Wednesday, December 26, 2012

Asignaturas pendientes

¿Qué hubiera pasado si el mundo se hubiese acabado el 21 de Diciembre del 2012? Por lo pronto no hubiera escrito esta entrada ni nadie hubiera tenido la oportunidad de leerla.

Aunque fuera tonto el suponer que el mundo iba a finalizar ese día, no lo es el hacer suposiciones en base a si de repente el mundo se nos acabase a nosotros. De hecho el mundo se termina para cada persona que muere a cada instante por cualquier circunstancia.

Hacer ejercicios de este tipo nos ayuda a establecer prioridades y nos señala el camino hacia donde dirigirnos. ¿Qué es lo que realmente importa en este mundo? ¿Estamos preparados para lo que puede ocurrir en cualquier momento? ¿Qué cosas tenemos pendientes y quisiéramos resolver antes de partir definitivamente?

Son preguntas obligadas para quiénes no le gusten las sorpresas y debemos hacérnoslas a la menor brevedad posible. Y si está a nuestro alcance, debemos también tratar de darles una respuesta satisfactoria lo más rápido que se pueda.

Es un tema que exploramos con mucha frecuencia una amiga y yo. Antes de mudarme a New York, creí haber resuelto todos los problemas de este tipo y supuestamente estaba preparado para todo, hasta para lo peor. 

En los últimos tiempos no estoy tan seguro. Uno se encariña con ciertas cosas, con el cuerpo, con la vida y sobretodo se convierte en una víctima de los afectos que por doquier se manifiestan en una u otra dirección.

No comments: