan. Personalmente, he probado el golf, he jugado en algún campeonato y tal -no os creáis que soy la leche-, y no por ello dejo de pensar que es un deporte de lo más absurdo. Para empezar ni puedes llevar chándal que es el atuendo más cómodo. Tienes hasta 457m para meter una bolita diminuta en un agujero de tamaño no muy superior. Encima, ni siquiera puedes ir hablando, echando unas risas.

Hablo con conocimiento de causa, conozco su estrategia, he tenido que meter muchas horas y sigo pensando que es absurdo jajaja! Hace algo que lo dejé a todo esto.

Por otra parte, dentro de unos límites, a mí me gusta pasar el rato con la familia o amigos gritándole a la televisión como si te estuvieran escuchando :)

Grace said...

Yo creo que ha parte de nuestro tiempo que empleamos en hacer cosas como apasionarnos por un equipo o algo así, intentar ser parte de algo con lo que en realidad no tenemos relación porque como tú dices no somos nosotros los que estamos ahí jugando... es algo parecido a lo que pienso de las series no tanto de las películas porque tomadas en conjunto son más cortas... dado que veo tantas series me ha dado por reflexionar por qué lo hago, porque es tirar mi tiempo observando unas vidas inventadas, mientras dejo la mía en suspenso aunque el tiempo no se quede en suspenso... pero bueno ese tipo de cosas tienen una cierta influencia en uno, es como una simulación de algo que sin que lo hagamos nosotros mismos y podemos tener una cierta reacción ante eso, que es mucho más intensa de lo que sería si en vez de una simulación fuera de verdad... así que es una pérdida de tiempo y no lo es al mismo tiempo


P.D. - Go Blue Jays!!!

Fernando said...

Eres curiosa Andsha. Pero no ha sido el que mi equipo haya perdido lo que me ha motivado a escribir este post. Ha sido más bien algo que he tenido en la mente y de hecho había comenzado a escribir recientemente pero no me había decidido a terminar. Lo que pasa es que sufro de sobreanalizar las cosas y al mismo tiempo me dejo envolver por ellas pero al final pienso que tal y como dice Grace puede ser tiempo perdido.
Pero con las películas y las series mi relación puede ser diferente pues es igual que como leer un libro: ellas te pueden hacer pensar y pueden hacer que veamos las cosas, la realidad de manera diferente, desde una nueva perspectiva.
Pero de qué manera puedo identificarme con un jugador de 7 pies (2 metros y tantos centímetros) encestando un canasto y enfrentándose a tipos rudísimos... Y todos los deportes profesionales van en esa misma dirección: gente con habilidades físicas extraordinarias haciendo cosas que distan mucho de la realidad de la persona común. Realizan un espectáculo pero no me beneficio en nada de las habilidades que ellos exhiben... sólo me convierto en un observador pasivo.. Al menos en los ejemplos que pone Grace yo siento que puedo ser uno de esos caracteres.

Y bien nadie cree que La desquiciada sea la leche. Vamos a ver, es la desquiciada que todo lo traspone y mira al verés, perdón al revés. Y lo que dices es cierto: te das cuenta qué tan estúpidos nos convierte mirar esos partidos por la TV, jajaja. De qué sirve gritarle a la tele como si te estuvieran escuchando? Y lo peor que nos puede pasar es que nos guste... Jajaja, me das la razón.

Fernando said...

Y lo siento mucho por ti Grace, los Blue Jays no van para ninguna parte. Ahora bien, los Yankees sí que van para algún lado, pero eso no es noticia: eso es la costumbre (por eso no impresionan).

Aquí nos vemos en el Yankee Stadium, chicas (yo pago las entradas).

Grace said...

por eso molan los blue jays! sabes qué esperarte de ellos igual que de los yankees, de hecho el único partido de baseball completo que he visto fue el de los blue jays contra los yakees cuando estaba en toronto y la verdad es que me encanta el baseball -y la juerga que se monta que aquí en los partidos no se monta esa juerga-, aunque aquí no se juegue

con lo de las series lo que tú has dicho era lo que quería decir yo, que al principio cuando me pongo a pensar sobre eso me parece una pérdida de tiempo pero luego lo piensas un poco más y te aportan mucho, como dije es como un simulador, te metes tanto en la serie que puedes tener unas experiencias internas muy parecidas a las que tiene el personaje y podemos aprender de eso, aunque obviamente si nos pasaran esas cosas sería una reacción como más intensa...pero claro que sirven para algo las series!! a mí la serie skins -la versión británica, claro- cada vez que la veo me llena de ganas de hacer algo con mi vida y de no ser un deshecho humano.. los deportes, pues no lo sé, la verdad que no aportan -al menos a mí- ese tipo de experiencias pero bueno como pasa tiempo está bien, lo que clama al cielo es más la gran importancia que se le da y que alguien sea un héroe y gane millonadas por saber botar un balón o darle patadas o pegarle con un bate a una pelota

Fernando said...

Lo dices, Grace, y no sabes hasta qué punto es así, lo de la juerga (o quizás sí). Por eso excluí de mi análisis las visitas al estadio porque lo que ocurre ahí es al margen del juego. El partido es la excusa para que todo el mundo se ponga en un estado colectivo de excitación y euforia. Te enteras de las jugadas cuando ya han pasado.
Lo de las series es así y dependiendo de qué tan buena pueda ser entonces nos identificamos más y más e influyen, ojalá, de manera positiva en uno. Y a propósito no conozco la serie, Skins.., tendré que documentarme para poder entender tu fascinación..

Grace said...

lo de la juerga?? es la leche!! yo había ratos en los que no me estaba enterando de lo que pasaba en el campo, entre la música, la gente... buff la verdad es que el ambiente era genial, a nadie le importaba que su equipo que como tú has dicho pues como que no es muy allá fuera a perder, porque quién no se espera que los yankees, que según entiendo yo son así como los mejores, contra los blue jays? xDD yo creo que en ese caso el deporte es una excusa solamente...

no conoces la serie Skins? hace poco han empezado con la versión americana pero en realidad es inglesa y básicamente trata de adolescentes de 17 años con problemas, que se meten de todo, hacen fiestas salvajes y parece que no les importa nada pero, al fin y al cabo son como una familia los unos para los otros

Andsha said...

comparto mi opinión con Grace... al final, de hecho, terminas hasta poniendo el ejemplo de una serie en algo de la vida real como si fuera algo parecido, te identificas con algún personaje y aprendes de él y sus errores aunque me temo que en la vida real los protagonistas no terminan juntos y no tienes banda sonora mientras hablas XDD

dije lo de que si tu equipo había perdido porque es lo que parecía =). Has dicho algo muy interesante en lo de "de qué sirve ver a un hombre de 2 metros haciendo cosas imposibles para el resto de los mortales..." quizás es porque ellos hacen algo con lo que soñamos y sus capacidades son las que anhelamos tener pero en general somos resultado de sueños frustrados de pequeños... no quiere decir que lo seamos en realidad pero así nos vemos (un bajito que quiere ser jugador profesional de baloncesto, un atleta con futuro en su juventud que por una lesión se quedó en las puertas...).

Sobreanalizar... ese pecado que nos tormenta en tantos aspectos... si te contara yo a ti... hahaha en este caso tanto sobreanalizar me está volviendo una soñadora insegura que le gustaría... bueno, eso mismo, una loca!

Fernando said...

Jajaja! Cuenta! -Andsha- cuenta. ¡Queremos saber! Este territorio no es enemigo, bien puede ser terreno neutral y si no lo es, entonces tira más para el lado alocado de la vida.

Pero en relación con las historias-series-películas hay que decir que la realidad se nutre de ellas y ellas se nutren de la realidad haciendo intersección la una con la otra. De hecho a cada rato escuchamos anécdotas dónde ésta supera a la ficción (dando por sentado que la ficción esta supuesta a llegar bastante lejos).
La ficción se enfoca mucho en el éxito pero también en los fracasos: y siempre hay que recordar que por cada éxito hay siempre numerosos tropiezos e historias tristes detrás (observaron que en la recién boda real los novios invitaron a la boda a sus ex. Se imaginan el sentimiento prevalente en esas personas, por esas relaciones fallidas).

Fernando said...

Skins, Ok!!! Sííí, ahora que la describes oí de la controversia que generó uno de los capítulos hechos aquí (no me parece que lleve el mismo nombre la versión USA). MTV es la cadena a cargo de la versión americana... Pero se me va a ser difícil verla pues no veo mucho ese canal. Pero en honor a ti puedo chequear y ver algrno que otro capítulo.
Y lo de los americanos con los deportes es absolutamente de locura (Has oído hablar de las Tailgate Parties? Son comunes con el fútbol americano, pero también con el soccer: son fiestas fuera o en las cercanías del estadio 5 o 6 horas antes de comenzar el partido). Pero a diferencia de lo que sucede en Europa los fanáticos de uno y otro team no se meten en pleitos (aunque recién, una pelea en el estadio de los Dodgers de Los Angeles entre fanáticos rivales dejó como resultado un muerto éste último del equipo de San Francisco).

Andsha said...
This comment has been removed by the author.
Andsha said...

:O qué desgracia lo del altercado con los aficcionados... A veces la gente lo vive con demasiada pasión para mi gusto... Si te soy sincera siempre he sido de Barça pero en la copa del rey al ver la actitud altiva -no muy común- de jugadores del Barça y seguidores hasta quería que ganara el Madrid... Soy más de baloncesto, por supuesto!

En cuanto a lo de esa cierta historia... hasta harta estoy yo de seguir igual... XD sí, en el comentario que he borrado lo ponía todo pero precisamente lo he borrado porque no me da igual todo hehe

Fernando said...

Nooo Andsha, eso es trampa... Tienes que dejarme saber... :) (a mí solo, cuéntame).

Andsha said...

hahahha es algo que te puedo contar porque a veces contar las cosas a un conocido-desconocido ayuda pero bueno, me temo que este no es lugar... puede que la casualidad juegue una mala pasada y dicha persona termine aquí mismo y lea todo lo que escribo... créeme que es como el sábado cuando quedé con una amiga y me encontró con los ojos cerrados, los cascos puestos y tocando a lo air-guitar hallelujah... lo peor es que estaba practicándola porque el bridge del final se me resiste pero me puse muy roja (no tanto como Grace)