Friday, May 27, 2011

Ultimátum

Me han dado un ultimátum esta tarde. Ni bien he podido disfrutar la cerveza que con tanto entusiasmo he pedido luego de almorzar. Acabé temprano de trabajar pero ha sido una semana de mucha labor. No saben con cuanta anticipación había estado esperando la llegada del fin de semana. El Lunes 30 es día festivo en los Estados Unidos pues se celebra el Memorial Day (último Lunes del mes de mayo), un día dedicado a honrar a todos los caídos en las numerosas guerras en las que ha participado esta nación.

Para los que trabajan en ventas como yo, el que haya un día libre en la semana significa el tener que comprimir en cinco las visitas que habitualmente les hacemos a los clientes en 6, o sea, la semana normal más el día de fiesta. Significa aumentar en una o dos horas diarias el horario habitual para tratar de cubrir ese día. Yo trato de al tercer día estar completo con el día adelantado. Pero eso cansa y los 2 días restantes aunque hago el horario de un día normal me siento un tanto hastiado física y mentalmente.

Por eso se puede entender fácilmente el estado de excitación que se siente de que sea Viernes. Son tres días libres que hay por delante y la idea es comenzar a 'celebrar', creando y preparando el ambiente desde temprano. Y así lo estaba haciendo cuando por mitad de la que sería la primera y última cerveza recibí la llamada con el ultimátum. A partir de ahí ni deseos me dieron de comprar más bebidas y se fue a la porra el sopor y el letargo con que estaba contando y que estaba tratando de inducir previo a irme a dormir la siesta.

- Es la última vez que te vuelvo a invitar para la parrillada en mi casa.

A esas palabras siguieron otras diciéndome que supuestamente algunas personas querían verme por ahí. Se trata supuestamente de ex-compañeros de trabajo de ella y míos cuando todos trabajábamos para la misma compañía hace unos años atrás. No quiso decirme quién o quiénes pero como no lograba convencerme me llamó altanero. La verdad es que esas personas ni siquiera están en mi Facebook lo que quiere decir que no son realmente mis amigas ni son para nada interesantes aunque no vayan a creer por eso que todos los amigos que tengo allí sean interesantes, pero es la idea.

El punto es que por cuestiones de trabajo veo gente a diario y mucha (no precisamente atractiva), entonces es justo que un día de asueto pues prefiera juntarme con personas que me inspiren y que no me aburran. Decir eso aunque sea de manera diplomática y envuelta pues no cae bien y el resultado ha sido que me han pronosticado el cómo he de terminar mi vida. Qué no le sorprenda a nadie: voy a terminar solo, olvidado, sin ninguna compañía. Eso me dijeron.

La verdad es que los chantajes y los ultimátums no funcionan bien conmigo o yo no funciono bien con ellos. Cuando me dijeron eso se me quitaron todos los deseos de comer parrillada y/o cualquier otra cosa que pudiera agregarse al menú if you know what I mean...

4 comments:

Grace said...

tienes suerte de que se me haya borrado el superlargo comentario que estaba escribiendo y de quedarte con la versión resumida...

en esta vida no estamos para perder el tiempo, porque la verdad no nos sobra para nada, de hecho no sabemos ni de cuánto tiempo disponemos porque no sabemos cuál es el final, así que como se dice, cada segundo podría ser el último... y yo como tú prefiero no rodearme de la gente que no me aporta nada (o me aporta cosas negativas, que también se da el caso a veces)... desgraciadamente esto lo entendemos -o lo empezamos a entender, es que somos humanos y nunca dejaremos de perder el tiempo- cuando nos damos cuenta de que hemos perdido muuucho tiempo...
mejor solo que mal acompañado, porque muchas veces la compañía de uno mismo es la mejor

Fernando said...

Debe ser lo contrario. Me habría encantado conocer la versión larga de ese comentario tuyo. Es muy infortunado cuando nos pasa, que se nos borra lo que hemos escrito y para no amargarme o ahogarme en la pena o la impotencia, lo que pienso es que talvez sea bueno, es una oportunidad que se nos ofrece para hacer un comentario mejor y/o ejercitar la memoria, para ver si somos capaces de recordar lo que habíamos escrito.
Lo que dices me lleva a reflexionar que observo muchísimas personas que están juntas, llevan vidas de parejas (de todos los tipos) pero todo está muy lejos de ser armonioso y yo me pregunto si vale la pena eso, que no es vida vivir así en tales estados de beligerancia o incomodidad que si no sería mejor buscar por otro lado o estar no acompañado (que no necesariamente es estar solo). Entiendo también que no todo el mundo tiene la habilidad de sentirse bien en su propia compañía y por eso hay gente que se deja abusar..

Anonymous said...

Después de tener muchos años vividos y algunos cuantos de esos con cierto nivel de independencia, emocional, física, económica, etc.. de algunos seres que han sido significativos en nuestras vidas, entonces vamos desarrollando destrezas de relacionamiento con cierta autonomía. Aprendemos que somos seres humanos con valor por nosotros mismos, con criterio propio, con cualidades interesantes, con vivencias únicas, con aprendizajes de por vida, con conocimientos de la vida o desde otro espacio, con decisiones propias... entonces aprendemos que el otro ha de respetar nuestros espacios, nuestras decisiones, ha de respetar nuestros estados de ánimo inclusive.
Han de entender los demás que no necesariamente tenemos que pensar como él (ella) piensa, tenemos que hacer lo que hacen, tenemos que disfrutar en el justo momento que ellos de cosas o ambientes que en otros momentos o circunstancias nos podrían ser placenteros.
Cuando uno entiende que "yo soy yo y tú eres tú", se puede vivir en mayores posibilidades de experimentar armonía. Estoy contigo en la parte de , a esta altura de juego, no convivir con las amenazas ni los chantajes. Es mejor tratar de persuadir al otro, de convencerlo respetuosamente, cariñosamente si se quiere. Y de paso, conociéndote, no has de terminar tu vida solo, porque a pesar de que has experimentado las partes buenas y no tan buenas de la soledad, has vivido mucho "en compañias"... has sabido "acompañar" a muchos en tu largo caminar, has sabido elegir "tus compañias". Eso creo, desde la distancia física que nos separa. No vivimos tiempos de ultimatum.

Fernando said...

Gracias Olga por el soporte que me das pero esa es una ilusión, el creer que no estamos solos. Siempre lo estamos, aún cuando gozamos la compañía de terceros y nos empeñamos en creer que compartimos las mismas cosas. De hecho es difícil saberlo, imposible me parece, pues aún haciendo el mejor esfuerzo para hacer que las palabras transmitan nuestros sentimientos, ellas no significan lo mismo para todas las personas y por tanto es un sistema muy precario para identificar la comunión de ideas y sentimientos que evite la sensación de estar predicando en el desierto... Por eso siempre estamos en esa búsqueda, de manera eterna, buscando lo que nos completa, infructuosamente y a pesar de ello lo seguimos intentando, no descansamos detrás de un ideal que de hecho es inalcanzable.