Friday, December 30, 2011

Lo esencial

Tantas cosas que hacemos en la vida que hasta se nos olvida el porqué existimos... Lo esencial de la existencia se pierde en detalles mundanos, intrascendentes, irrelevantes.

Nos podemos volver hedonistas, vivir para el placer de los sentidos, del cuerpo, la carne, tratando de darle satisfacción a nuestros instintos primarios y a pesar de ello nada es suficiente para aplacar nuestra sensación de vacuidad. Por más que lo intentamos y ensayamos con esos y otros métodos, no logramos sentirnos del todo satisfechos, realizados, completos.

Por un momento nuestras rutinas y afanes cotidianos pueden distraernos, de hecho, buscamos divertirnos, recrearnos, tratando de encontrar eso que le da sentido a la vida y llegamos a convencernos de que en el trabajo o el entretenimiento podemos conseguir eso, pero no, no es ahí que se logra alcanzar la meta.

Creo, sin embargo, haber encontrado una respuesta satisfactoria a esa necesidad nuestra de encontrarle sentido a la vida. A través de mi recorrido personal por ella puedo decir que he descubierto qué es lo que buscamos, qué es lo que nos completa, qué es lo que le da sentido a nuestra existencia.

Pero es tan elusivo, tan difícil de reconocer y encontrar que si tenemos suerte y logramos descubrirlo a tiempo debemos dejarlo todo y seguirlo a cómo dé lugar.

Sé que voy a parecer un poco cursi, quizás hasta afectado, pero es fin de año y comienzo de otro, tiempo para reflexionar y plantearse objetivos y entonces creo que no debe haber otro mayor que tratar de conseguir éste.

Sí señor, aquí lo tengo. Lo que todos buscamos, lo que nos mueve, nos completa, nos llena, aunque no siempre lo tenemos del todo claro, se llama, no tiene otro nombre, es: El Amor, L'Amour, Love...

4 comments:

Anonymous said...

Qué buena conclusión al cierre de un año. Coincido contigo, el amor, visto desde un ámbito pequeño y particular hasta otro grande y colectivo... es lo que desata y mueve energías en nosotros los seres humanos. Me animo a seguir pensando en ésto y hacer un recorrido en nuestras vidad por las experiencias de AMOR, pequeñas y grandes, presentes o casi olvidadas y recrearme en ellas, convencida de que es imprescindible seguir AMANDO. O.M.

Fernando said...

Me encantó ese comentario Olga M. No tiene ningún desperdicio.

Qué en este nuevo año se cumplan todos tus deseos!

Lur, Carol, Carolinda, Ayawé the wolf, y se inventan más... said...

... es invisible a los ojos, pero de vez en cuando lo palpas, sí. :-)))

Fernando said...

Y es imposible no sentirlo cuando está ahí independientemente de los esfuerzos que hagamos por ignorarlo, ridiculizarlo o racionalizarlo, minimizarlo, soslayarlo.